Al menos 14 pasajeros están aislados por el hombre que viajó contagiado y no lo informó

OCULTO.JPEG

La mayoría había ido a EE.UU a vacunarse y todos están bajo seguimiento.

Santiago Solans Portillo ocultó los síntomas para viajar. Está detenido y aislado en un hotel. Declara este miércoles.

Natasha Niebieskikwiat

La detención en el aeropuerto internacional de Ezeiza del joven Santiago Solans Portillo, acusado de tomar un vuelo internacional ocultando que era Covid positivo y de resistirse también a los procedimientos migratorios y policiales que enfrentó, puso en alerta al sistema sanitario. Será sometido a declaración indagatoria este miércoles por el juez federal de Lomas de Zamora, Federico Villena.

Ocurre que entre Migraciones, Policia Aeroportuaria y Sanidad debieron salir a la búsqueda de los contactos más cercanos que pudieron estar con Solans Portillo durante el vuelo de American Airlines 931, que cubrió la ruta Miami-Buenos Aires entre la noche del sábado 1° de mayo y el domingo 2. Al menos 14 pasajeros quedaron en la mira de Salud.

Esos 14 pasajeros son los únicos ubicados hasta el momento por el ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, luego de que Salud de la Nación alertara quiénes podían ser, por los datos que a su vez envió Transporte con la información de la Aerolínea y Migraciones.

​Desde la cartera del ministro Fernán Quirós indicaron a Clarín que entre los 14 pasajeros aislados por posible contacto con Solans Portillo, la mayoría eran argentinos que dijeron haber ido ido a vacunarse a Miami. Además, informaron no tener síntomas de COVID, lo que decantará igual con el transcurso de los días. Todos deben cumplir al menos siete días de aislamiento obligatorio en sus domicilios. Si cumplido ese plazo no tienen síntomas, deben someterse a un hisopado.

Se desconoce aún si hay otros pasajeros que pudieron entrar en contacto con el joven, ya que la investigación está abierta. Y este miércoles será ampliada por Villena.

Solans Portillo está en cuarentena por Covid positivo en un hotel de la calle Libertad al 1000, de Recoleta. Pero además está detenido y puede tener que enfrentar cargos del artículo 202 del Código Penal, que estipula entre 3 a 15 años de prisión a quien propague una enfermedad contagiosa.

"No voy a dar declaraciones sin mi abogado. Todo lo que pusiste en la nota es mentira", le dijo este lunes Santiago a Clarín, sin querer explicar qué sería mentira y qué verdad, hasta que no lo diga su defensor.

Durante el breve intercambio, el hombre de 29 años, afirmó que se sentía "muy mal", que sigue teniendo fiebre, pero que tiene asistencia médica en el hotel sanitario donde fue alojado. Es uno de los establecimientos que el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires dispuso para los pacientes que vienen desde el exterior y deben hacer cuarentena por no contar un lugar propio para aislarse.

Santiago viajó el sábado a la noche en el vuelo de AA de las 20.45 con resultado de PCR positivo, que no habría informado en su declaración jurada. Ocurre que apareció con un certificado de una clínica que decía que no tenía síntomas compatibles con la enfermedad. Sin embargo, las cámaras térmicas de Ezeiza detectaron que tenía más de 38 de fiebre, y al separárselo de la fila, la documentación que había presentado tenía irregularidades.

El domingo le hicieron test de antígenos y PCR, que dieron positivo. Y fue así como se dispuso su detención. "Por un irresponsable y egoísta hoy corren riesgo 200 personas que viajaron haciendo lo correcto. Esta persona está detenida y tiene una situación judicial complicada que se agravará drásticamente si alguno de los pasajeros desarrolla síntomas en los próximos días. Le podrían caber hasta 15 años de prisión", dijo el domingo la directora de Nacional de Migraciones, Florencia Carignano

SC
CLARIN

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

Pinturería Todo Color

© 2017 - 2021 Todos los Derechos Reservados - Diseño: IN-CO-NE