Fiesta clandestina en Nordelta: “Están intentando hacer un estado comunista”, dijo el abogado de los detenidos

NORDELTA.JPEG

Cuatro personas, entre 43 y 49 años, fueron aprehendidas el fin de semana por intentar atacar a los uniformados que participaron del operativo para desbaratar el evento en el barrio privado El Yatch

Cuatro personas fueron detenidas este fin de semana en el country El Yatch de Nordelta por intentar atacar a los uniformados que desbarataron una fiesta clandestina de la que participaban. El abogado que los representa consideró hoy que el decreto que prohíbe este tipo de eventos es inconstitucional. “Acá se está vulnerando la libertad y la propiedad privada, están intentando hacer un estado comunista”, comentó, en diálogo con Radio 10, el letrado Martín Gutiérrez.
Los cuatro detenidos tienen entre 43 y 49 años, según información del Ministerio de Seguridad bonaerense, y participaban de una fiesta a la que concurrieron aproximadamente 70 personas, con tragos, música y DJ en vivo. Todo ello a pesar de la disposición nacional que limita las actividades sociales en domicilios particulares y que reduce los encuentros al aire libre a un máximo de 10 personas.
“Mis clientes no reconocen ningún error, no hay ningún error. Porque el señor estaba en un ámbito privado, gozando de la libertad que la constitución le otorga. El decreto es inconstitucional, es un mamarracho jurídico, lamentablemente las Fuerzas de Seguridad están obligadas a cumplirlo”, comentó Gutiérrez.

El letrado le restó incidencia a la pandemia de coronavirus e indicó: “Veo que están contando los muertos todos los días, la realidad es que la gente se muere de muchas cosas. Hace un año y medio que le están dando rosca a esto, no dejan salir a la gente. El decreto le establece un tiempo de libertad: a las ocho te quedás en tu casa”. Incluso, se llegó a preguntar: “¿Cuál es el fundamento científico del decreto?”.

Luego del operativo del fin de semana, circularon videos en redes sociales que mostraron la reticencia de algunos de los participantes de la fiesta a ser controlados por los efectivos de la Estación de Policía Departamental de Seguridad de Tigre y de la Inspección General del municipio.

“Estoy saliendo de mi casa y todo un operativo... ¿Quién los autorizó a ustedes a entrar en el barrio sin una orden de allanamiento?”, se quejó uno de los asistentes. “¿Quién los autorizó a entrar? Esto es privado. Ustedes no pueden entrar acá, no están facultados a entrar al barrio”, insistió el hombre, quien filmaba el procedimiento con su celular, mientras desoía las explicaciones de quienes llevaban adelante la tarea de control.

LA NACION

 

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

Pinturería Todo Color

© 2017 - 2021 Todos los Derechos Reservados - Diseño: IN-CO-NE