Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta: diferencias por las listas y por la genética de la oposición

MACRILA.JPEG

El ex presidente y el Jefe de Gobierno no disimulan sus diferencias sobre los candidatos que quieren en la Capital y la Provincia.

Aún en la manera asordinada en que suelen tramitarse los conflictos en el PRO, Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta establecieron de manera casi pública sus diferencias sobre el modo en que deben integrarse las listas electorales para este año en Juntos por el Cambio.

En rigor, no están discutiendo solo sobre quiénes deben ser los candidatos a diputados nacionales en la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires: debajo de esa divergencia está también la percepción sobre sus propios futuros como dirigentes políticos y sobre la conformación y el perfil que debe tener Juntos por el Cambio en los años que vienen.

Macri no quiere que el conflicto, o la interna entre Rodríguez Larreta y él, por llamarlo de otra manera, se resuelva este año. El ex presidente cree que, tal como le dijo a Clarín su amigo Carlos Melconian, la elección que viene "es la más importante de los últimos 40 años". "Si Cristina gana esta elección, avanza más sobre la Justicia y yo termino como los opositores de Nicaragua", suele decir Macri a quienes lo visitan, combinando la preocupación por su porvenir personal y el panorama que se le presenta, según su óptica, al país. Su idea es que, en este contexto, quien fue su mano derecha en la Jefatura de Gobierno bien puede postergar hasta el año próximo su lanzamiento como candidato presidencial.

Macri se queja de la indefinición de María Eugenia Vidal -que en los próximos días anunciará si será candidata en la Capital o la Provincia de Buenos Aires- y dice sin disimulo que prefiere que la ex gobernadora juegue en el distrito más poblado del país y no en la Ciudad. "Es la mejor candidata que tenemos ahí, cualquier otro viene un escalón más abajo", sostuvo el ex presidente esta semana en una de las charlas que mantuvo en sus oficinas en Olivos.

Según los dirigentes que siguen acompañando a Macri tras su salida de la presidencia, la decisión de Vidal -que tiene agendado un almuerzo con Macri a su regreso de Estados Unidos- tiene que servir para que Juntos por el Cambio consiga el mejor resultado posible en la Provincia. El ex presidente cree que el pase de Diego Santilli al otro lado de la General Paz no aporta mucho a la oferta del PRO y que, además, deja enojados a los intendentes macristas del Conurbano, especialmente a Jorge Macri, que ya dijo varias veces que tiene interés en saltar desde Vicente López a la gobernación bonaerense.

No es lo mismo que cree Rodríguez Larreta. Aunque el jefe de Gobierno también considera que esta elección puede ser determinante para su futuro personal, su convicción está atada a otro razonamiento.

Rodríguez Larreta se convenció de que llegó la hora de dar señales de que pretende transformarse en el jefe del espacio político que fundó Macri. En su entorno consideran que Rodríguez Larreta tiene que construir sobre la base de Juntos por el Cambio pero agregar "algo distinto" a la coalición. "¿Si no armamos algo diferente, para qué queremos llegar a la Presidencia?", explica un dirigente que juega para el jefe porteño pero ahora desde el refugio del anonimato.

Rodríguez Larreta le dijo a su equipo que no tiene intenciones de resignar el primer lugar de la lista de diputados nacionales en la Ciudad a manos de Patricia Bullrich. "Yo no puedo dejar de poner el primero de la lista en el distrito que Gobierno: lo hacen todos los gobernadores", le explicó a un hombre de su equipo político para justificar por qué le había pedido a Vidal que sea candidata en la Ciudad.

En una de las charlas que mantuvieron en las últimas semanas, Rodríguez Larreta desplegó un argumento diferente ante Macri: le dijo que con Vidal como candidata podrían conseguir "un diputado más" en la Ciudad, porque la ex gobernadora tiene un techo mucho más alto que la presidenta del PRO. El ex presidente agrega una sonrisa socarrona cuando relata esa conversación en la intimidad.

La idea del jefe de Gobierno es que una PASO "interesante" en la Provincia puede ser beneficiosa para Juntos por el Cambio. ¿Qué es una PASO interesante para el grupo que rodea a Rodríguez Larreta? Una competencia entre Facundo Manes, Diego Santilli, Elisa Carrió y José Luis Espert. Macri, aunque hace una semana le dijo a Manes en una conversación privada que con el apoyo del radicalismo está en condiciones de superar al PRO, considera que todos ellos están un escalón por debajo de Vidal.

¿Cómo se resolverá esa disputa? Ni Macri ni Rodríguez Larreta consideran deseable una interna entre distintas listas del PRO. "Una cosa es una PASO con los radicales y otra que nosotros mismos no podamos ponernos de acuerdo. Eso no es normal", suele decir Macri. Esa coincidencia se termina cuando empiezan a mencionar los nombres de las cabezas de listas, y la discusión permanecerá hasta que consigan diagramar una salida que no deje en evidencia una derrota en la interna para alguno de ellos.
CLARIN

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

Mariano Hormaechea

© 2017 - 2021 Todos los Derechos Reservados - Diseño: IN-CO-NE