Algo más en el acto de vacunar, y vacunarnos

ACTO.JPEG

Amabilidad, cumplimiento, organización....Y la lista podría aún extenderse más si nos lanzáramos a una descripción minuciosa que (preciso es reconocerlo) ¡no suele acompañar las propuestas sociales de nuestra amada patria!


Magdalena Ruiz Guiñazú
Parecería (según nuestra incierta memoria) que mucho tiempo atrás alguien advirtió a los argentinos que la organización y el buen trato eran fundamentales en la recuperación de una salud maltrecha. Mucho tiempo atrás, decíamos, porque hoy (años más tarde) nos sorprende gratamente la exactitud con la que este país nuestro se defiende ante una pandemia que parece hundirse en un profundo misterio.

Y usamos este calificativo enigmático porque el mundo de hoy, azotado por sucesivas olas de esta tenebrosa dolencia, parece buscar trabajosamente (sin hallarla) alguna explicación. Y aquí surge la nuestra.

En el mundo maltrecho del dolor se extiende un amplio campo de batalla en el que fórmulas varias (que llevan el apodo de “vacunas” sin que sepamos exactamente contra quiénes nos defienden) aparecen como una aparente solución para sobrevivir a un final que se presenta como ineludible.

Por eso es sólo justicia (dejemos a un lado el cariño y la bondad) inclinarse ante una sociedad que con bondad, cariño y un orden sorprendente intenta aliviarnos con el afecto y el buen trato.

Hemos podido comprobar que el respeto por el tiempo ajeno hermanado con palabras y alguna sonrisa han hecho el milagro de transformar dos dosis (más allá de las promesas) en una forma de vivir.

La Rural, San Lorenzo, Vélez Sarsfield, Luna Park, Hospital XX ó Recoleta han dejado de ser solamente nombres y palabras. Con enorme agradecimiento debemos entonces reconocer la fuerza que ha surgido de quienes con su tiempo y buena voluntad colman de orden y actividad estos nombres.

Estos nombres y lo que se brinda allí, han demostrado que la consideración eficiente no sólo puede salvar una vida sino estimular la posibilidad de luchar contra aquel maleficio que recién aparece en la Historia del Hombre y al que una respuesta de amor, orden y respeto devuelve la esperanza de ser comprendido y respetado para siempre.

Al ejemplo de los voluntarios de estas segundas dosis, seguramente alguien habrá de reconocerles cuánto significa una verdadera entrega de sí mismo.
CLARIN

 

 

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s
© 2017 - 2021 Todos los Derechos Reservados - Diseño: IN-CO-NE