Scioli, Vidal y Santilli: la elección en medio del Covid

SCIOLIVIDAL.JPEG

El Gobierno mide al embajador en Brasil. Y Larreta apura las definiciones de sus candidatos en Provincia y CABA.

No se trata sólo de vacunas. Mientras cuentan la cantidad de contagios por Covid, lamentan la cifra de muertos y buscan resucitar la negociación con Pfizer para ocultar el papelón de no haber abierto la compra de dosis a todos los laboratorios del mundo, el Gobierno empieza a mirar cada vez con más preocupación las elecciones legislativas.

Está a punto de lograr un acuerdo con Juntos por el Cambio para que las PASO y las generales se hagan un mes más tarde de lo previsto. Pero eso no resuelve el problema principal. Quienes serán los candidatos del oficialismo que ayuden a remontar una batalla electoral en medio de la pandemia, una inflación más alta que la suba de los salarios y un país que va camino a tener la mitad de su población bajo la línea de pobreza. Cuando Alberto Fernández mira el book del Frente de Todos se encuentra con una escasez franciscana de figuras atractivas.

Por eso, es que empiezan a mencionarse algunos nombres que, hasta ahora, nadie tenía demasiado en cuenta. El primero es el de Daniel Scioli, ex diputado, ex ministro de Turismo, ex gobernador bonaerense, ex candidato presidencial y ahora embajador en Brasil. Lo están midiendo en la Ciudad de Buenos Aires en la búsqueda de un piso electoral razonable dentro de un distrito dominado políticamente por la oposición. Allí hizo una buena elección Matías Lammens en 2019, pero nadie quiere moverlo del gabinete. Lo mismo cuenta para Gustavo Beliz, otro peronista porteño que prefiere seguir cerca del Presidente.

A Scioli no le faltan dolores de cabeza con la misión imposible de encarrilar la relación siempre tensa entre Alberto y Jair Bolsonaro. Y la única frase con sabor electoral de los últimos tiempos la pronunció cuando María Eugenia Vidal lo criticó en su libro. “Si Vidal va de candidata en la Provincia, yo también puedo ir para competirle”, dijo, en tono de broma según explicó después. Se convirtió en un soldado de la política con los años y le ha puesto el cuerpo a cada sacrificio que se le pidió. Hizo campaña sin una queja incluso cuando Cristina lo mandó, castigado, de quinto candidato a diputado nacional en el 2017.

El Gobierno tampoco la tiene fácil en la Provincia. El candidato del Presidente siempre ha sido Santiago Cafiero, aunque sus incursiones permanentes en la grieta y bien cerca del kirchnerismo le han restado en las encuestas el plus albertista de la moderación. Hay quienes no descartan al canciller Felipe Solá, pero todos saben que en el distrito las listas se armarán al paladar de Cristina y Máximo Kirchner.

La Vicepresidenta y el diputado tienen en mente candidatos de la nueva generación de dirigentes donde ubican a la titular del PAMI, Luana Volnovich, y a la de ANSeS, Fernanda Raverta. El dilema es cómo acomodar las figuras en una elección que se presente muy complicada. Allí es donde puede aparecer Sergio Berni, el ministro de Seguridad que ya tiene partido propio para el caso de que la apuesta oficialista no lo ubique donde él pretende.

Tampoco está fácil la situación para Juntos por el Cambio. Es cierto que la ofensiva de Alberto por las escuelas le regaló a Horacio Rodríguez Larreta un escenario impensado. “Lo convertimos al Pelado en Sarmiento”, se lamenta un funcionario importante. Pero el Jefe de Gobierno porteño siente también que tiene que aprovechar este momento para acelerar las definiciones. En un encuentro con intendentes del PRO, esta semana fue contundente. “Es María Eugenia en la Provincia y Diego en Capital o viceversa, y al que no le guste que vaya a internas; no tenemos más tiempo para boludeces”, les dijo sin pestañear sobre el tándem Vidal-Santilli.

Tendrá que lidiar con la resistencia de Patricia Bullrich, que recorre el país anunciando que será candidata en la Ciudad y que enfrentará a quien se le ponga en el camino. Eso para no hablar de otro enigma: el de Mauricio Macri. El ex presidente no ha dado señales de querer postularse pero cuenta con un capital inestimable en política. Nadie sabe con certeza si, entre sus planes, está el desafío de volver a rendir examen ante la misma sociedad que lo rechazó hace dos años.
CLARIN

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

Pinturería Todo Color

© 2017 - 2021 Todos los Derechos Reservados - Diseño: IN-CO-NE