Coronavirus: el ranking de las mejores y peores provincias en testeos, vacunas, contagios y muertes

RANKING.JPEG

El análisis, hecho en base a datos oficiales, incluye también el gasto en salud y cómo se traduce en las camas de terapia de cada distrito.

Adriana Santagati

Un reciente ranking de la compañía estadounidense Bloomberg situó a la Argentina como el tercer país que peor gestionó la pandemia, sólo superado por Polonia y Brasil. Ahora bien, fronteras adentro, ¿cómo fue esa gestión entre las provincias? ¿Cuáles son las que tuvieron mejores y peores indicadores hasta este momento?

No existe un índice que cruce distintas variables para dar un score a nivel local, pero se pueden analizar distintos indicadores para poner la lupa sobre algunos puntos clave: contagiados, fallecidos, vacunados, testeos e infraestructura sanitaria.

Un informe elaborado por la Fundación Alem --la organización de análisis de temas públicos de la Unión Cívica Radical-- al que tuvo acceso Clarín desglosa esas distintas variables.
De la región al Interior

El informe compara las estadísticas argentinas con la tabla regional. Argentina se encuentra tercera en cantidad de casos (detrás de Panamá y Brasil) y sexta en muertes (detrás de Brasil, Perú, México, Panamá y Colombia) y en testeos (detrás de Chile, Uruguay, Panamá, Perú, Colombia), siempre por cada 100.000 habitantes.

La comparación también toma en cuenta una variable económica: el Producto Bruto Interno Real, que cayó en los 17 países analizados. El nuestro es el tercero en el que más pronunciada fue la caída (-10) detrás de Perú y Ecuador.

Al empezar a mirar en la situación de las provincias, los gráficos muestran la disparidad entre jurisdicciones y también la gran fragmentación del sistema de salud. En Chaco, Formosa y Santiago del Estero, 6 de cada 10 habitantes cuentan exclusivamente con la cobertura de salud pública. En la Patagonia, en tanto, son la minoría los que sólo tienen cobertura pública: 24% en Santa Cruz, 29% en Tierra del Fuego y 33% en Chubut.

En la Patagonia se encuentran también varias las provincias que más dinero destinan a salud en relación a su población. Tomando el gasto per cápita en 2017 y actualizado a la inflación 2021, Santa Cruz invierte $ 8.128, Tierra del Fuego, $ 6.711 y Chubut, $ 3.782.

Las provincias que menos destinan son Buenos Aires ($ 1.116), Misiones ($ 1.162) y Mendoza ($ 1.310). Capital está en el lote de las cinco con más inversión ($ 4.908)

Sin embargo, a pesar de los recursos en el área de Salud, es llamativo que Santa Cruz y Tierra del Fuego están entre las que tienen menor cantidad de camas en relación a su población. Tierra del Fuego comparte el primer lugar en ese ranking negativo junto a San Luis (351 habitantes por camas) y en Santa Cruz la relación es de 283 personas por cama.

Al poner el foco en las camas para pacientes críticos, el estudio relevó la cantidad de camas de terapia intensiva tanto para adultos como pediátricas y las camas de cuidados especiales, que brindan un mayor de nivel de complejidad que una internación simple para hacer un seguimiento continuo del paciente sin ser una UTI.

La provincia de Buenos Aires reúne el 29,1% de esta infraestructura de todo el país, pero la relación es de 25,75 camas por cada 100.000 habitantes, menos que la media nacional (34,26). No obstante, hay provincias donde la relación de camas de cuidados intensivos en relación a su población es aún más baja.

En Tierra del Fuego hay 15,76 camas por cada 100.000 habitantes, en Misiones 17,26 y en Entre Ríos, 20,59, según un cálculo hecho por Clarín en base a los números absolutos de camas del informe. ¿Las que tienen más disponibilidad de este recurso? En Capital hay 97,54 camas por cada 100.000 habitantes, en Neuquén, 61,86 y en Catamarca, 57,76.
Contagios, muertes y testeos

Para que un paciente ocupe una cama de terapia, antes debe haber hecho un camino que comienza en el testeo. Se ha dicho ya desde el comienzo de la pandemia, que Argentina testea poco. Y hay distritos que testean mucho menos que otros.

La delantera entre los que más testean la lleva la ciudad de Buenos Aires, con 61.882 testeos por 100.000 habitantes. Detrás está San Luis, con 43.004 y Santa Cruz, con 33.270.

Un caso paradigmático de la baja cantidad de testeos es el de Misiones​: sólo 3.881por cada 100.000 personas. Salta es otra provincia que no llega a los cinco dígitos: se hicieron 7.590 por cada 100.000 habitantes. San Juan, Jujuy y Entre Ríos superan por poco la marca de 10.000 testeos por cada 100.000 habitantes (11.075, 11.006 y 10.134, respectivamente).

Respecto de la provincia de Buenos Aires, si bien concentra el mayor porcentaje de testeos hechos en el país (31% del total), al comparar con su población este indicador está debajo de la media nacional (23.994): en territorio bonaerense se hicieron 19.658 testeos por cada 100.000 personas.

A mayor cantidad de testeos, lógicamente se detectarán mayor cantidad de casos positivos. Y en general, dependiendo de la edad y grupos de riesgo de los contagiados, habrá un porcentaje de esos positivos que terminen falleciendo.

CABA, que está primera en cantidad de testeos por cada 100.000 habitantes (61.882), es el tercer distrito en cantidad de contagiados por esa misma variable (10.844) y el primero en fallecidos (239). La Ciudad es también presa de su propia densidad poblacional: más de tres millones de habitantes en 200 km2. Un ejemplo de cómo esto impacta fue lo que se vio el año pasado en las villas porteñas, que fueron el primer gran foco de contagios y se contuvo con un plan de testeo y aislamiento.

La provincia de Buenos Aires, en tanto, está cuarta en cantidad de fallecidos por 100.000 habitantes y novena en cantidad de contagiados. Pero, de vuelta, la geografía marca el ritmo de los indicadores: el estudio no divide GBA del Interior, con lo cual no se pueden analizar las diferencias entre ambos.
El plan de vacunación

Un capítulo aparte merecen los resultados del plan de vacunación. El 16,6% de los argentinos recibió alguna de las vacunas que se están aplicando, de las cuales el 14,6% fueron primera dosis. La Ciudad lleva la delantera en el porcentaje de su población vacunada, con un 23,9%, seguida de La Pampa (20,8%), San Luis (20,2%) y Tierra del Fuego (18,5%).

El Gobierno nacional distribuyó las dosis en función de la población de cada distrito, con lo cual se podría suponer que los porcentajes de la población vacunada deberían ser similares en todas las provincias. Pero esto no es así, y en el otro extremo de la tabla aparecen provincias con poco más del 10% de su población vacunada.

Misiones es la que menos gente vacunó: 11,5%. Allí, según los datos del Monitor Público de Vacunación, se distribuyeron 231.150 dosis y se aplicaron 149.354, el 64%. Santiago del Estero vacunó al 12,4% (aplicó el 65% de dosis distribuidas) y Corrientes, al 13,8% (70% de las dosis recibidas).

Respecto de la provincia de Buenos Aires, está décima en el ranking de las que más vacunaron, con más de 3 millones de dosis aplicadas al 16,7% de su población, el 86,5% de las que recibió.

El informe de Fundación Alem fue presentado este jueves en un Zoom a legisladores provinciales del radicalismo. En él, expusieron el presidente de la Auditoría General de la Nación, Jesús Rodríguez, y el ex ministro de Salud de la gestión de Mauricio Macri, Adolfo Rubinstein.

En la presentación, Rubinstein hizo hincapié en que ante la falta de vacunas y la atomización en la aplicación del plan según las decisiones de cada distrito, la estrategia en este momento de la pandemia –como debería haberlo sido desde el inicio-- es “testear mucho más, lo que no los estamos haciendo” y que si bien los testeos se triplicaron, “deberían decuplicarse”.

A fines de marzo, el Ministerio de Salud descentralizó los testeos para que cada provincia elija su modelo. En la provincia de Buenos Aires, por ejemplo, a principios de abril se decidió dejar de hisopar a una parte de los casos sospechosos y confirmar el diagnóstico por nexo.

No obstante, más allá de cómo se testee, la estrategia no debería terminar allí sino justamente empezar en ese punto: la clave es testear para confirmar casos, aislar a los positivos y rastrear contactos estrechos. Es lo que hicieron los países que mejor gestionaron la pandemia.

PS
CLARIN

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

Pinturería Todo Color

© 2017 - 2021 Todos los Derechos Reservados - Diseño: IN-CO-NE