River vs San Lorenzo, por la Copa de la Liga Profesional: resumen, goles y resultado

SANLO.JPEG

Con un Torrico figura, el Ciclón se llevó un triunfazo del Monumental por 2-1. Los de Gallardo tuvieron muchas situaciones y no lograron concretar.

San Lorenzo tiene un santo a quien rezarle. Es San Torrico que está de vuelta y en su regreso demuestra la vigencia a sus 41 años. El Cóndor fue gigante en el Monumental y sostuvo un triunfazo de su equipo por 2-1 ante River justo en un momento complicado tras la derrota con Huachipato, las amenazas a Marcelo Tinelli y los cuestionamientos a Diego Dabove.

De los últimos 15 clásicos que jugó, el Ciclón ganó sólo dos: ambos a los de Núñez de visitante. Con esta victoria sigue prendido en la zona de arriba del grupo A de la Copa de la Liga Profesional. Y River, que falló arriba pero también en defensa, dejó pasar la chance para encaminar la clasificación.

No hizo falta esperar nada para ver acción en Núñez. Ninguno salió a especular y el partidazo se armó desde el primer minuto. San Lorenzo, dibujado 4-3-1-2 con Oscar Romero de enlace clásico, tuvo tres situaciones en los primeros cinco: una de Ángel Romero, otra de Nicolás Fernández y un cabezazo de Alejandro Donatti.

River se vió de pronto apabullado en su propia casa como pocas veces le pasó en el último tiempo. Pero no se quedó sin hacer nada. Recogió el guante y se armó el duelo mientras el sol se perdía detrás de la San Martín alta en la fresca tarde de Buenos Aires.

Con Agustín Palavecino vestido de distribuidor más la asistencia por los costados de Nicolás De La Cruz y de Milton Casco y las subidas de los laterales, el local empezó a apretar para buscar imponer su juego. Porque está acostumbrado a dominar el River de Gallardo y ante este arranque que lo encontró atosigado se lo notó incómodo.

Pero fue igual y llegó. La más clara fueron dos cabezazos, de Rafael Santos Borré y Julián Alvarez, que no fueron gol en el arco de Sebastián Torrico. Cuando la balanza se estaba equilibrando, una falla inentendible de uno de los que no falla nunca en el Millonario desniveló todo para el lado azulgrana.

Enzo Pérez cabeceó para atrás en un intento bastante extraño de darle un pase a Franco Armani. Había mucha distancia y, claro, se quedó cortísimo. La pelota le quedó con un moño a Uvita Fernández, que minutos antes había desperdiciado un mano a mano. Esta vez calibró la puntería y puso el 1-0.

Lo que vino después fue un monólogo de llegadas de los locales. Por adentro, aprovechando caminos internos, y por afuera, con desbordes y centros. Santos Borré vio un espacio virgen entre Diego Braghieri y Gabriel Rojas y trató de explotarlo. Ubicado por allí recibió dos buenas pelotas de gol casi idénticas. Las dos veces definió al pecho de Torrico, cuyas virtudes fueron la lectura y la velocidad de piernas.

Por arriba pudo haber lastimado también: cabezazos de Paulo Díaz y de David Martínez que pasaron muy cerquita del palo derecho de la visita. Este River decidido era ya mucho para un San Lorenzo que había pisado la cancha con toda intención de atacar, pero que luego del gol se vio refugiado en su campo por la embestida de su rival.

Pero el fútbol lo ganan los que hacen los goles; no los que merecen hacerlo. Y el Ciclón hizo otro cuando peor la estaba pasando. El complemento en su inicio era una prolongación de la última parte del primer tiempo. De hecho, Palavecino se perdió la igualdad tras el descanso.

Pero el mediocampista de River un ratito después se equivocó en el círculo central y provocó el contraataque letal del Cuervo: condujo Oscar, abrió para su hermano que aceleró y mandó el pase atrás, Uvita dejó pasar y Jalil Elías llegó de frente para gritar su primer tanto vestido de azul y rojo.

Del otro lado, San Torrico se hacía gigante bajo los tres palos. Hasta que Gallardo metió a Federico Girotti y el pibe pudo vulnerar al arquero mendocino para hacer el descuento y mantener vivo al local en el partido.

Pudo haber hecho el segundo el joven goleador, pero el sonido del metal del travesaño tras su cabezazo apagó definitivamente la ilusión millonaria y le devolvió el color al Ciclón que se recompuso luego de una semana muy difícil.
CLARIN

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

Pinturería Todo Color

© 2017 - 2021 Todos los Derechos Reservados - Diseño: IN-CO-NE