Carrera contra el Covid: cuántas vacunas del componente 2 de Sputnik faltan y cuándo podrían llegar

CARRERA.JPEG

Hay casi 7 millones de personas en espera para completar el esquema de dos dosis de la vacuna rusa.

La Argentina aguarda -a esta altura, con impaciencia- algo menos de 7 millones de dosis del componente 2 de la vacuna rusa Sputnik V. Siendo realistas, ¿qué tiempos podría llevar la entrega de estas partidas para completar los esquemas de vacunación iniciados con ese fármaco contra el Covid?

Para frustración del lector, de los tiempos sólo se pueden esbozar hipótesis. En sintonía con la carta de reclamo al Centro Gamaleya firmada por la asesora presidencial Cecilia Nicolini (que este jueves difundió La Nación), la incertidumbre -a beneficio de Rusia; a perjuicio de la Argentina- tiñe por completo la relación entre las partes y da lugar a un diálogo desigual.

En diálogo con Clarín, Sonia Tarragona, jefa de Gabinete del Ministerio de Salud de la Nación, fue enfática: “Lo de las fechas es una pregunta que nunca podemos responder. No tenemos fechas oficialmente confirmadas”.

Sin embargo, recordó que “para agosto” -sin precisión de días- se espera tener segundas dosis “de producción local, algo que no depende de la capacidad de producción sino de que a Richmond le manden el principio activo”.

Tarragona se refirió así a las dosis de ambos componentes que está produciendo en la Argentina el laboratorio Richmond, de Marcelo Figueiras, con sede en Pilar.

Ahora bien, ¿qué dijeron en el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF)? Lo que el Gobierno aprendió "a los cachetazos": “En general el RDIF no da información sobre las fechas de entregas, ni tampoco de las cantidades incluidas en los envíos”.

La incertidumbre sobre la composición de las partidas que llegan de Rusia caracterizó todos los envíos concretados desde fines de 2020. Al cierre de estas líneas, las dosis arribadas a la Argentina ya suman 9.375.670 del primer componente y 2.493.160, del segundo.

O sea que de todas las personas que recibieron una dosis de Sputnik, el 73,4% posee solo media vacuna.

Se trata de 6.882.510 personas en espera. Algunas cruzan los dedos para completar su esquema de vacunación en tiempo y forma quizás hace sólo un mes o un par de semanas.

Otras directamente “cortan clavos” hace más de tres meses.

Hay que aclarar que muchas de esas personas fueron inmunizadas hace 10 o 12 semanas porque pertenecen a los grupos de riesgo y fueron “priorizadas” por la campaña, una expresión que quedó relativizada por las demoras.

Se trata de adultos de 60 años o más, o personas de entre 18 y 59 años que padecen alguna comorbilidad que las pone en mayor riesgo de hospitalización o muerte por Covid.
Adenovirus 5

A diferencia de las otras vacunas que se aplican en el país para combatir el coronavirus, Sputnik V está integrada por dos dosis de compuestos distintos. El primero está basado en un vector de adenovirus humano 26 (Ad26); el segundo, de adenovirus 5 (Ad5).

El problema con Sputnik está justamente en este segundo elemento, cuya producción resultó ser muchísimo más difícil que la primera, algo que hace algunas semanas explicaba a este medio Marcelo Figueiras, contador y dueño del laboratorio Richmond: “Es una cuestión de rendimiento productivo”.

“Tiene que ver con un tema de rendimiento. Ya desde el cultivo celular, de la unidad de medida que tengas del componente 1 sacás 100, por ejemplo, y de la 2, más o menos 25”, precisó.

De cara a que en las próximas semanas pueda instalarse en la Argentina la variante Delta (la cual, se estima, desplazará a las otras variantes de preocupación en el país), la falta de segundas dosis no es un tema menor.

Se sabe que la inmunidad suficiente para enfrentar esta variante muchísimo más contagiosa requiere esquemas completos de vacunación. En tiempo y forma.

NS
CLARIN

 

 

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s
© 2017 - 2021 Todos los Derechos Reservados - Diseño: IN-CO-NE