“Curva de Manaos”: qué mira el Gobierno para saber si existe la temida circulación comunitaria en Argentina

CURVA.JPEG

La progresión de esta variante sobre el total de casos analizados crece.

Se le teme porque es más infecciosa que la común. Aunque también una investigación aporta un dato “optimista”.

Irene Hartmann

Del glosario del coronavirus ya es claro que hay una variante original, muchísimas que no interesan y tres que en estos días generan preocupación por su virulencia o contagiosidad. Una es la de Manaos, mucho más transmisible y que en Argentina se mira de cerca porque ya hay dos casos sin fuente de contagio clara, lo que podría indicar que circula a sus anchas. ¿Cuántos casos deberían aparecer para confirmar la transmisión comunitaria de esta variante brasileña?

El concepto de transmisión o circulación comunitaria significa que un brote epidemiológico cobró tal relevancia que los habitantes de cierto lugar, por el solo hecho de vivir ahí, están en riesgo cotidiano de contraer el virus o bacteria en cuestión.

En esos casos, la red de contagios (el llamado "nexo epidemiológico") deja de ser una historia de posible reconstrucción. Esto ocurre con el coronavirus hace más de un año en los mayores centros urbanos argentinos.

Saber si la variante de Manaos circula comunitariamente en Argentina interesa por un par de razones. La primera es que demostró ser entre un 40% y un 50% más contagiosa.

Si se afirma la transmisión descontrolada de esta variante (algo en discusión esta semana), será más fácil entender la suba notable de contagios de Covid en que estamos inmersos, al margen de la falta de cuidados evidente en muchos, tal vez como una absurda vía de escape individualista.

Segundo, importa porque en Manaos, Brasil (donde la situación epidemiológica está muy lejos de ser envidiable), quedó demostrado que esa variante afectó (en diciembre-enero) a miles de personas que ya habían tenido coronavirus meses antes. Es decir que proliferaron las reinfecciones.

Por mucho que uno le pregunte a los epidemiólogos, no existe un número concreto de “corte” para determinar si hay o no transmisión comunitaria de la variante de Manaos en el país.

Lo explicó Mariana Viegas, directora del “Consorcio interinstitucional para la secuenciación del genoma y estudios genómicos de SARS-COV-2” (o Proyecto PAIS), organismo que desde hace meses secuencia muestras de Covid halladas en ciertos sectores de la población, con la finalidad de hacer vigilancia genómica y dar a conocer qué variantes circulan acá.

Viegas detalló que “no se pueden secuenciar todas las muestras ni tampoco tendría sentido hacerlo”. En tal sentido, “no hay una cifra concreta que determine que se alcanzó la circulación comunitaria de tal variante”.

En cambio, al igual que en el comienzo de la pandemia (cuando primero veíamos unos pocos casos importados del exterior; luego, contactos estrechos de esos casos; después, transmisión por conglomerados o “clusters”; y, finalmente, transmisión comunitaria real), “se mira semana a semana la progresión de la variante de interés".

El material del que se sirve el Proyecto PAIS es la secuenciación genómica de entre el 5% y el 10% de los casos positivos de la última semana detectados en ciertos laboratorios centinela. "Desde ya, si encontramos dos casos de Manaos sobre el 10% analizado, la cifra real de esa variante es mucho mayor, si uno lo piensa a escala", aclaró.

"Pero para determinar la circulación comunitaria de una variante se usa la definición epidemiológica del Ministerio de Salud, y esa definición implica encontrar cada vez más casos sin nexo epidemiológico, sin antecedente de contagio claro, semana a semana”, apuntó la experta.

Básicamente, se construye lo que informalmente podríamos definir como una "curva de Manaos".

"Para decir que hay circulación comunitaria de Manaos tiene que verse lo que ya pasa con la variante del Reino Unido (otra de las que preocupan)", explicó Viegas, y detalló: "Uno observa que el número de casos sin nexo epidemiológico aumenta sistemáticamente: las dos últimas semanas de febrero fueron el 1% o 2% de las muestras que analizamos. En las últimas dos de marzo subió a 6% o 7%. Se ve claramente la progresión”.
Entre líneas

Para aportar una mini cucharada de optimismo a este desafiante contexto, el miércoles, la prestigiosa revista Cell publicó un paper titulado “Antibody evasión by the P.1 strain of SARS-CoV-2”, de expertos de la Universidad de Oxford que relativizan el abordaje apocalíptico que se vino haciendo de la variante de Manaos.

Según Rolando Rivera, biólogo y bioquímico, investigador del Conicet que trabaja en el Centro de Investigaciones de la Universidad Nacional del Noroeste de la Provincia de Buenos Aires (UNNOBA) y en el Centro Regional de Estudios Genómicos de la UNLP, “hay un terror hacia la variante de Manaos, quizás un poco exagerado”.

Luego de una ardua explicación, el paper concluye que “en contraste con B.1.351 (la variante de Sudáfrica), la neutralización de P.1 (Manaos) no muestra una reducción tan sustancial por el suero policlonal inducido por infección natural o vacunación y no hay evidencia de escape generalizado. A pesar de la reducción en los títulos de neutralización, se espera que la inmunización con vacunas diseñadas contra cepas parentales / ancestrales proporcione protección contra P.1”.

Traducido a palabras de Rivera, “las tres cepas que más preocupan, la sudafricana, la inglesa y la de Manaos, responden con mayor o menor grado a los anticuerpos naturales o los que se generan por vacunación”.

“Hay que asumir que surgirán nuevas variantes de Covid. Alguna cordobesa, alguna quilmeña, tal vez alguna del sur... no se sabe. Quizás evadan un poco el sistema inmune, pero es la pelea permanente y usual entre el infectado y el agente infeccioso", matizó.

"No va a ser peor de lo que fue. Y va a seguir siendo tan malo como es. Hay que cuidarse y con todas las precauciones posibles mientras se aceleran los programas de vacunación”, opinó.

Lo mismo concluyó Viegas: “Lo central sigue siendo que hay transmisión comunitaria de Covid. No importa qué variante. La gente se está infectando porque no se cuida y se reúne en espacios cerrados o junta a los chicos con otros por fuera de sus burbujas escolares. Si surge una variante más transmisible, puede ser peor”.

PS
CLARIN

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

Pinturería Todo Color

© 2017 - 2021 Todos los Derechos Reservados - Diseño: IN-CO-NE