Gripe y coronavirus: ¿cómo convivirán las campañas de vacunación en los meses más fríos del año?

CAMAPANA.JPEG

El Ministerio de Salud recomienda aplicarlas con una diferencia de 4 semanas. Los motivos y prioridades.

Las enfermedades virales respiratorias, como la gripe o influenza, se incrementan en los meses más fríos del año. La llegada del otoño está próxima. El Calendario Nacional de Vacunación incluye la antigripal de forma anual para los grupos con mayor riesgo que puedan padecer un amplio espectro de sintomatologías, desde infecciones asintomáticas, pasando por catarros más o menos severos, hasta neumonías que requieren hospitalización. Al mismo tiempo y dependiendo de la provisión de dosis, también se llevará a cabo la inoculación contra el Covid, una amenaza latente y tangible ¿Se van a superponer las campañas de vacunación? ¿Pueden realizarse en simultáneo?

“La convivencia remite a un plan estratégico operativo. No habrá superposición ni dificultades. Las mismas personas que se vacunan para la gripe, también lo harán para el coronavirus. La prioridad en la inmunización es contra el virus que circula con mayor intensidad. El año pasado, el 95 % de los casos fueron de Covid, mientras que solo el 4 %, de influenza”, argumenta Eduardo López, médico infectólogo. En este sentido, Gabriela Piovano, médica infectóloga de terapia intensiva del hospital Muñiz, opina que la restricción en la circulación, durante los primeros meses de la pandemia, resultó beneficiosa porque redujo la cantidad de infecciones respiratorias que año tras año saturaban al sistema sanitario.

Desde el Ministerio de Salud de Nación afirman que ambas campañas de inoculación van a convivir temporalmente y transitar por carriles paralelos, sin interferir en el normal funcionamiento del Calendario. “La gripe es estacional, no se puede postergar. Igualmente, las campañas están orientadas a poblaciones diferentes. La prioridad para coronavirus es en personal sanitario”, puntualiza el infectólogo y farmacólogo clínico, Waldo Belloso. Por su parte, el infectólogo Martin Stryjewski señala que la transmisión de la gripe disminuyó con las medidas tomadas para frenar la propagación del SARS-CoV-2 . Y agrega: “La antigripal disminuye la mortalidad por gripe. Por lo cual, van a convivir una campaña de vacunación anual con otra excepcional como es la de esta pandemia”.

Daniela Hozbor, investigadora del CONICET y experta en vacunas, sostiene: “Todo evento de vacunación es un desafío en sí mismo y una oportunidad que no hay que perder. En este contexto epidemiológico y dada la gravedad de la enfermedad que estamos atravesando, con más de 100 millones de infectados en todo el mundo, hay que priorizar la del Covid (inmunizar a la mayor cantidad de personas lo antes posible)”.
Una y otra campaña

Desde el Ministerio de Salud, recomiendan separar las dosis de antigripal y anti Covid por lo menos en 4 semanas de distancia, hasta encontrar mayor evidencia. “Hay distintas opiniones. 4 semanas es un buen margen de seguridad, pero creo que con 3 es suficiente. Incluso, el período de edad entre una y otra se podría achicar. Pienso que el adulto mayor va a empezar con la del covid y, cuando complete las dos dosis, se aplicará la de la gripe que presenta un virus partido e inactivado”, subraya López.

“Hay que dejar pasar tiempo entre una y otra, no se pueden dar juntas ni en un plazo muy corto. Esto es porque aún no hay información de inoculación simultánea para Covid con otra vacuna. Además, ayuda a entender mejor los efectos indeseados (las del Covid son nuevas y necesitamos entender mejor su seguridad en esta fase de farmacovigilancia) y se desconoce si dar otro antígeno al mismo tiempo disminuye la respuesta de cualquiera de las dos y/o ambos, respecto a la vacunación individual”, explica Stryjewski.

En sintonía, Piovano desarrolla: “Las aplicaciones deben estar espaciadas para no superponer estímulos, ya que se le está ofreciendo al sistema inmunológico el reconocimiento de que hay algo que atacar. No puedo presentar otra batalla cuando no se terminó de elaborar a la respuesta inmunológica completa. Hay que asegurar que se haya generado suficiente cantidad anticuerpos entre la aplicación de un antígeno y el otro”, explica.

“Se trata de medidas precautorias que con el correr de los días, seguramente van a ser modificadas y revisadas. El lineamiento en esta primera etapa es aplicar ambas vacunas espaciadas porque aún no hay datos que ameriten un análisis para la toma decisión”, concluye Hozbor.

SC
CLARIN

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

Pinturería Norte

© 2017 - 2021 Todos los Derechos Reservados - Diseño: IN-CO-NE