Escucha en vivo

El científico argentino radicado en Canadá lideró el descubrimiento a finales de los años ´90 del llamado cóctel o terapia antirretroviral contra el virus del VIH/sida y le torció el brazo para siempre a la enfermedad.

Visitó Buenos Aires para participar de una jornada científica en la USAL y aprovechó el marco del G20 para reclamar con énfasis a los países miembro más presupuesto y políticas públicas para el acceso pleno a los tratamientos

En la ciudad de Vancouver, Canadá, en el Centro para la Excelencia en HIV/SIDA de British Columbia, que dirige el científico argentino Julio Sergio González Montaner la sala para el tratamiento de enfermos de HIV/sida cerró. Y cerró porque no hay más enfermos para tratar.

Es la misma sala de la Universidad de British Columbia que a fines de los años´90 se convirtió en el laboratorio de ciencia más estimulante del mundo y donde Montaner le anunció al mundo entero en la mítica Conferencia de Vancouver de 1996: ¡señores, encontramos un freno para el VIH/sida!

Ese freno fue el llamado cóctel o terapia antirretroviral de alta eficacia contra el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), HAART, por su sigla en inglés. Montaner desde Canadá fue el jefe del equipo de médicos infectólogos y expertos que lideró las investigaciones científicas y los ensayos clínicos del descubrimiento del tratamiento de drogas antirretroviral que cambió definitivamente y para siempre el escenario inexorable de muerte que hasta 1996 rodeaba a los enfermos de HIV/sida.

¿Qué más se le puede pedir a este médico argentino, neumonólogo como indica su especialidad de origen? Siempre hay algo más para el doctor Julio Gónzalez Montaner. Para no perder el tiempo, en los últimos años y aprovechando su envergadura de científico global, Montaner fue uno de los arquitectos de las Metas 90-90-90 contra el SIDA, que hoy impulsa fervientemente las Naciones Unidas, para que cada Estado consiga e invierta más presupuesto para el año 2020.

El concepto del programa 90-90-90 establece que el 90% de las personas que viven con HIV/sida conozca su situación, que el 90% de las personas que conocen su estado seropositivo reciba tratamiento antirretroviral, y que el 90% de las personas en tratamiento presenten supresión de la carga viral.
Montaner aprovechó el marco del G20 en Buenos Aires para señalar los pendientes frente al SIDA. Según el consenso de expertos internacionales advierten que no se alcanzarían las metas en el 2020 por la falta de
En diálogo con Infobae, Montaner redobló la apelación a los líderes del mundo en el marco del G20 en Buenos Aires: "Argentina recibió en su tierra este fin de semana a los 20 países más poderosos del globo, justo en la fecha donde se conmemora el Día Mundial de Lucha con el VIH/sida, y me asombra que no figure en la agenda mundial el compromiso que estas mismas naciones ya habían asumido: redoblar sus presupuestos para campañas y acceso al tratamiento contra el VIH/sida. Por todo esto claramente está en riesgo el cumplimiento de las Metas 90-90-90".

Una enfermedad bajo control que vuelve a despertar

Avanzado este siglo XXI, y con la enfermedad más controlada, ahora la obsesión del reconocido doctor González Montaner es comunicar acorde a los tiempos los mensajes y campañas sobre la prevención del HIV/sida, el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida.

Al respecto Montaner resaltó a Infobae: "Es indispensable evolucionar con el discurso sobre el VIH. Hoy los problemas de contagio del virus del SIDA ocurren en las dos puntas de la vida: en los jóvenes homosexuales y heterosexuales -menores de 30 años- y entre los adultos de más de 50. Hay datos de la realidad que son inquietantes y no podemos soslayar. Hay que complejizar la trilogía de mensajes: abstinencia, fidelidad y usá condón para los grupos de riesgo y los infectados. Lo inquietante de estas conductas es que hacen retroceder a la enfermedad hacia el comienzo".

Hoy la provincia de British Columbia, en Vancouver, en donde Montaner vive, trabaja e integra el selecto grupo de los llamados "hombres de la conciencia de Canadá", se ha transformado en una incubadora de éxito en pacientes infectados con VIH, especialmente en adictos a las drogas endovenosas y en la transmisión vertical de madre a hijo.

Charla con un pionero en la lucha contra el VIH/sida

En diálogo con Infobae en su paso por Buenos Aires para participar como conferencista magistral de la jornada científica "Estrategias para el control de enfermedades de alto impacto social", organizada por la Facultad de Medicina de la Universidad del Salvador, Montaner se refirió de manera contundente a la optimización del tratamiento antirretroviral como la clave para el control de la pandemia del SIDA, y compartió el caso Canadá .

-¿Cuál es el estatus de la enfermedad HIV/SIDA hoy? ¿Considera que existe una cierta banalización del uso del preservativo?

González Montaner: La inversión en la lucha contra el SIDA no ha aumentado en la mayoría de los países del mundo, ni en las naciones poderosas y menos en las economías vulnerables. Me considero un campeón en el control de la enfermedad del VIH/sida y he sido homenajeado alrededor del mundo, pero hoy debo decir que estoy muy desilusionado porque desde el punto de vista científico hemos logrado nuestro objetivo: creamos la guía, el mapa para controlar la epidemia, pero sepan que no hemos conquistado nada. En la epidemia de VIH/sida se ha vuelto al origen y "comió" a los extremos etarios: ni los jóvenes homosexuales y/o heterosexuales menores de 30 años, ni los adultos de más de 50 años usan preservativo.

“Si los Estados del mundo entendieran que invertir en prevención les permitirá ahorrar dinero, tal vez sería más fácil apelar a los presupuestos para cumplir las metas 90-90-90″

La campaña del concepto de las Metas 90-90-90 la empecé en el 2006 cuando se publicaron mis estudios en la revista científica The Lancet, y ya decíamos que: si nosotros diagnosticamos y tratamos a todos los pacientes dentro de una determinada jurisdicción; íbamos a terminar con la morbilidad, mortalidad y la transmisión del VIH.

Sin embargo frente a algo tan contundente la inversión para la lucha contra el SIDA a nivel global no ha aumentado desde el año 2006. Y esto ocurre a pesar de que me he reunido con los Sherpas del G7 antes, del G20 hoy, con el Parlamento inglés, con la Casa Blanca, con el Gobierno argentino, en Canadá, con la ONU…y con quien usted se imagine.

Todos dicen que sí pero todos han fallado en hacer lo que se habían comprometido a hacer. Si nosotros no logramos energizar la inversión contra el VIH/SIDA la promesa de una generación libre de SIDA no se va a materializar.

-Volvamos al tema de la falta de prevención sobre el VIH/SIDA y el impacto en las "puntas de la vida", los más jóvenes y los adultos mayores. ¿Qué pasa que estamos desperdiciando una oportunidad única de controlar definitivamente la enfermedad?

González Montaner: Efectivamente, estamos a punto de desperdiciar una oportunidad impresionante, no ha habido en la historia de la salud pública una revolución como ha sucedido con el SIDA. Hemos llegado de la ignorancia completa en el año ´81, a una solución casi definitiva en el año 2006 ratificada por las Naciones Unidas en el año 2015. Y si el G20 no puede poner los recursos que hacen falta para que logremos el objetivo de 90-90-90 tenemos un problema muy grave.

-Las cifras siguen golpeando duro, según las Naciones Unidas más de 36 millones de personas viven con VIH/sida alrededor del mundo. Cada año, 1.8 millones de personas se infectan con el virus y 940,000 mueren por causas relacionadas con el SIDA.

-González Montaner: Me resulta muy interesante que nosotros en la provincia de British Columbia, Canadá, hemos logrado un muy alto nivel de control del VIH en los adictos a las drogas endovenosas; y no tanto, en los grupos de homosexuales jóvenes. Y cuando investigamos esto nos dimos cuenta de que lo que sucede es que al adicto a las drogas nosotros le podemos ofrecer un programa de reducción del daño que consiste en un programa de disección de drogas, agujas limpias, sitios de inyección de forma supervisada, programa de tratamiento medicalizado para adictos a la heroína, prescribida para pacientes que no tienen otra solución. Entonces lo que hemos concluido es que el apoyo con el tratamiento del VIH sumado a la sinergia que se crea con el programa de reducción del daño en forma integral han logrado la solución del problema.

¿Qué podemos ofrecer hoy a un joven homosexual y/o heterosexual que no se cuidan y están en alto riesgo ? El mensaje ABC es "abstinencia, fidelidad y que usen condones". Hay que evolucionar con estas tres opciones que deben ser ajustadas a la nueva realidad que vivimos hoy.
González Montaner con Nora Volkow, convocados por la USAL a Buenos Aires. La directora del NIRA en
En ese sentido crece el tratamiento PrEP -Profilaxis Preexposición, que hace hincapié en la prevención, uso de condón y testeos periódicos) y que en Canadá usamos hace casi 1 año, creemos que vamos a lograr un control aún más estricto de la transmisión de VIH/sida. El PrEP nos da la oportunidad de crear una sinergia con el tratamiento y una especie de ambiente protegido de reducción del daño.
INFOBAE

Sábado, Diciembre 15, 2018
Profesores Osuna y Vivaldo ENET Nº 1

Gobierno de corrientes

LOTERIA SORTEOS

Alternative flash content

Requirements

Alternative flash content

Requirements

incone

COMPLEJO TURISTICO LA MARTA
Campeon y Sub Campeon de Rally

Alternative flash content

Requirements

Alternative flash content

Requirements