Escucha en vivo

España es líder mundial indiscutible en trasplantes y donaciones desde hace 26 años, pero siempre hay margen para la mejora. Con esta premisa, la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) ha desarrollado una nueva estrategia para este tipo de intervenciones, en la que se apuesta, entre otras acciones, por la colaboración con la sanidad privada. Todo con el objetivo de lograr que los 46,9 donantes por millón de habitantes actuales asciendan a 50 en 2022.

El plan, que ha sido presentando este miércoles y que se ejecutará desde este año, quiere posibilitar el proceso de donación en hospitales privados. En este momento solo existe una experiencia preliminar de este tipo en Sevilla, gracias a la cual en 2017, según datos facilitados por Manuel Alonso, coordinador autonómico de Andalucía, un 6% de los donantes provino de clínicas privadas. "Hay que posibilitar que todos los ciudadanos, fallezcan donde fallezcan, puedan ser donantes. Esta fuente de donaciones no está desarrollada", ha manifestado Alonso, que estima que con esta medida, el número de donantes puede aumentar entre un 5% y un 10%.

LAS OTRAS MEDIDAS
· Trasplante renal de donante vivo. Aumentar las buenas prácticas en este tipo de donaciones y difundirlas por todo el territorio. La media nacional en este tipo de intervenciones se sitúa en 7 trasplantes por millón de habitantes, mientras que en algunas regiones como Cataluña asciende a 17.

· Recuperación de órganos. En la actualidad existen tres hospitales en España con programas de recuperación de pulmones, con el objetivo de convertirlos en aptos para un trasplante. La ONT calcula que se pueden recuperar 50 pulmones al año.

· Trasplante renal cruzado. España, junto con Italia y Portugal, ha promovido un programa piloto de trasplante renal cruzado internacional en el que participan 122 parejas y que consiste en buscar compatibilidades entre individuos cuando dos cónyuges no son compatibles. El éxito de la experiencia ha hecho que la ONT quiera implementarlo.

· Donaciones pediátricas. El plan propone extender el trasplante cardíaco infantil AB0 incompatible, iniciado en el Hospital Gregorio Marañón, en toda España. Gracias a este programa, se facilita la utilización de los órganos disponibles que, debido a la escasa mortalidad pediátrica, son menos que en adultos.

Otra de las principales vías de trabajo será generalizar en todo el territorio nacional los cuidados intensivos orientados a la donación. De acuerdo con los datos facilitados por la ONT, el 24% de los donantes son pacientes en proceso de fallecimiento, que ingresan en la UCI con la única intención de dar sus órganos, algo que no es posible si no se está conectado a un respirador mecánico en el momento de la muerte. Este porcentaje podría incrementarse en un 10% si logra implantarse esta medida, tal y como ha asegurado Beatriz Domínguez, directora de la Organización.

Domínguez ha sido también la encargada de explicar el tercer pilar de la nueva estrategia: el incremento de centros con programas de donación en asistolia —a corazón parado—, en especial, en asistolia no controlada. Este tipo de intervención, que se hace referencia a aquellos donantes cuya parada cardíaca se ha producido fuera del hospital, solo está disponible en 11 centros. El plan pretende extender este programa a ciudades con menos de 500.000 habitantes. En relación con las donaciones en asistolia, también será una prioridad convertirlas en multiorgánicas y no solo válidas para el trasplante renal.

Revisión de equipos
La preparación de los profesionales médicos es, junto con la solidaridad de los pacientes y familiares, una de las bases sobre las que se sustenta el Modelo Español de Trasplantes, según la ONT. Por este motivo, el plan también hace hincapié en la formación de los equipos, en especial en aquellos que trabajan con donaciones pediátricas. "Es un mundo muy particular porque el evento de la muerte de un niño es algo muy trágico y en estos casos, que el fallecimiento se produzca en condiciones aptas para la donación, es muy difícil", ha señalado Domínguez.

En relación con los profesionales que integran los equipos de coordinación de trasplantes, Domínguez también ha manifestado la necesidad de "evaluar cuál es la composición actual" y "adecuar los recursos humanos" a la actividad lograda y a la que se quiere lograr. En este sentido, la responsable de la Organización no ha dado detalles sobre cuántos efectivos calculan que serían necesarios para hacer frente al aumento de las intervenciones.

Con esta batería de medidas no solo se pretende el aumento en el número de donantes. La ONT también busca superar los 5.500 trasplantes anuales —en 2017 fueron 5.259—, y reducir las muertes de personas en lista de espera que, según Domínguez, se sitúan entre un 5% y un 10%.

Viernes, Septiembre 21, 2018
Referentes de Agricultura Familiar

Gobierno de corrientes

Alternative flash content

Requirements

Alternative flash content

Requirements

Concejal Ludmila Baldi

COMPLEJO TURISTICO LA MARTA
Presidente Club La Bahia

Alternative flash content

Requirements

LOTERIA SORTEOS

Alternative flash content

Requirements

Entrevista con Infobae de Alberto Abad sobre economia
Horoscopo 20 de Septiembre