radio online

Esta semana se realiza la Semana mundial de concientización sobre el uso del antibiótico, convocada por la OMS. Actualmente mueren 2 millones de personas al año por este problema.

PUBLICADA EN CLARIN
Ayer comenzó la Semana mundial de concientización sobre el uso de antibióticos convocada por la Organización Mundial de la Salud. Y el hecho de que sea mundial da una pista de la relevancia del problema, que comprende a diferentes actores y sobre el que hay que trabajar en forma urgente, porque los antibióticos son un bien escaso, en vías de extinción. “Actualmente 2 millones de personas mueren por la resistencia antimicrobiana”, afirma el doctor Carlos Espinal Tejada, director del Global Health Consortium. Y el problema, de no hacer algo ya, será cada vez peor: “Se estima que para 2050 la mortalidad será de 10 millones de personas al año por esta causa. Más que el cáncer, más que la diabetes”, resume el especialista.

Es que si la resistencia antimicrobiana (esto es la resistencia de los microorganismos a las drogas para combatirlos) continúa avanzando, esto se traducirá en que en un plazo no muy largo no tendremos antibióticos capaces de tratar las infecciones que hoy consideramos “comunes”.

“La medicina moderna no sería posible sin los antibióticos. Pero existe un uso apropiado y uno inapropiado. Es importante saber que los antibióticos cambian nuestra flora intestinal (la microbiota). Las bacterias hacen una microbiota resistente y puede tomar hasta dos años volver a la diversidad anterior en la microbiota”, explica la doctora Lilian M. Abbo, experta internacional en resistencia antimicrobiana y directora del programa para el buen uso de antimicrobianos del Jackson Memorial Hospital de Miami, Estados Unidos. El problema, agrega la especialista, es que “no vemos los genes de resistencia hasta que ese paciente necesita un antibiótico y éste no funciona”.

“La Argentina no es la excepción al mundo. En lo que tiene que ver con resistencia a antibióticos, tenemos una situación muy crítica. Argentina tiene muchas bacterias y cepas muy resistentes para los que hay muy pocos antibióticos en centros de salud. Y mucha resistencia también en las que son de uso comunitario”, explica a Clarín el doctor Daniel Prylucka, jefe del servicio de Infectología del Sanatorio Otamendi.

“La resistencia es un proceso único por uso excesivo de antibióticos. Cuando se usan, ya sea bien o mal, generan resistencia. Cuando se usan bien no lo podemos dejar de usar (por ejemplo para combatir una infección). Pero hay que evitar el mal uso”, remarca el especialista.

Para abordar el problema, dicen los profesionales, es fundamental encarar dos áreas de trabajo primordiales: por un lado, la comunidad, que entienda que no se puede tomar un antibiótico porque sí. “El antibiótico tiene que ser prescripto por un profesional, al que no debemos insistirle para que lo indique. Y que todos entendamos que los antibióticos no curan los resfríos, la gripe y que no sirven para todo episodio con fiebre. No es un antitérmico. Es un remedio que sólo va a servir si tiene una infección por una bacteria”, remarca Prylucka. Por otro lado, agrega, “hay que trabajar en la utilización adecuada por parte de los propios profesionales, que por distintas causas, tienden a medicar de más a los pacientes”.

El problema tiene diversas facetas y todas requieren urgente atención y resolución: “La semana de concientización busca hacer foco en algunos aspectos clave del problema, por un lado la falta de control y automedicación. Esto tiene que terminar. Y también es necesario el regular el uso de antibióticos en animales”, dice Espinal Tejada. “Entre el 30 y 50% de los hospitales hace un uso inapropiado de los antibióticos”, señala Abbo.

El riesgo, es que si continúa el mal uso de los antibióticos disponibles, esto “se convierte en una amenaza de seguridad, porque pueden ocasionarse brotes mortales por bacterias resistentes. La resistencia puede causar en humanos enfermedades más largas, aumento en la frecuencia de hospitalizaciones y fallas en los tratamientos que pueden generar muertes”, señala a Clarín la doctora Tamara Mancero, consultora en Enfermedades Transmisibles de la OPS/OMS en Argentina “Si comparamos el mal uso de antibióticos versus otro medicamentos, sucede que con cualquier otro medicamento puede o no hacerle daño a la persona que lo toma. Los antibióticos en cambio generan resistencia que nos afectan a todos, no es un problema individual”, concluye Prylucka.

En el marco de las actividades previstas para esta semana, el Ministerio de Salud de la Ciudad organizó una serie de acciones de divulgación a la comunidad y otros actores del problema. Instituciones públicas y privadas repartirán folletería y habrá charlas en distintos hospitales. La agenda puede consultarse aquí.

 

Lunes, Diciembre 11, 2017
GOBERNADOR RICARDO COLOMBI
BALANCE DE SU GESTION
GOBERNADOR ELECTO GUSTAVO VALDES
ASUNCION Y PRESENTACION DE GABINETE

Alternative flash content

Requirements

Alternative flash content

Requirements

COMPLEJO TURISTICO LA MARTA

Alternative flash content

Requirements

Alternative flash content

Requirements

Alternative flash content

Requirements