El senador nacional Camau Espínola celebró la media sanción de las Leyes de Marina Mercante e Industria Naval, dos proyectos que fueron aprobadados con el impulso del legislador correntino para "dotar a las economías regionales de una alternativa de transporte de bajo costo".


"Estoy convencido de que tanto la Ley de Marina Mercante como la Ley de Industria Naval marcan el camino hacia la recuperación del transporte fluvial que tanto necesita nuestra producción para ganar rentabilidad", aseguró el legislador luego de la votación.
Camau defendió ambos proyectos desde su rol de presidente de la Comisión de Infraestructura del Senado con argumentos entre los que resaltó el "alto costo que representa para nuestra actividad productiva, industrial y comercial la necesidad de contratar servicios de fletes al exterior".
"Estamos hablando de una pesada carga ya que actualmente el costo de transporte para nuestros exportadores asciende a unos 1.500 millones de dólares al año", remarcó el legislador correntino.
Explicó además que "una de las provincias más favorecidas por este marco normativo es Corrientes, que está situada en un lugar estratégico y puede mejorar notablemente la dinámica producitva mediante el transporte fluvial".
"Nuestra provincia además tiene una rica historia en la construcción de embarcaciones, otro aspecto indispensable para hacer realidad el anhelo de transportar nuestros productos en buques propios", destacó.

REVITALIZAR LA INDUSTRIA NAVAL
El legislador correntino remarcó que la Ley de Industria Naval "constituye la base para la recuperación de los astilleros que en distintos puntos del país construían las embarcaciones que hoy están faltan en la Argentina".
Camau recordó que en la actualidad "nuestros ríos son surcados por embarcaciones comerciales extranjeras que hacen un aprovechamiento intensivo de nuestros recursos naturales", mientras que "los barcos de bandera nacional brillan por su ausencia".
"La media sanción de la Ley de Industria Naval implica que podremos recrear la riqueza y las oportunidades que ofrece el transporte fluvial, ya que podremos contar nuevamente con navíos de bandera argentina", puntualizó.
Addvirtió que "hoy los buques extranjeros solamente están autorizados para detenerse en un solo puerto intermedio a lo largo de su travesía. Los barcos de bandera nacional no tendrán esa restricción y podrán transportar producción de todos los puntos que sean necesarios".
Camau cerró con un análisis de la situación actual: "En mi constante diálogo con los sectores económicos de Corrientes lo que piden nuestros productores son tres cosas, financiamiento, energía y logística de transporte. Estas dos leyes apuntan a satisfacer esa demanda tan justa como urgente".

CONSENSO Y UNANIMIDAD
Cabe destacar que el debate de las dos leyes destinadas a recuperar el transporte fluvial con bandera propia fue impulsado por el senador Espínola en un "amplio marco deliberativo que permitió un consenso pleno y la aprobación por unanimidad de los dos proyectos", subrayó.
"Este consenso se logró gracias a las coincidenias de todos los sectores involucrados, como los armadores de barcos y los trabajadores de la navegación, además de la buena predisposición del Gobierno Nacional", concluyó Camau.


 


0
0
0
s2smodern
powered by social2s

Gobierno de corrientes

Alternative flash content

Requirements

loteria cuarentena

incone

publicidad vianda

Alternative flash content

Requirements