La fuerte amistad de Menem y una tenista correntina que acaparó las miradas de una época

Multithumb found errors on this page:

There was a problem loading image 'https://pxc.cdn.ellitoral.com.ar/litoral/022021/1613595253781/WhatsApp Image 2021-02-17 at 14.03.20.webp?cw=675&ch=608&extw=jpeg'
SOTELO_HOY.JPEG

Vive en la ciudad de Goya y fue entrenadora personal del expresidente fallecido el domingo último.

Cómo se conocieron, qué opina de la fama retratada en las revistas de los 80 y su paso por la tapa de Playboy.

Erika Nicoletti

"Era una persona muy especial, un hombre muy culto, muy educado, con buenos sentimientos y amaba los deportes". Con esa síntesis recordó a Carlos Saúl Menem la extenista correntina María Cristina "Tina" Sotelo, la entrenadora personal del expresidente fallecido el domingo último a sus 90 años y con quien despegó a una fama retratada por la prensa nacional y de ribetes de antología.

Tina, de 59 años y nacida en la ciudad de Goya -donde aún reside-, fue tenista profesional y jugó en la máxima categoría de la disciplina en el Club Atlético River Plate entre 1982 y 1992. Durante esos años, mientras cumplía su segundo mandato provincial (1983-1989), el entonces gobernador de La Rioja la eligió para ser su entrenadora personal.

"Me llevaba a La Rioja a que le dé clases, así durante 10 años", contó en diálogo con ellitoral.com.ar la mujer que conoció al dirigente justicialista antes de ser presidente de la Nación.

"Yo lo conocí (a Menem) en 1984, cuando era gobernador de La Rioja, ahí ya me decía que él iba a ser Presidente", detalló la exjugadora.

La cálida amistad que mantenían, consolidada por compartir la pasión por el deporte, causaba revuelo en la época y fue motivo para largas páginas de los magazines de moda, que no apartaban la vista de sus viajes y encuentros.

La popularidad de la correntina durante su esplendor profesional fue expandiéndose a tal punto que la llevó a ser tapa de importantes revistas, como la Playboy. "En ese tiempo estaba con el tenis junto a Claudia Casabianca y ella hizo la tapa primero, después me engancharon a mí", expresó.

"Me divertía mucho porque fui una transgresora en la época de los años 80, y por lo cual fuimos muy criticadas junto a Claudia, que es mi amiga incondicional", contó Cristina.

El éxito en su carrera como tenista le permitió viajar por el mundo al participar del circuito profesional de la Asociación Femenina de Tenis (WTA, por sus siglas en inglés).

"En el 86 me quedé un año en Estados Unidos, después hacía circuitos también en Europa, más tarde Menem ya empezó con la campaña para ser presidente y las cosas cambiaron", reveló la mujer, que explicó que a pesar de que sus caminos hayan tomado distintos rumbos, ambos mantuvieron el contacto y las visitas.

"Después de un tiempo volví y vine a trabajar en mi ciudad natal, iba y venía de Buenos Aires hasta que decidí quedarme un tiempo en Goya durante tres años, después me fui a vivir a Colombia y ahí me casé", contó.

La noticia de la muerte de su gran amigo Carlos Menem, que acaparó rápidamente los titulares del domingo, causó conmoción en Cristina. "Me dolió, lo sentí porque era una persona que quise mucho y él me tenía un gran afecto a mí".  

"Fue una excelente persona y estoy muy agradecida por todo lo que me dio.Viví un tiempo la vida de un político y me cambió muchas cosas", manifestó emocionada. "Años después, cuando iba a Buenos Aires, lo fui a ver para saludarle en el Congreso y ver cómo estaba", continuó la exjugadora.

La fuerte amistad de Menem y una tenista correntina que acaparó las miradas de una época

"Yo no opino de política, pero lo que puedo decir es que ese hombre hizo feliz a la clase obrera y clase media de Argentina, estaba 'el uno a uno' y un pobre se podía comprar los mismos zapatos que se compraba un rico. Eso le tocó el corazón a la mayoría de los argentinos", declaró.

 

Cristina Sotelo contrajo matrimonio con un caribeño de la isla colombiana de San Andrés. Cuando volvió a la Argentina en 2013 se dedicó hasta la actualidad a dirigir una escuela de iniciación, formación y competición de tenis con aproximadamente 40 niños y niñas en la Sociedad Sportiva de Goya.

"Vivo con mi madre en Goya, mi marido en este momento está en San Andrés. Estamos haciendo una posada, él tiene un bar en la playa. Mis planes futuro es irnos a vivir definitivamente al caribe colombiano", relató.

EL LITORAL

 

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

Pinturería Norte

© 2017 - 2021 Todos los Derechos Reservados - Diseño: IN-CO-NE