Para el gobernador es clave tener los números cerrados antes de la asunción del presidente electo. A pesar de las diferencias políticas, en ECO hay expectativas de estrechar lazos de gobernabilidad con la nueva gestión nacional.

El gobernador Gustavo Valdés mantuvo ayer una reunión con los funcionarios que integran el gabinete provincial y el principal tema tratado fue el presupuesto provincial del año que viene. Teniendo en cuenta que desde el 10 de diciembre Argentina tendrá un nuevo presidente, Valdés pretende agilizar el trabajo para llegar a la mesa de diálogo con Alberto Fernández con toda la tarea hecha. No es un tema menor porque se trata de las cifras que van a regir la economía provincial durante 2020, la cual estará caracterizada por un contexto que incluye crisis económica nacional y una nueva gestión en la Casa Rosada. Por eso desde la Provincia aspiran a construir con Fernández una relación que redunde en beneficios para los correntinos y no una confrontación sin sentido.
Cuando hacía su campaña con el Frente de Todos, Alberto Fernández repitió una y otra vez que si ganaba la elección, Argentina iba a ser gobernada por “un presidente con 24 gobernadores”. El gobernador de Corrientes tomó nota, y para evitar contratiempos instó a sus ministros a darle celeridad a la confección del presupuesto del próximo año.

Valdés sabe que con el resultado de las elecciones del domingo cambian las reglas de juego en el mapa político nacional. ECO + Juntos por el Cambio, era la alianza que en Corrientes traccionaba por la reelección del actual presidente, Mauricio Macri, pero el destino no fue favorable para la estructura que conduce la provincia. Sin embargo, el mandatario reaccionó rápido y puso en marcha el trabajo económico para sentarse a dialogar con el presidente electo con los números que expresan los gastos públicos del que será el primer año de gestión de Fernández y su tercero en el sillón de Ferré.
Hasta el momento el gobernador no mantuvo un encuentro con el presidente electo, pero en el oficialismo hay expectativas de que su gestión no repetirá la discriminación que el gobierno de Cristina Fernández le aplicó a Corrientes porque era gobernada entonces por el radical Ricardo Colombi. Eso implicó que la provincia no recibiera recursos como sí lo hacían Chaco, Formosa y Misiones, todas conducidas por el peronismo.
El intendente Eduardo Tassano y el presidente de la Cámara de Diputados de la Provincia, Pedro Cassani, fueron algunos de los dirigentes de ECO de mayor peso que, al igual que Valdés, manifestaron su deseo de que Fernández integre a Corrientes en su gestión nacional. Tassano expresó días atrás que “esperamos contar con el apoyo de las autoridades electas para consolidar el desarrollo de la capital”.

Cassani, por su parte dijo que “esperamos que las relaciones entre los gobiernos de Fernández y de Valdés sea un vínculo institucional muy saludable”.
“Escuché que el presidente electo dijo que iba a tener un gobierno compartido con los 24 gobernadores, esperemos que así sea”, pidió el legislador y presidente de Encuentro Liberal (ELI).
Cassani recordó lo que vivió Corrientes con el kirchnerismo hasta 2015 y deseó que no suceda lo mismo: “Espero que no tengamos que repetir experiencias del pasado, cuando visitaban a intendentes y no al gobernador, o teníamos dificultades con gestiones en Buenos Aires, esperamos que sea un espacio de diálogo”.
Más allá del pasado, Valdés pretende consolidar su gestión y tiene por delante la misión de entablar un canal de diálogo con el nuevo presidente. Por eso avanzó en un tema que, por el momento, poco se habla en otras provincia pero que estará en la agenda política en días más.
LA REPUBLICA

 

 


0
0
0
s2smodern
powered by social2s
DRA TERESITA ORREGO DIABETOLOGA

Gobierno de corrientes

Alternative flash content

Requirements

incone

lamarta

SE INAUGURÓ EN CENTRO ONCOLÓGICO DE CURUZÚ CUATIÁ

institucional

Alternative flash content

Requirements

LA MARTA pagina web