El Gobierno provincial destina recursos para garantizar infraestructura para la radicación de compañías de bienes y servicios. La respuesta se da con la llegada de capitales, que se instalan para agregar valor a la producción local.

Esta semana fue una muestra de lo que el gobernador Gustavo Valdés pretende para Corrientes porque se sucedieron cortes de cintas en empresas y en obras públicas. Desarrollo, inclusión y modernización son los ejes que eligió el mandatario para definir el perfil de su gestión y, a poco de cumplirse su segundo año de gobierno, puede exponer una serie de logros que se alinean en ese sentido. “Corrientes es una provincia que está dispuesta a seguir poniendo lo que tenemos que poner”, dijo el gobernador en relación con la articulación gubernamental con el sector privado.
El lunes se inauguró una planta de jugos en Mocoretá, la cual contó con apoyo estatal. Luego, Valdés habilitó en Mercedes el tramo de red de gas natural que conecta a la planta de secado de Adecoagro y entregó 100 llaves de viviendas del Invico. El martes fue la reapertura del frigorífico de Riachuelo para lo cual capitales chinos invirtieron 6 millones de dólares; el miércoles cortó cintas en el nuevo edificio del Sistema Integral de Emergencias 911, que demandó a la Provincia 50 millones de pesos para mejorar la atención de la fuerza policial, y ayer por la mañana dejó habilitado el tránsito en cuatro puentes alcantarillas en la localidad de San Isidro.

El nivel de obra pública que expone la gestión provincial tiene como aliado clave al Gobierno nacional. Desde que Mauricio Macri llegó a la Presidencia, Corrientes dio un salto cualitativo en infraestructura, marcando así un contraste entre lo que fue el kirchnerismo. Cabe recordar que por diferencia de colores políticos, la provincia fue notablemente discriminada por Cristina Fernández de Kirchner, afectando su crecimiento y perjudicando a los correntinos.
Las inversiones que llegan desde el sector privado provocan un aprovechamiento de la materia prima y asimismo garantizan que se agregue valor en origen, como el caso de la planta de jugos de la cooperativa Transformadora, Industrializadora, Comercializadora Citrícola de Mocoretá (Ticcim) y el frigorífico La Muralla China, dos emprendimientos que toman como recursos indispensables el ganado y los cítricos, producción característica de Corrientes.
Pero el Gobierno no se queda atrás. No espera que los capitales privados caigan del cielo sino que genera las condiciones para que los inversores elijan a Corrientes. Muestra de eso es el Régimen de Promoción de Inversiones (Ley 5470), que garantiza beneficios fiscales e impositivos a inversiones en sectores estratégicos como la forestoindustria.

El sector maderero se presenta como el motor del desarollo y, junto con el centro de faena, conforma una alianza comercial estratégica porque son dos sectores que ofrecen la oportunidad histórica de agregar valor en origen con proyección de exportación.
Las inversiones públicas y privadas dan lugar a la apertura de nuevos mercados laborales y la demanda de personal en las empresas que miran al futuro y confían en el crecimiento. Esto no es menor porque el nivel de empleo privado es bajo pero creciente. A partir de la instalación de nuevas compañías en los parques industriales se abren puestos de trabajo que provocan dos consecuencias positivas: evitan el desarraigo garantizando un salario digno y se cumple con el eje de inclusión de la gestión provincial.
Cambiar el paradigma para pasar de un perfil productor a uno industrial no es tarea sencilla. Pasó mucho tiempo pero ahora se trabaja para transformar la producción industrializando en Corrientes. Así lo entienden los funcionarios provinciales cuando tienden una mano a quienes tienen la intención pero encuentran algunas complicaciones. Un ejemplo son las palabras de uno de los propietarios de La Muralla China, Yi Zhuang, que el martes resaltó: “El Gobierno nos dio un apoyo muy grande para que tengamos la confianza de poder invertir en este negocio”.

En este marco de inauguraciones, Valdés declaró que “seguimos alentando para que sigan invirtiendo, porque Corrientes es una provincia que está dispuesta a seguir poniendo lo que tenemos que poner”.
“Como gobernador, me siento feliz y juntos vamos a construir la Corrientes que todos soñamos. Pongámosle fuerza y garra para una provincia industrializada, agregándole valor a la materia prima. Todos somos Corrientes y todos somos importantes”, manifestó Valdés al habilitar en Adecoagro la conexión de gas natural.
LA REPUBLICA

 


0
0
0
s2smodern
powered by social2s

Gobierno de corrientes

Alternative flash content

Requirements

loteria cuarentena

incone

publicidad vianda

Alternative flash content

Requirements