El presidente Mauricio Macri celebró este viernes en Corrientes esa “revolución de energía y de fuerza” con la marcha del “Sí se puede”, que en esta provincia se llamó “Sí se puede, chamigo”, y señaló a las más de 50.000 personas que se congregaron en la costanera de la capital que los une haber decidido “ser libres, que nadie con el dedito nos diga qué tenemos que pensar ni qué hacer”, y “gobernantes que no se crean dueños del poder, que estén cerca, y el “nunca más al miedo”.


“Vengo del centro cardiológico. Me hice un chequeo para que no me explote el corazón con todos ustedes”, dijo Macri en broma a la multitud para señalar la emoción que lo embargó en la tarde correntina, y aclaró inmediatamente que solo fue al Instituto Cardiológico a visitar ese centro.

“Tienen tanta pasión y fuerza los correntinos. Son tan únicos todos, los amo con locura”, comentó Macri a una multitud que lo recibió con “Sí, se puede”. “Los miro a los ojos y veo el corazón de la Argentina”, dijo y consideró que el verdadero poder del país “está acá. Y hoy vinieron a decir que no se resignan a defender sus valores, sus convicciones, y me inspiran”, agregó.
El presidente arribó anoche a Corrientes, proveniente de la localidad chaqueña de Presidencia Roque Sáenz Peña, donde encabezó otro acto de la marcha del “Sí, se puede”, con la que busca ser reelegido en las elecciones del 27 de octubre o, si se tienen en cuenta los resultados de las PASO, revertir los números e ir a segunda vuelta, como ocurrió en 2015. Por eso uno de los eslóganes de la campaña electoral de Juntos por el Cambio es “La damos vuelta”.

 

“Estamos acá porque nos une cuidar nuestra democracia, querer vivir en paz. Nos une la honestidad, la libertad, querer construir y no destruir, respetar al otro, dejarles un futuro mejor a nuestros hijos. Nos une nunca bajar los brazos”, dijo el presidente, que mencionó cada una de las localidades de Corrientes que participaron del acto debajo del puente General Belgrano, entre ellas Mercedes, San Carlos, Colonia Liebig, Riachuelo, Perugorría, Pueblo Libertador, Esquina, Monte Caseros, Goya, San Cosme, Santo Tomé, Concepción, Sauce, Santa Lacía, Lavalle, Mocoretá, Caa Catí, Yofre, Curuzú Cuatiá, Santa Ana, Paso de la Patria, Mburucuyá y Saladas.
“Hace cuatro años, decidimos jugarnos por el cambio, dejar de ser parte del problema para ser parte de la solución. Hemos logrado hacer muchas cosas por más que sabemos que quedan cosas por hacer. Este año y medio ha sido duro”, reconoció, pero prometió “alivio”. “El futuro es distinto, porque el esfuerzo no fue en vano, valió la pena. Argentina va a crecer”, aseguró.

 

Destacó las “rutas, el 4G, los aviones que traen turistas a disfrutar de la hospitalidad y la alegría de los correntinos, de los esteros del Iberá, que son conocidos en el mundo entero; el chamamé, que lo disfrutaron los líderes del mundo”, en referencia a la cumbre del G20 en Buenos Aires y a la gala en el Teatro Colón ofrecida a los presidentes que visitaron la Argentina en noviembre de 2018.
Macri habló de la necesidad de quedarse “más tiempo” en el Gobierno y puso como ejemplo lo que le pasó cuando asumió en Boca, y “ganaba todo Ramón Díaz, pero, después, trabajando, terminamos ganando 17 campeonatos”.
Lo mismo dijo sobre su gobierno en la Ciudad de Buenos Aires. “En cuatro años no pudimos resolver todos los problemas, pero hoy tenemos una de las capitales más modernas del mundo. Y lo mismo vamos a hacer con el país”, aseguró.
Unos jinetes se acercaron al escenario, en representación de la Sociedad Rural, y, en tono de humor, el mandatario nacional bromeó con que “los caballos vinieron a visitar al gato”.
El líder del PRO consideró que lo importante es defender “los valores en que creemos, la familia, recuperar la frontera del narcotráfico”, y reiteró que él “siempre” estará “a favor de la dos vidas”.

 

“Este octubre no se va a volver a repetir en la historia. Ustedes están cambiando la historia para siempre. Estamos haciendo patria”, afirmó y pidió “transformar en acción” la energía de la convocatoria y que las elecciones del 27 de octubre “sean las de mayor asistencia desde 1983”.
“En las PASO, estuvimos un poco distraídos y tenemos que ir a fiscalizar y cuidar el voto, que es nuestro sueño y es nuestro futuro”, dijo e instó a “participar en las redes” con “respeto y sin agresión”.
El agradecimiento de Juliana Awada

Por unos segundos y por primera vez en un acto, Juliana Awada, la esposa de Macri, tomó el micrófono y agradeció a los miles de correntinos que llegaron hasta la capital provincial para sumarse a la marcha del “Sí, se puede”.
Cuando el mandatario llevaba hablando unos 20 minutos, los presentes comenzaron a vitorear el nombre de la primera dama, que estaba arriba del escenario y en una segunda fila, junto al gobernador Gustavo Valdés, el vicegobernador Gustavo Canteros y candidatos locales.
Macri dejó de hablar y le pidió a Awada que se acercara a él. Entonces, el presidente la abrazó, y ella dijo: “Gracias por tanto cariño”.
LA REPUBLICA

 


0
0
0
s2smodern
powered by social2s
DRA TERESITA ORREGO DIABETOLOGA

Gobierno de corrientes

Alternative flash content

Requirements

incone

lamarta

JULIANA SAND REINA NACIONAL DE LA NARANJA 2018

institucional

Alternative flash content

Requirements

LA MARTA pagina web