Decisión política, madera en origen en abundancia, ubicación estratégica, estabilidad fiscal e inversiones en infraestructura portuaria, energética y caminera son algunos factores que la posicionan como zona ideal para negocios forestoindustriales.

Desde que asumió como gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés definió que la industria sería una de las claves por donde pasaría su gestión. En esa línea, el mandatario remarca constantemente la necesidad de atraer inversiones privadas para agregar valor a uno de los principales recursos productivos de la provincia: la forestación. Cambiar el perfil productivo no es una tarea sencilla, pero en los últimos diez años se conjugan factores que, en la actualidad, se transforman en señales del Estado al sector privado y que generan que Corrientes tome mayor protagonismo en el sector forestoindustrial nacional e internacional.
En diálogo con La República, el ministro de Producción y candidato a diputado nacional por ECO + Juntos por el Cambio, Jorge Vara, recordó que “cuando se creó la Subsecretaría de Industria en 2012 –entonces dependiente de esa cartera–, una de las primeras tareas fue conocer si los industriales madereros de Misiones, potencia forestoindustrial de la región, mudarían sus empresas a Corrientes”.
“La respuesta fue negativa”, contó Vara y detalló que el principal motivo que esgrimieron los misioneros fue la insuficiente provisión de energía eléctrica. Sin embargo, algunos años después , esa respuesta va perdiendo vigencia.
Motivos

Para entender el ascenso de la provincia en el mercado forestal hay que aceptar que se fueron dando algunas cuestiones que antes estaban ausentes.
Desde el Ministerio de Producción explicaron que uno de los motivos es que “estamos en un momento en el que están madurando grandes extensiones de forestación y eso provoca abundancia de madera, que busca demanda interna y externa”.
Otro factor que incide es que el Gobierno provincial desplegó una serie de obras energéticas que demandaron millonarias inversiones para mejorar la prestación a las industrias de las cuatros cuencas forestales (Noreste, Noroeste, Sureste y Suroeste). Este es un dato que consideran mucho los inversores a la hora de analizar oportunidades de negocios.
En materia de energía hay que considerar también el impacto de los tres proyectos de generación de bioenergía que se construyen en la provincia, dos en Gobernador Virasoro y uno en Santa Rosa. Las plantas producirán energía eléctrica a partir del aprovechamiento de subproductos maderables que comprarán en la zona y luego inyectarán esa energía al tendido nacional. Este dato tampoco pasa desapercibido para los inversores.
El acogimiento a los beneficios del Régmimen de Promoción de Inversiones (Ley 5470) es otro elemento que suma muchísimo en el posicionamiento de la provincia ante el sector privado. Se trata de un respaldo legal a las inversiones destinadas a la instalación de empresas madereras. Se garantiza estabilididad fiscal sin el pago de impuestos a los sellos, ingresos brutos e inmobiliario rural, entre otros beneficios.
Entre las inversiones hechas por la Provincia hay que destacar el acondicionamiento de rutas y caminos provinciales. A través de Fondo de Desarrollo Rural y los consorcios forestales se realiza un constante mantenimiento de los caminos de la producción que garantizan la circulación de los transportistas y productores.
En materia de logística, el Gobierno provincial se alinéo con lo hecho por la Nación y habilitó la circulación de los vehículos bitrenes en algunas rutas provinciales. Esta decisión política representa un plus para el sector forestal, porque ese tipo de transporte permite reducir los costos de logísitica y el impacto en la calzada, evitando daños en las rutas con el paso del tiempo.
El Gobierno de Corrientes apunta también a aprovechar los ríos como vías de traslado de la producción y por eso planifica la construcción de nuevos puertos. Esto posibilitará que, en poco tiempo, la producción local tenga su propia salida al exterior, abaratando los costos logísticos.
Estos son algunos de los elementos que, en el escenario regional, nacional y mundial, posicionan a Corrientes como zona ineludible a la hora de pensar en negocios en el sector forestal y en el forestoindustrial.
Una relación con objetivos planificados

El Gobierno provincial y los empresarios madereros acordaron una alianza estratégica para unificar esfuerzos y obtener resultados que redunden en mejores condiciones de producción y comercialización de la madera. En 2013 se terminó de elaborar el Plan Estratégico Foresto-Industrial de Corrientes (Pefic) y dos años después se creó una asociación (Apefic), que es la encargada de hacer cumplir lo consensuado en ese documento entre funcionarios, técnicos, especialistas, empresarios y referentes del sector forestal.
En el sitio web de la Apefic (apefic.org.ar) se destaca que “la provincia de Corrientes asume decididamente su potencial forestal. Lo hace desde la construcción de una estrategia de desarrollo integral e integrada, social y ambientalmente sustentable que descansa en una fuerte vinculación público-privada capaz de generar las condiciones necesarias para el impulso de un proceso de incremento del agregado de valor en origen”.
Desde que se creó la Apefic se inauguró un espacio en el que representantes del sector público y del privado debaten propuestas para apuntalar al sector con mayor potencial de desarrollo, siguiendo siempre los ejes definidos en el plan.
A la par de los encuentros de la comisión directiva y de las capacitaciones y exposiciones de la Apefic, la articulación público-privada también se dio en la Mesa de Competitividad Forestal Nacional y en la que se desarrolla en el ámbito provincial periódicamente y es encabezada por el gobernador Gustavo Valdés.
Otro dato es que llegó a la Cámara de Diputados de la Provincia un proyecto con media sanción del Senado, cuyo propósito es crear la ley Pefic para financiar proyectos priorizados en conjunto y asimismo darle autoridad de aplicación a la Apefic.
Ubicación estratégica y mejor rentabilidad

A la hora de resaltar las bondades de Corrientes para atraer inversiones en el sector maderero, hay que poner atención en la ubicación geográfica de la provincia en el mapa mundial. Está en el corazón del Mercosur y eso le otorga un plus en relación a Entre Ríos y Misiones, las otras provincias forestales del NEA.
Días atrás circuló el editorial del periodista misionero Eduardo Pérez, quien en su programa de televisión puso en evidencia los logros de la política industrial de Corrientes al comparar con lo que sucede en su provincia. Pérez cuestionó la política recaudatoria en Misiones y destacó la manera en que Corrientes va ganando terreno en la forestoindustria, sector liderado históricamente por los misioneros.
Pérez resaltó que el Gobierno correntino “entendió que para alentar las inversiones no hay que perseguir al sector privado con impuestos”. En ese sentido, el empresario Osvaldo Simer –radicado en Neuquén–, explicó que, gracias a los beneficios de la Ley 5470, y otras cuestiones los compradores de madera dejaron de hacer negocios en Misiones y comenzaron a hacerlo en Corrientes porque consiguen mejores precios. A eso agregó que la ubicación de la provincia le permite reducir costos de flete porque el recorrido es menor.
LA REPUBLICA


0
0
0
s2smodern
powered by social2s
DRA TERESITA ORREGO DIABETOLOGA

Gobierno de corrientes

Alternative flash content

Requirements

incone

lamarta

SE INAUGURÓ EN CENTRO ONCOLÓGICO DE CURUZÚ CUATIÁ

institucional

Alternative flash content

Requirements

LA MARTA pagina web