Alexis, de 22 años, hijo del histórico jefe de la barra brava de Newell's, “Pimpi”, lidera la banda desde la cárcel.

El Gran Rosario terminó el 2018 con un 20 por ciento más de homicidios que en 2017. Más de la mitad de los crímenes, según un relevamiento que hizo el Ministerio de Seguridad de la Nación, están relacionados con el tráfico de drogas. Las peleas en los barrios por controlar el negocio del narcomenudeo terminan, por lo general, con balazos y muchas muertes.

En la zona sur, en un radio de cincuenta manzanas, dos clanes familiares vienen desde hace tiempo dirimiendo el territorio a los tiros. La sangre derramada entre los Funes y los Camino explica en parte este recrudecimiento de la violencia que padece la ciudad.

Las primeras y segundas líneas de ambas bandas están hoy tras las rejas. Primero cayeron Los Funes. Alan y Lautaro, dos de los cuatro hijos de Jorge “El Gordo” Funes, el mentor del negocio narco -hoy alejado del mando- están presos. Ulises (21) y Jonatan (28), alias “Bam Bam”, sus otros dos hijos, fueron asesinados el año pasado en medio de esta feroz disputa.

También fueron apresadas las parejas de los principales cabecillas. Jorgelina "Chipi" Selerpe (24), novia de Alan, está acusada de homicidio. Según los investigadores, se encargaba de la comercialización y la distribución de parte de la droga.

Lo mismo que Brisa Amaral (18), pareja de Jonatan, a quien asesinaron a su lado cuando salían de una visita de la cárcel de Piñero. Semanas atrás, la Justicia la condenó en un juicio abreviado por un rol secundario en la organización que se transformó en jerárquico tras el desmembramiento de la familia.

Ahora, tras otra silenciosa y larga investigación, la Justicia de Santa Fe desbarató y encarceló a casi toda la estructura de los Camino, la otra banda. Cayeron por los delitos de usurpaciones, coacciones y tenencias de armas. No así por la comercialización de droga, la base del negocio. La Justicia Federal todavía no avanzó en ningún expediente por este delito. Ni con los Funes, ni con los Camino.

La competencia de un fuero y otro se coló en las imputaciones de 23 de los integrantes de esta última organización. En una primera instancia, el juez rosarino José Luis Suárez se declaró incompetente para poder juzgar el delito de asociación ilícita por entender que existe "una conexión indudable con la comercialización de estupefacientes". La pelota recayó entonces en el magistrado federal Carlos Vera Barros, quien rechazó el planteo y devolvió el expediente a los tribunales ordinarios.

Tras el entredicho, Suárez aceptó con sus reparos la calificación que pidieron los fiscales que intervinieron en la investigación: “una asociación ilícita o banda con permanencia en el tiempo destinada a cometer delitos indeterminados, contra la propiedad, la libertad y la integridad física de las personas”.

La estructura y roles quedó expuesta en las pesquisas. La banda la lidera desde la cárcel Alexis Camino (22), hijo de Roberto “Pimpi”, histórico barra brava de Newell's. Está preso desde 2016, pero activo a través de sus órdenes telefónicas. “Ejerce una jefatura clara y contundente que se evidencia a través de cómo se relaciona con el resto de los miembros de la banda. Da órdenes precisas, exige que los demás le rindan cuentas”, dice el expediente.

Su primo Andrés, alojado en otra celda del mismo penal en Coronda (tiene varias causas por homicidio), figura como su “mano derecha”. Para la Justicia, es quien “organiza y ejecuta” los pedidos del líder.

Un escalón más abajo se ubica Fidel Antonio Camino, alias “El Rengo”, tío de Alexis y padre de Fernando; Antonella, Matías y Karen Camino, otros integrantes del clan familiar. Su labor pasa por “realizar tareas subrepticias en el barrio Municipal”, el territorio de mayor influencia del grupo. Figura como el nexo entre la banda y los vecinos.

A Antonella, una de sus hijas, le achacan el “rol de organizadora y administradora del capital monetario necesario para el funcionamiento de la banda”.

Otros primos de Alexis, los hermanos Mariela y Cristian Urraco, tienen un “papel relevante”, según el expediente. “Mantienen comunicación con Alexis y por el otro se relacionan con Andrés, obedeciendo las directivas que él imparte o en su defecto transmitiéndole lo que Alexis le diga para él”, sostienen.

En la causa agregan que “Mariela está dentro del círculo de personas de mayor confianza, situación que se puede observar en varias conversaciones, manejando dinero, colaborando o simplemente aconsejando”.

También se detalla el rol de Juan Manuel "Juanchi" Almada, otro primo de Alexis, quien está preso por los crímenes de Mariela Miranda, la mamá de los Funes, y de Rubén “Tubi” Segovia, un ex aliado de los Camino asesinado en su celda de Coronda este año.

Muchos de los 23 imputados figuran con el rango de “soldados”, entre ellos algunas mujeres, como el caso de Clara Jaime, amiga de confianza del clan. Se la menciona en la investigación como “la persona encargada de preparar los bolsos y trasladarlos, también de recoger el dinero y distribuirlo”.

Los fiscales están convencidos de que estas detenciones e imputaciones generarán una "catarata" de nuevas denuncias.

"Muchos afectados de usurpaciones han tenido un temor muy grande a denunciar y colaborar con la investigación. Este avance puede darles más seguridad a las víctimas a fin de colaborar para arribar a futuras condenas”, señalaron tras la confirmación de todas las prisiones preventivas.
Quién era "Pimpi"

A "Pimpi” Camino (34) lo mataron de cinco tiros a la salida de un bar, en marzo de 2010. Ya se habían terminado sus tiempos como capo de la barra brava de Newell’s, pero su poder dentro del mundo delictivo seguía vigente.

Su feudo, en el barrio Municipal, llegó a ser conocido como “Pimpilandia”, una demostración de quién detentaba el poder en esa zona de Rosario.

El hombre había logrado insólitas y jugosas concesiones de la dirigencia, que le permitió manejar el pase de futbolistas, utilizar a su antojo el estadio cubierto para la organización de espectáculos y cualquier otro negocio ilícito desde la tribuna.

Sus relaciones lo acercaron a la temible banda “Los Monos”, aunque con el tiempo le soltaron la mano.
INFOBAE


0
0
0
s2smodern
powered by social2s
OSCAR YANISELLI CHARLA TALLER DAR DE LEER FERIA DEL LIBRO GOYA

Gobierno de corrientes

Alternative flash content

Requirements

incone

lamarta

MARISA AGUIRRE LAS PREGUNTAS DE DELFINA FERIA DEL LIBRO GOYA

institucional

Alternative flash content

Requirements

LA MARTA pagina web