Escucha en vivo

Clarín habló con el papá de Julia, quien filmó a su novio disparando en la autopista y lo subió a Instagram.

La primera alerta llegó por teléfono. Eran las 10:30 cuando la casa de la familia Larios se llenó de ruido de notificaciones, llamadas perdidas y mensajes de Whats App. En simultáneo, los canales de noticias viralizaban un video: una pareja de jóvenes en un Volkswagen Bora, con armas, tomando fernet y disparando desde la ventanilla en la autopista Panamericana. “¿Es Julia?” “¿Qué hace ahí?”, las preguntas que llegaban desde el teléfono se mezclaban con gritos y palabras apuradas, difíciles de entender para Antonio, su padre. No tuvo tiempo de reaccionar, le estaban diciendo que su hija había publicado un video y estaba saliendo en la tele junto a su exnovio Lautaro Sosa. “¡A los tiros!”, insistían. Desde ese momento su mente es un fluir constante de diálogos internos. Así, subió a la primera planta de su casa, abrió la puerta de la habitación de Julia y la encontró en la cama durmiendo con él. “¿Qué? ¿No se habían separado? -pensó-, ¿Cuándo y cómo lo metió en la casa?”.

“Mi mujer la despertó y le pegó un sopapo. Los dos lo echamos a él y ella lo siguió. No pudimos pararla”, dice Antonio a Clarín. Tampoco se quedó quieto. Agarró la tablet a la que le habían enviado la filmación que se repetía en los noticieros y se presentó en la Comisaría 42, con jurisdicción en la General Paz. Fue ahí porque en un inicio se había informado que Julia y Lautaro se grabaron en esa avenida. Era un error. “Me atendió un efectivo joven. Me dijo: ‘señor, vaya tranquilo, acá no tenemos constancia de ese ilícito’. Yo quería decir que era mi hija. Ponerme a derecho pero no me tomaron declaración”, dice. Horas más tarde, en la madrugada del viernes, volvería a verse con la Policía. La División de Delitos Tecnológicos de la Federal había rastreado a la pareja y la División de Investigación del Robo Organizado de la misma fuerza los había identificado. Cuando a las 03:30 los efectivos entraron a la casa familiar en Lomas del Mirador sólo encontraron a un papá avergonzado.

El video:

Lautaro y Julia tienen 20 años. Ninguno, antecedentes. Él lleva una vida nómade y ella es una chica de clase media. Lautaro no tiene domicilio, su lugar de pertenencia es móvil: el Bora en el que se filmó con armas y disparando. Hace por lo menos ocho meses vive en ese auto, según contó una fuente del caso. Se habría ido de su casa por un conflicto familiar. Parecen provenir de mundos muy distintos. Julia tiene un lugar donde volver, en su dormitorio están las carpetas de la carrera de Instrumentadora Quirúrgica. Su familia dice que había empezado a preparar dos materias que rendiría en febrero.

"Julia siempre fue rebelde pero no entiendo cómo terminó así. Tengo 42 años de trabajo, 25 en la misma empresa como visitador médico. Levantarme todas las mañanas para ir a laburar fue el ejemplo que le di ", agrega e invita a ver álbumes familiares. "No hubo acto -sigue- al que no fuera o tarea que no revisara. Tengo un dolor en el pecho. Esta es la semana más triste de mis 65 años".
La historia de la chica detenida por el video en la Panamericana: "Hija, dejá de defenderlo y decile la verdad al juez"

La pareja tenía una historia complicada, al punto que la chica le hizo una denuncia por violencia de género en noviembre.

La historia de Julia con Lautaro siempre fue complicada, al punto que le hizo una denuncia por violencia de género en noviembre. La familia creía que se habían separado, pero el 31 de diciembre él la fue a buscar y ella lo perdonó. Antonio no lo sabía. Ayer al mediodía tuvo el último contacto con su hija. Julia entonces era una voz desesperada, pidiendo que la saquen de la cárcel, diciéndole que la querían responsabilizar por un arma que no era suya ni había visto. El llamado ocurrió antes de que el Juzgado Criminal y Correccional N° 7 la indagara. Julia se refería a un revolver calibre 32 que la Policía Federal encontró dentro del Bora cuando el martes la detuvieron a ella y a Lautaro. Era un arma diferente a la automática que mostraban en el video, aunque al igual que la otra tenía la numeración limada. “Hija, decí la verdad. Explicale al juez que no tenés nada que ver con ese revolver. Y dejá de defenderlo. Abrí los ojos, por favor”, le pidió.

Hoy la pareja enfrenta dos causas: una en los juzgados de la calle Talcahuano por resistencia a la autoridad, tenencia ilegal de arma de fuego y averiguación de ilícito, y otra en Vicente López por los mismos delitos más abuso de armas. Anoche fueron trasladados a un complejo penitenciario y esta mañana el fiscal Gastón Larramendi pedirá sus detenciones. Las acusaciones se suman.

El origen de las causas:

​​Las imágenes previas al incidente en la autopista muestran a la pareja tomando en un boliche. En la secuencia siguiente están dentro del Volkswagen Bora. "Ah re", dice ella y tira besos a la cámara del celular. En otro plano Lautaro carga una pistola automática. La saca por la ventanilla y dispara dos veces. Julia graba todo y lo hace público a través de su Instagram, festejándolo con emojis.​

El fiscal Gastón Larramendi confirmó ayer, a través de un peritaje técnico, que se trataba de una pistola Beretta PX4 Storm, un modelo que años atrás se le dio a la extinta Policía Metropolitana. Aún no se sabe dónde está. Los investigadores sospechan que tal vez Lautaro la intercambió antes de ser arrestado.

Sábado, Septiembre 22, 2018
Referentes de Agricultura Familiar

Gobierno de corrientes

Alternative flash content

Requirements

Alternative flash content

Requirements

Concejal Ludmila Baldi

COMPLEJO TURISTICO LA MARTA
Presidente Club La Bahia

Alternative flash content

Requirements

LOTERIA SORTEOS

Alternative flash content

Requirements

Entrevista con Infobae de Alberto Abad sobre economia
Horoscopo 21 de Septiembre