"La Chancha" y "El Mono" fueron hallados culpables de liderar una asociación ilícita dedicada al lavado de activos.

Rubén “La Chancha” y Ángel “El Mono” Ale y María Jesús Rivero fueron hallados culpables por el Tribunal Federal de Tucumán de liderar una “asociación ilícita” dedicada al lavado de activos.

Los jueces Alicia Noli, Gabriel Casas y Domingo Batule resolvieron condenar a 13 de las 16 personas acusadas de integrar el clan Ale.

“La Chancha” y “El Mono” fueron condenados a 10 años de prisión, mientras que para Rivero -ex pareja de Rubén Ale- la sentencia fue de 6 años de cárcel, según informa el diario La Gaceta de Tucumán.
Diez años de cárcel para los hermanos líderes del poderoso clan Ale

Ángel "Mono" Ale, enojado con Susana Trimarco, madre de Marita Verón, durante el juicio en su contra en Tucumán. (La Gaceta)

En tanto, del resto de los acusados, diez recibieron penas de entre tres y siete años de prisión: Fabián González y Carlos Ocampo (7), Víctor Suárez y César Manca (6), Enrique Chanampa, José Lucero y Ernesto Catulo (6) y Valeria Bestán, Julia Esther Picone y María Florencia Cuño (3).

Y tres de los imputados fueron absueltos. Se trata de Oscar Dilascio, Hernán Lazarte y Sergio Parrado.

El juicio

En el marco del mayor juicio por lavado de activos de la historia argentina, el cual duró un año y por el que pasaron alrededor de 100 testigos, el fiscal federal Pablo Camuña argumento durante los alegatos que durante el proceso "se probó la existencia y el funcionamiento de una vasta organización criminal, histórica en la provincia, que desarrolló diversos planes delictivos durante más de una década”.

También dijo que “de esas actividades se obtuvieron ingentes ganancias y activos, a punto tal que tuvo que generar una subestructura cuya función fue la de colocar esos bienes en la economía legal, es decir, el lavado de activos".

En base a ese argumento, el fiscal Camuña había solicitado que se condene a los hermanos Ale, acusados de liderar la "asociación ilícita y lavado de activos", a 13 años de prisión y que los bienes decomisados, entre ellos 60 armas y 5.500 proyectiles, sean entregados a fuerzas de seguridad para la lucha contra el lavado de activos, la criminalidad económica y el crimen organizado. Para el resto, había pedido penas de entre 2 y 10 años.

En tanto, las querellas, integradas por representantes de la Unidad de Información Financiera (UIF) y de la AFIP habían requerido 20 años de prisión para "El Mono" y "La Chancha" Ale y el pago de una multa de 12,4 y 10,6 millones de pesos, respectivamente, por ser cabecillas de la banda. En cuanto al resto de los 14 imputados, la solicitud de penas había variado entre los 5 y los 18 años de prisión.

La causa

La causa contra el clan Ale comenzó en febrero de 2013 a raíz de un informe de la UIF efectuado luego de una presentación de Susana Trimarco, madre de María de los Angeles "Marita" Verón, cuyo paradero se desconoce desde que fue secuestrada en abril de 2002 para obligarla a ejercer la prostitución en La Rioja, según dio por probado la Corte Suprema de Justicia tucumana.
Diez años de cárcel para los hermanos líderes del poderoso clan Ale

La causa contra el clan Ala comenzó tras una presentación de la mamá de "Marita" Verón, secuestrada en 2002 para obligarla a ejercer la prostitución en La Rioja, según dio por probado la Corte Suprema de Justicia tucumana.

La UIF individualizó en forma muy precisa y documentada maniobras por un total de 39.556.960,52 pesos y la utilización de diversas sociedades comerciales tales como la firma Cinco Estrellas S.R.L., Point Limits S.R.L. y la Transportadora Leonel S.R.L.

De acuerdo a su planteo, al menos durante una década, Rubén y Ángel Ale manejaron una asociación ilícita responsable del lavado de ese dinero proveniente de la trata de mujeres, el juego ilegal, el narcotráfico, el robo de cosechas y varias extorsiones.
Diez años de cárcel para los hermanos líderes del poderoso clan Ale

2012. Reunión entre dirigentes del club San Martín, como la Chanca Ale, y el entonces gobernador de Tucumán José Alperovich. (Archivo)

Para la UIF, también lavaron plata de múltiples negociados con el fútbol, ya que “La Chancha” fue durante años dirigente del Club Atlético San Martín de Tucumán. Es más, solicitaron al tribunal que envíe a la jueza federal de Capital María Romilda Servini la declaración de María Jesús Rivero, donde habla sobre cómo la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) negociaba con los cheques entregados a los clubes, con fecha diferida.

Según la causa que investiga la jueza Servini por defraudación pública, ellos se hacía para obligar a los dirigentes futbolísticos a cambiar los cheques en una cueva relacionada a dirigentes de la AFA, que se quedaba con el 40 % del monto.


0
0
0
s2smodern
powered by social2s
MARTIN BAINTRUB LIBROS

Gobierno de corrientes

Alternative flash content

Requirements

incone

lamarta

JOSE A MONNIN ESCRITOR CAMARA PARAGUAYA DEL LIBRO

institucional

Alternative flash content

Requirements

LA MARTA pagina web