Fernández y las internas en el Titanic

FALLIDO.JPEG

Fallido en el fondo no tan fallido de Frederic: dijo que el Presidente tiene el poder por el momento.


Ricardo Roa
Sin querer decirlo, o queriendo decirlo, la ministra Frederic acaba de explicar cómo funciona el Gobierno. Cuando le preguntaron si va a reemplazar a Rossi, el ex ministro de Defensa, dijo: “Soy ministra de Seguridad; nunca se sabe lo que puede pasar. Por el momento, el poder lo tiene Alberto Fernández”. Dos puntos de esa frase llaman la atención. Uno: que en el Gobierno “nunca se sabe lo que puede pasar”. Y el otro, que Fernández tiene el poder “por el momento”.

Eso apareció en el barullo con la candidatura de Rossi a senador por Santa Fe. Había dos aspirantes oficialistas: Mirabella, impulsado por el gobernador Perotti y Sacnun, bendecida por Cristina. Y como ninguno medía bien. Fernández le dijo a Rossi que se postulara. ¿Y qué pasó? Perotti vino a ver a Cristina y arregló con ella que bajaría a Mirabella para subir a Lewandowski y Sacnun. Rossi, afuera. ¿Qué diría de esto Frederic?: lo que dijo, que en el gobierno puede pasar cualquier cosa. Para que se entienda mejor, o peor: Perotti es peronista y Rossi un ultra kirchnerista convencido, que dice que no le consta ese pacto con Cristina. También dice de Perotti cosas terribles.

Lo que sigue en la historia: Cristina, que junta y suma para ella, le pide a Fernández que le pida a Rossi que baje su candidatura. Fernández hace lo que le pide Cristina pero Rossi se rebela y no mete violín en bolsa: arma una lista con Rodenas, peronista y vicegobernadora de Perotti. Error de Frederic: el Presidente no tiene el poder “por el momento”. Lo tiene por momentos y cuando Cristina le deja tenerlo. Hay más. Para sacar a Rossi de Defensa, Fernández debe improvisar desde Perú un nuevo protocolo: los candidatos tienen que renunciar a sus cargos. Y Rossi se notifica por tevé que deja de ser ministro.

Hay otra historia clave detrás de la historia de la pelea por las candidaturas en Santa Fe. No viene únicamente de la política. Mezcla el juego clandestino, la banda de Los Monos y la corrupción judicial: dos fiscales han sido detenidos. Un foco de esa batalla está en el bloque peronista del senado provincial, con Perotti enfrentándolo a muerte.

Esta vuelta, Fernández perdió dos ministros de los elegidos por él. Rossi y Arroyo, que pasó de Desarrollo Social al pelotón del fondo de la lista de diputados: quedó 12, seis puestos por debajo de la esposa de Berni. Premio consuelo, si entra. Ya tiene reemplazante: es Zabaleta, el jefe de Hurlingham, que metió ruido por un rato con una lista contra La Cámpora para levantarla y entrar al Gobierno. Como Cristina, La Cámpora junta y suma para ella: se aliaron a los intendentes y limpiaron las listas que competían con ellos.

Y si uno quiere entretenerse con estas PASO, ahí están los imperdibles spots de Guillermo Moreno. Un mundo feliz rodea al candidato que, entre besos y abrazos y selfies, hace dichosos a todos porque “amigos tiene cualquiera, militantes pueden tenerlos, pero no tiene cualquiera los compañeros que tengo”. Un nuevo aporte supremo al surrealismo político.
LA NACION

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s
© 2017 - 2021 Todos los Derechos Reservados - Diseño: IN-CO-NE