Bacteria tiñe de verde el río Paraná

IDENTIDAD CORRENTINA

Científicos del Conicet advirtieron ayer que las cianobacterias, un grupo de bacterias prehistóricas, tiñen de verde las aguas del sistema fluvial del río Para­ná.

Ante la baja del caudal por las pocas precipitacio­nes y llamaron a tomar una serie de recaudos ya que son capaces de producir sustancias tóxicas para la salud.

La floración de estos or­ganismos, que dan un color verde brillante a la super­ficie del agua, apareció en lugares como la Laguna Se­túbal o del lago del Parque Sur y suele ocurrir durante temporadas cálidas, favo­recida por la bajante de los ríos y el estancamiento del agua.

“En Santa Fe venimos sin­tiendo desde hace unos me­ses el efecto del fenómeno climático conocido como ‘La Niña’ que, para estas latitudes, se traduce princi­palmente en una disminu­ción de las precipitaciones. Esto trae aparejado que el caudal de los ríos Salado y Paraná se vea reducido”, explicó Diego Frau, investi­gador del Instituto Nacional de Limnología (Inali-Coni­cet/UNL).

“Producto de esta bajante y el estancamiento del agua se registró una floración de cianobacterias en la Laguna Setúbal”, agregó.

El investigador recordó que se registraron floracio­nes similares en localidades bonaerenses como Beraza­tegui y Tigre o en la zona de Puerto Madero, en la Capital Federal, porque fue transportada por el sistema fluvial del río Paraná.

“Las dificultades con las cianobacterias se relacio­nan particularmente con lo que se conoce como flo­raciones o blooms. Las mis­mas se producen por el ex­ceso de nutrientes disueltos en agua, temperaturas ele­vadas y alto tiempo de resi­dencia del agua, que propi­cian el crecimiento masivo de estos microorganismos”, aclaró.

“Cuando ocurren estos eventos de floraciones, las cianobacterias son capaces de producir sustancias tóxi­cas conocidas como ciano­toxinas, las que son libera­das a la columna de agua, y/o sedimentos al morir los microorganismos que las contienen”, advirtió Frau.

El investigador explicó que debe evitarse el con­tacto directo con el agua y los bordes húmedos de la laguna cuando se producen estos eventos, ya que las cianobacterias son capaces de producir afecciones en la piel como prurito, eritemas o dermatitis.

Inconvenientes

“En caso de que el agua que presenta una floración de cianobacterias entre en contacto con mucosas, como ojos, oídos, boca o nariz, ya sea a partir de la producción de aerosoles durante una actividad acuática (como ca­notaje, ski acuático, natación, etc.) o la ingesta directa durante el baño, pueden llevar a sintomatologías simi­lares a cuadros de gastroenteritis o de gripe, incluyendo fiebre y dolor de cabeza”, explicaron.
NORTE CORRIENTES

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

Pinturería Norte

© 2017 - 2020 Todos los Derechos Reservados - Diseño: IN-CO-NE