Fue organizado por quienes concesionan las canchas.

Hace 15 días habían pedido permiso para vender viandas.

Paula Galinsky

Este domingo efectivos de la Gendarmería irrumpieron en el Club Atlético Pilar. Allí, en plena cuarentena y a días de sumar restricciones mayores por el aumento de contagios por coronavirus, se estaba desarrollando un torneo de pádel. Imputaron a 16 personas.

El escándalo creció luego de que se conocieran los nombres de los que fueron parte de ese plan recreativo, en un momento en el que la premisa es quedarse en casa para evitar el colapso del sistema de salud. Había funcionarios y ex funcionarios entre los participantes.

Se sabe que el sábado también habían jugado aunque no está claro si había sido la primera vez o si ya habían usado las canchas el fin de semana anterior. Según pudo averiguar Clarín, la empresa que tenía la concesión de las canchas se encontraba dentro del predio desde hacía más de 20 días.

“Los titulares de la concesión nos habían avisado hacía tres semanas que iban a realizar tareas mínimas de mantenimiento. Algo de arreglos y pinturas. Y hace 15 días nos consultaron para empezar a preparar viandas y vender algunas bebidas, porque además de estar a cargo de las canchas de pádel tienen el buffet del club”, explica a este diario Marcelo Pérez, presidente del Club Atlético Pilar.

Dice que le plantearon que estaban con muchas dificultades económicas porque debían cumplir con los sueldos de varios empleados. Por esta razón, las autoridades del club accedieron. Sin embargo, remarcaron que los compradores de las viandas podían acercarse a la puerta del predio a retirarlas pero no entrar.

“Nunca imaginamos que podían organizar un torneo”, sostiene Pérez, que repudia lo sucedido, lamenta que se haya manchado la imagen del club y evalúa la posibilidad de sacarle la concesión a la firma que organizó el encuentro deportivo.

El presidente del Atlético Pilar cuenta que entre los presentes estaba el secretario general y de Economía del Municipio de Tigre, Fernando Lauría, uno de los funcionarios más importantes del intendente massista Julio Zamora.

Según Pérez, "también se encontraban el ex ministro del Interior Rogelio Frigerio y el subsecretario de Deportes de la Ciudad de Buenos Aires, el ex tenista Luis Lobo". Ambos se habrían retirado antes del allanamiento.

Ignacio Amui, tesorero de River, es otro de los que figuran en la lista de asistentes al torneo de pádel. Quedó imputado.

“No los vi, pero fue lo que me comentaron. Nosotros contábamos con un sereno que cuidaba el predio, pero como tiene problemas de salud y es grupo de riesgo decidimos mandarlo a su casa. Por eso, hace un mes pusimos cámaras de seguridad que, después de este episodio, quedaron en manos de Gendarmería”, suma Pérez.

El episodio tuvo consecuencias inmediatas en lo político. Lauría presentó su renuncia, que fue aceptada por el intendente de Tigre, Julio Zamora.

Lo mismo hizo Luis Lobo, quien dejó su cargo en la Ciudad. En su caso, desmintió las acusaciones en una carta de despedida. "En ningún momento participé de un torneo de pádel, en esa ocasión ni durante el periodo de cuarentena", aseguró. Desde el entorno de Lobo contaron que estuvo en el lugar, pero no habría jugado.

Allegados a Rogelio Frigerio dijeron a Clarín que el ex funcionario "no jugó ni se anotó en ningún torneo de pádel". En tanto, fuentes de River confirmaron la participación de Ignacio Amui: "Es correcta la información".

El juez federal de Campana Adrián González Charvay, a cargo del caso, ordenó al área Pericias de Gendarmería el análisis de las grabaciones de las cámaras de seguridad. Este material resultará clave para determinar quiénes ingresaron al club y si hubo alguna actividad previa a la del último fin de semana.

Según el presidente del club, las cámaras apuntan a las canchas, por lo que los investigadores podrían encontrar elementos para reconstruir lo ocurrido y determinar la participación de cada uno.

Además de mostrarse sorprendido e indignado por la organización del torneo ilegal, Pérez cuenta que le llama mucho la atención que se sumaran personalidades públicas, ya que la zona en la que se juega al pádel da a Ruta 8. "Están muy expuestos. Cualquiera que pase por ahí los puede ver desde afuera", advierte.

DD
CLARIN


0
0
0
s2smodern
powered by social2s

Gobierno de corrientes

Alternative flash content

Requirements

loteria cuarentena

incone

publicidad vianda

Alternative flash content

Requirements