Se trata del hogar Euroresidencia. De sus 84 residentes, 75 dieron positivo de COVID-19.

Aunque la mayoría son asintomáticos, y cumplen con el aislamiento dentro de la institución, 16 debieron ser trasladados

Sobre la calle Mónaco 3810 en la localidad de Villa Ballester, provincia de Buenos Aires, funciona desde hace una década Euroresidencia. De acuerdo con la descripción que figura en su página de Facebook, se trata de una “Residencia parque para mayores donde, hasta hace unos meses, sus residentes disfrutaban de jugar al bingo y hacer talleres de cocina.

Sin embargo, en las últimas horas, el lugar se convirtió en un foco de trasmisión de coronavirus. Actualmente, según pudo constatar Infobae, allí viven 84 personas. De esas 84, 75 fueron diagnosticadas con COVID-19.

Aunque la noticia de los contagios trascendió el domingo 28 de junio, el tema arrancó la semana pasada. En comunicación telefónica con este medio, el médico encargado de la institución, que no quiso revelar su nombre, explicó cómo se desencadenó la ola de contagios. “Para nosotros fue una sorpresa. No esperábamos este resultado porque, desde que se decretó el aislamiento, ‘social, preventivo y obligatorio’, nuestro personal venía trabajando con turnos rotativos de siete días con el objetivo de reforzar las medidas de seguridad”, apuntó. Sin embargo, el virus logró filtrarse en la residencia.

“El lunes 22 de junio recibimos el llamado de tres empleados que tenían que venir a trabajar esa semana, diciendo que estaban con síntomas de COVID-19. Automáticamente decidimos hacer un testeo masivo y nos encontramos con que el 90 por ciento de los residentes eran asintomáticos y el 40 por ciento del personal también. No es lo que hubiéramos deseado pero sucedió”, explicó el profesional.

En Euroresidencia trabajan alrededor de 50 empleados que, de acuerdo con lo expuesto por autoridades del geriátrico, cumplían con un estricto protocolo de higiene y seguridad. “Además de trabajar por turnos, se movían con equipos de protección personal y mantenían el distanciamiento, salvo algunas excepciones”, dijeron desde la residencia.

Ante la confirmación de los contagios, la Secretaría de Salud del Municipio de San Martín armaron un plan de contingencia para los nueve residentes que no contrajeron el virus. “Decidimos alojarlos en otro sector de la residencia porque sacarlos de acá sería un riesgo”, apuntaron en diálogo con Infobae. Entre los 75 restantes, hay 16 que debieron ser trasladados a distintas instituciones hospitalarias porque tenían complicaciones respiratorias. “Los otros 59, como están asintomáticos, van a cumplir con el aislamiento en el lugar”, explicó el médico.

Los contagios en los geriátricos son una constante. La semana pasada, la residencia geriátrica Del Arce (ubicada en el barrio porteño de Villa Urquiza) confirmó 45 casos positivos de COVID-19 y la muerte de siete residentes. De acuerdo a los testimonios de familiares de los ancianos, la noticia del primer caso se conoció el 28 de mayo, cuando las autoridades de la residencia ubicada en la calle Roosevelt 5570 informaron vía mail y videollamadas por Zoom que una enfermera había dado positivo y que harían un hisopado a todos los empleados, pero que no consideraban que fuera necesario testear también a los residentes.

A raíz del resultado positivo de otros dos empleados, dos familiares decidieron testear también a sus parientes internados. Uno de ellos dio positivo y debió ser trasladado. El 5 de junio, Paola García Ferrón supo que su abuela Yolanda, de 94 años, iba a ser aislada porque su compañera de habitación presentaba síntomas. Dos días después, el 7, Yolanda fue internada en el Hospital Churruca con una neumonía. Allí confirmaron que también tenía COVID-19 y seis días después, el 13 de junio, falleció.
INFOBAE

 

 


0
0
0
s2smodern
powered by social2s

Gobierno de corrientes

Alternative flash content

Requirements

loteria cuarentena

incone

publicidad vianda

Alternative flash content

Requirements