El 76% de los argentinos está preocupado por el impacto que tendrá la crisis en la economía. La inflación también en está en el podio de las preocupaciones.

El cumplirse la primera semana de aislamiento obligatorio, el temor al coronavirus está presente en todos los hogares pero, de acuerdo a una encuesta realizada por D´Alessio IROL-Berensztein, las consecuencias económicas son lo que más preocupan a los argentinos. Para el 76% el principal miedo tiene que ver con el impacto en sus economías, el 64% le teme la inflación y el 63% sufre por el riesgo de contagio.  No obstante, más de la mitad de los ciudadanos se muestra "optimista" respecto a la posibilidad de contener el avance del virus, con un 60% de los consultados que avala esta postura.  Entre los menores de 34 años, el 62% cree que el contagio será "menor" que en otros lugares del mundo, esa cifra asciende a 64% para los que tienen entre 35 y 44 años, a su vez se registra un 66% de los que tienen entre 45 y 64 años con esa opinión mientras que se ve un descenso al 54% entre los mayores de 55.

Con respecto a la aplicación de la cuarentena, el 74% considera que fue una medida "adecuada y oportuna", un 23% también la considera "oportuna pero tardía", en tanto solo un 2% cree que es una decisión "exagerada". La aprobación de la determinación del presidente Alberto Fernández sube al 93% en el caso de los votantes del Frente de Todos y baja a un 55% de quienes votaron en octubre pasado por la reelección de Mauricio Macri.  Sobre la vuelta a la normalidad y el fin de la cuarentena, se registra una porción de los argentinos que ve con mayor optimismo la situación, al señalar la vuelta a la normalidad en los próximos tres meses, con mayor inclinación entre millennials y aquellos de 35 a 54 años. Por otro lado, otro sector considera que la espera será más larga, llegando a fin de año, con un 37% de los encuestados. 

El estudio muestra además que 8 de cada 10 argentinos cree que la población cumplirá "parcialmente" con las restricciones impuestas por la cuarentena obligatoria. Se observa, aunque en una leve medida, mayor descreimiento respecto a su acatamiento entre los de nivel medio bajo, con un dejo de confianza entre los de mejor posicionamiento. Un 12% cree que se cumplirá de manera completa y un 6% dice que no se cumplirá "para nada". 

Paradójicamente, la crisis hizo subir la imagen positiva del Presidente que en febrero registraba un valor cercano al 51%, con un rechazo del 43%, contra el 61% de aceptación y el 30% de imagen negativa en el mes de marzo. PERFIL


0
0
0
s2smodern
powered by social2s

Gobierno de corrientes

loteria suspension

Alternative flash content

Requirements

incone

publicidad vianda

Alternative flash content

Requirements