Armarán cocinas de campaña y repartirán bolsones de comida en las zonas más calientes. Los pedidos de ayuda de otros municipios.

 

Nicolás Diana

En medio de la crisis por el coronavirus y la cuarentena total, el Ejército desembarcará en La Matanza, uno de los distritos más calientes del conurbano bonaerense. La decisión se terminó de cerrar este miércoles en una reunión que mantuvieron autoridades del Ministerio de Defensa con el intendente de la localidad, Fernando Espinoza, y formará parte del plan de contención del Gobierno Nacional para evitar desbordes en las áreas de riesgo.

 

El Ejército, que tiene limitaciones para realizar tareas de seguridad interior, se ocupará de poner en funcionamiento cocinas móviles para entregar viandas en los barrios carenciados. Y además repartirá bolsones de comida en la zonas más complejas.

El operativo empezará a funcionar esta semana y será similar al que ya está en funcionamiento en Quilmes, donde gobierna Mayra Mendoza. Allí, el Ejército hizo base en el Club Quilmes y destinó a 25 efectivos para las tareas de contención social. Además, puso a circular dos camiones para ayudar en traslados.

Para La Matanza, la dotación de efectivos sería mayor.

La elección de los municipios no es azarosa. Quilmes tiene amplias zonas con bolsones de pobreza y escaso acceso a los requerimientos básicos de alimentación. Por eso el Ejército arrancó en esa localidad. Y La Matanza es uno de los distritos que más preocupa el presidente Alberto Fernández y donde más recursos se están volcando en medio del coronavirus.

 

De hecho, el lunes pasado, el Presidente recorrió las estructuras sin terminar de los hospitales René Favaloro y Néstor Kirchner ubicados en La Matanza, para supervisar el avance de las obras. Esos hospitales fueron inaugurados por Cristina Kirchner en la campaña presidencial de 2015 -aunque no estaban finalizados-, y durante la gestión de Cambiemos no se avanzaron las obras. Fernández prometió ponerlos en funcionamiento para atender posibles infectados por el virus.

Además, como contó Clarín, desde este jueves llegará una primera avanzada de gendarmes a La Matanza para ayudar en las tareas de seguridad y control de la cuarentena.

La obsesión de las autoridades nacionales es que en los distritos del conurbano se puedan prevenir y contener posibles desbordes producto de la cuarentena la falta de ingresos y alimentos.

En la reunión donde se definió que el Ejército desembarque en La Matanza, además de Espinoza estuvo la vicegobernadora de la Provincia y ex intendenta de la localidad, Verónica Magario, la secretaria de Emergencia del Ministerio de Defensa, Inés Barboza y el subsecretario de Intervención Federal del Ministerio de Seguridad, Luis Morales.

En los planes del Comando Unificado de Seguridad -integrado por Gendarmería, Policía Federal, Prefectura, Policía de Seguridad Aeroportuaria y los ministerios de Seguridad y Defensa- está el de ampliar las acciones del Ejército en otros distritos. "Estamos recibiendo los pedidos de diferentes municipios y vamos a evaluar cuáles son los que necesitan esa asistencia", aseguran fuentes oficiales.

Para el Gobierno, alimentación y seguridad van de la mano. "Si no garantizamos la comida se duplican las chances de que pueda haber desbordes. Por eso debemos reforzar la asistencia", dicen en el Gobierno

El Ejército, además de armar cocinas y repartir comida, también está montando hospitales móviles. El primero se inauguró este jueves en Campo de Mayo. Durante la inauguración, el director médico del Hospital Militar Reubicable planteó un escenario complejo por el coronavirus. "Estamos preparándonos para una situación de catástrofe", aseguró. "Esperamos la peor situación, aunque queramos la mejor", cerró.

Pero el Ejército no es el único brazo de las Fuerzas Armadas que está colaborando en las tareas de control y asistencia por la cuarentena y el coronavirus. Bajo las órdenes del Ministerio de Defensa, también se sumó la Fuerza Aérea que ayer armó uno de los hospitales desmontables con los que cuenta en las cercanías del Hospital Aeronáutico Central en la zona de Pompeya. Ese equipamiento sanitario se suma al que hospital desmontable que ya funciona en Campo de Mayo bajo control del Ejército. Esta última fuerza, además, puso a disposición dos helicópteros que sobrevuelan la la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano para detectar amontonamientos de personas.

CLARIN


0
0
0
s2smodern
powered by social2s

Gobierno de corrientes

loteria suspension

Alternative flash content

Requirements

incone

publicidad vianda

Alternative flash content

Requirements