Se titula “Salir mejores” y lo firma Agenda Argentina, integrado por funcionarios de primera y segunda línea. Rechazo a la grieta y sus reflexiones sobre la pandemia.

 

Pablo Javier Blanco

Así como Néstor y Cristina Kirchner tuvieron a Carta Abierta, un grupo –ya disuelto– de pensadores K que teorizaron sobre de la praxis política de sus 12 años de gobierno, Alberto Fernández cuenta con su propio equipo de intelectuales.

 

Se llama Agenda Argentina, hay varios ministros como Santiago Cafiero, Sabina Frederic y Matías Kulfas entre sus filas, y hoy lanzaron su primer manifiesto público en medio de la cuarentena del coronavirus cuyo título ya es una declaración de principios: “Salir mejores”.

Según afirman, lejos están de querer parecerse a los hombres y mujeres que se reunían, encabezados por Horacio González, Ricardo Forster y Eduardo Jozami, en la Biblioteca Nacional para pasar horas encerrados debatiendo ideas que luego eran volcadas en extensísimas cartas abiertas que publicaba enteras el diario Página/12.

La diferencia principal es que son una generación mucho más joven y que –dicen– quieren mantener la idea de un grupo de pensamiento "crítico", algo de los que sus tíos de Carta Abierta renegaron desde su concepción.

Otro aspecto, comentan desde el espacio, es que apelan a la idea de “superar la grieta”, algo que planteó el Presidente en medio de la pandemia; impensado para los intelectuales K que se foguearon mediáticamente durante el gobierno de los Kirchner.

 

Agenda Argentina nuclea a 13 grupos de pensamiento afines al albertismo. El Grupo Callao, think tank que lidera el jefe de Gabinete y del que forma parte la Subsecretaria de Asuntos Parlamentarios Cecilia Gómez Miranda, es quizás el más conocido, pero hay otros:

-Espacio Atahualpa (entre sus referentes está Delfina Rossi, hija del ministro de Defensa, y vocal del Banco Ciudad).

-Grupo Fragata (dónde está Abelardo Vitale –@mendieta–, Subsecretario de Relaciones con la Sociedad Civil).

-El Centro de Formación y Pensamiento Génera.

-Usina de Pensamiento Nacional y Popular

- El Frente Federal Ciencia y Universidad (que cuenta entre sus filas a la ministra de Seguridad, Sabina Frederic​).

-El Sur no Espera (del que es parte la titular del Sedronar​, Gabriela Torres).

-Usina de Estudios Políticos, Sociales y laborales UEPLAS (en el que está Sol Prieto, de la Dirección Nacional de Economía, Igualdad y Género).

-Comunes

-El Centro de Estudios Scalabrini Ortiz (uno de sus referentes es el economista Andrés Asain, habitual panelista de TV)

-El Instituto de Energía Scalabrini Ortiz

-El Proyecto Hábitat

-Y el Grupo San Juan (que responde al gobernador Sergio Uñac).

Hay otros apellidos conocidos que también son cercanos al grupo de intelectuales de Alberto Fernández, como Dora Barrancos, Alejandro Grimson, Fernando Peirano, Ana Castellani y Nicolás Tereschuk (@escriba), todos ellos funcionarios; y otros como Pedro Saborido, Agustín D’Attellis y Ricardo Rouvier.

Ahora, en medio de la cuarentena obligatoria por la pandemia del coronavirus, el grupo lanzó su primer documento en el que advierten que el Covid-19 está “transformando a nuestro mundo en otro” y por esa razón es necesario “repensar” el Estado, la economía y la salud pública.

“¿Todas las personas tienen la misma capacidad a la hora de acceder al sistema de salud? ¿La posibilidad de superar la enfermedad debe depender del lugar que cada una ocupa en el mercado?”, se preguntan en su análisis, en el que citan palabras recientes de Alberto Fernández. “El Presidente ha sido claro: la prioridad es la salud de las argentinas y los argentinos. Y ésto, también, es responsabilidad de cada uno”, señalan.

En su proclama, lanzan críticas al neoliberalismo e instan a cumplir con la cuarentena. “La única certeza con la que contamos hoy para preservar la salud es que tenemos que quedarnos en casa, interrumpir la circulación y producción de muchas mercancías, atender a los enfermos, cuidar a los adultos mayores y aprovechar este tiempo para preguntarnos si queremos seguir viviendo como lo hacíamos hasta el día en que estalló la pandemia”.

Agenda Argentina, los intelectuales que conforman el "Carte Abierta" de Alberto Fernández.
Agenda Argentina, los intelectuales que conforman el "Carte Abierta" de Alberto Fernández.

Luego, plantean una serie de interrogantes: “¿Queremos seguir precarizados? ¿Queremos seguir endeudados? ¿Queremos seguir con la desigualdad de género? ¿Queremos que las mujeres carguen con todas las tareas domésticas y de cuidados?¿Queremos seguir contaminando el medio ambiente? ¿Queremos que la desigualdad sea la regla?”.

También tienen palabras de elogio para la oposición por su rol en la emergencia sanitaria, en línea con lo planteado por Fernández de “superar la grieta", al afirmar que tanto “el oficialismo y la oposición están teniendo un papel central en la configuración de las respuestas necesarias a la pandemia”.

“No podemos saber con certeza ni cómo ni cuándo va a concluir esta pandemia. Lo que sí sabemos es que tenemos la voluntad y la convicción de hacerlo con todas, todos y todes, asumiendo la responsabilidad particular y colectiva que nos corresponde para poder, así, salir mejores”, cierran diciendo en su manifiesto de los intelectuales albertistas.

SALIR MEJORES

“Todo despertó, todo comenzó”.
Paul Celan

La pandemia del Covid-19 está transformando a nuestro mundo en otro mundo. Por eso, entendemos necesario repensar su funcionamiento, en la economía, el Estado y en nuestras propias relaciones personales para que la salida de esta crisis sanitaria global sea con más igualdad, con más solidaridad y con más democracia.

Venimos hoy a manifestarnos a favor de ese futuro.

Atravesamos una coyuntura crítica, un momento de excepción y emergencia en el que múltiples fuerzas sociales, económicas y políticas deben confluir para encontrar una solución. Los interrogantes que circulan, desde cada hogar hasta los espacios de toma de decisiones, son centrales para la vida en común: ¿Todas las personas tienen la misma capacidad a la hora de acceder al sistema de salud? ¿La posibilidad de superar la enfermedad debe depender del lugar que cada una ocupa en el mercado? El presidente Alberto Fernández ha sido claro: la prioridad es la salud de las argentinas y los argentinos. Y ésto, también, es responsabilidad de cada uno.

En este sentido, la pandemia pone en cuestión la creencia de que el esfuerzo individual es la única respuesta posible a problemas que son sociales. Las experiencias de los países de Europa, de Asia e incluso Estados Unidos, muestran que el desmantelamiento o deterioro de los sistemas públicos y universales de salud ha dejado a millones de personas al borde del abandono y a sus Estados en una situación de gran inestabilidad. En los países emergentes, las precariedades laborales, sociales y habitacionales ponen a los trabajadores y trabajadoras formales e informales en una situación de extrema indefensión.

La respuesta a esta situación es política, porque es la política la que define la ecuación Estado-mercado-sociedad civil. En un plano más concreto, estas formas de resolver la ecuación son las que determinan los modos de intervención del Estado, y recortan distintas formas de subjetividad y de vínculo entre las personas y las distintas instancias del mundo social. Estos vínculos pueden ser democráticos o autoritarios; pueden ser individualistas o cooperativos, pero fundamentalmente se diferenciarán en si se pone por delante la necesidad de preservar la vida de las personas o si, en cambio, se priorizan las necesidades del capital para seguir reproduciéndose.

La única certeza con la que contamos hoy para preservar la salud es que tenemos que quedarnos en casa, interrumpir la circulación y producción de muchas mercancías, atender a los enfermos, cuidar a los adultos mayores y aprovechar este tiempo para preguntarnos si queremos seguir viviendo como lo hacíamos hasta el día en que estalló la pandemia. ¿Queremos seguir precarizados? ¿Queremos seguir endeudados? ¿Queremos seguir con la desigualdad de género? ¿Queremos que las mujeres carguen con todas las tareas domésticas y de cuidados?¿Queremos seguir contaminando el medio ambiente? ¿Queremos que la desigualdad sea la regla?

En Argentina, el oficialismo y la oposición están teniendo un papel central en la configuración de las respuestas necesarias a la pandemia. Se trata de decisiones que tienen que ver con el fortalecimiento del sistema sanitario, el apoyo al personal de atención a la salud, el Ingreso Familiar de Emergencia, la actuación democrática de las fuerzas de seguridad, el acceso a la salud de nuestra población como núcleo organizador de todas las decisiones.

La sociedad civil construye consensos sobre las responsabilidades que le tocan y muestra su mejor faceta cuando prioriza cuidar al otro. Empezar por los últimos, los que más necesitan, es el camino a seguir para superar esta crisis, pero también para construir un país más justo e igualitario. El cumplimiento de las políticas de aislamiento, de los aplausos a los y las trabajadores de la salud pública, el trabajo conjunto de las universidades, las escuelas, las fuerzas de seguridad, los movimientos sociales, los sindicatos, las pymes, los comedores comunitarios, los hospitales, las iglesias, entre otros actores y espacios, buscan contribuir a una salida responsable, solidaria y colectiva. Este consenso puede ser el primer paso para activar novedosos mecanismos de ciudadanía y a su vez revisar las prácticas y las desigualdades que nos trajeron hasta aquí.

En suma, el gobierno y la sociedad argentina están demostrando que el camino para salir de la pandemia es con salud, con derechos, con responsabilidad y, sobre todas las cosas, con más igualdad. Esos son los valores que hoy se convierten en bandera y que queremos que sean los pilares de la sociedad que tenemos que construir.

No es el pesimismo lo que nos convoca; mucho menos el escepticismo. Por el contrario, tenemos la convicción de que estamos ante una oportunidad única para abandonar la cultura hiperindividualista que nos impuso, durante demasiado tiempo, el neoliberalismo. Desde los diversos colectivos de pensamiento y activismo político tenemos el desafío de aportar con ideas, producciones y acciones para la construcción de una solidaridad social activa.

No podemos saber con certeza ni cómo ni cuándo va a concluir esta pandemia. Lo que sí sabemos es que tenemos la voluntad y la convicción de hacerlo con todas, todos y todes, asumiendo la responsabilidad particular y colectiva que nos corresponde para poder, así, salir mejores.

Agenda Argentina
CLARIN


0
0
0
s2smodern
powered by social2s

Gobierno de corrientes

loteria suspension

Alternative flash content

Requirements

incone

publicidad vianda

Alternative flash content

Requirements