Fue una breve conversación telefónica entre el presidente en ejercicio y el presidente electo. Para Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, Morales cayó por un golpe de Estado

Por Román Lejtman

Mauricio Macri y Alberto Fernández conversaron sobre la renuncia de Evo Morales, cuando aún es incierto si se asilará en la Argentina o en otro país de América Latina. El presidente electo le envió al presidente de la Nación un WhatsApp en el que proponía un diálogo entre ambos para analizar la crisis de Bolivia.

Macri aceptó la oferta de Fernández y conversaron por teléfono durante 10 minutos. No está previsto una declaración conjunta entre Macri y Fernández, frente a la crisis institucional que afecta a Bolivia.

Es que para Fernández se trata de un golpe de Estado y para Macri una salida traumática a un proceso electoral viciado que tuvo como principal protagonista a Morales.

Desde que Morales anunció su renuncia, se especuló con la posibilidad de su llegada a Buenos Aires como exilado político. Pero a continuación se desmintió esa posibilidad, así como que había solicitado “permiso de sobrevuelo” para aterrizar finalmente en Aeroparque o Ezeiza.

Macri estuvo en contacto con Jorge Faurie para conocer las últimas noticias desde Bolivia, a la vez que conversaba con Marcos Peña. El presidente aún no fijo posición oficial sobre la renuncia de Morales, y el canciller aseguró que si el líder boliviano pide asilo en Argentina, “será un asunto de absoluta resolución” de Macri.

"Las fuerzas armadas se declararon prescindentes, dijeron a la clase política que busque una salida y esto es lo que ha ocurrido”, agregó Faurie en declaraciones periodísticas.

La renuncia de Morales exhibe las diferencias políticas que existen entre Macri y Fernández. El presidente respaldo el informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) que demostró que hubo fraude electoral en los comicios que habían consagrado a Morales.

En cambio, Fernández aseguró que a Morales le hicieron un golpe de estado para desplazarlo del poder. “Defenderemos firmemente la democracia en toda América Latina. Después de este quiebre institucional, Bolivia debe volver cuanto antes al sendero de la democracia a través del voto popular y sin proscripciones”, aseguró el presidente electo.

El sábado al mediodía, Fernández conversó con Morales durante un almuerzo que se servía en la Cumbre de Puebla. El entonces presidente boliviano describió al presidente electo argentino que estaba sucediendo en su país, y ambos quedaron en contacto. Recién un día mas tarde, Morales aceptó convocar a nuevos comicios y disolver al tribunal electoral que había sostenido la legitimidad de su triunfo electoral.

Tras la comunicación telefónica con Macri, el presidente electo fijó posición respecto a las responsabilidades que debería asumir el presidente sobre Bolivia hasta que concluya su mandato. “El compromiso de la Argentina con la institucionalidad y contra cualquier forma de golpe de Estado en el continente debe ser total”, sostuvo Fernández en su cuenta de Twitter.

Y añadió en reclamo directo a Macri: “Espero que las actuales autoridades actúen bajo ese mismo principio preservando la integridad física de quienes puedan resultar perseguidos por el golpismo y colaboren hasta el 10 de diciembre con la recuperación de la democracia en Bolivia”.

En la misma línea política que el presidente electo, Cristina Fernández de Kirchner tuiteo desde Cuba. “En Chile, masivas movilizaciones durante semanas piden la renuncia del presidente neoliberal Sebastián Piñeira y las Fuerzas Armadas y policiales reprimen brutalmente. Lo de Bolivia se llama golpe de Estado”, sostuvo la vicepresidente electa que mañana regresa a Buenos Aires.

Al margen de la conversación telefónica que Macri mantuvo con Fernández, el gobierno emitió un comunicado adonde insta a preservar la paz social y al diálogo político, pero que en ninguno de sus párrafos califica a la renuncia de Morales como la consecuencia directa de un golpe de Estado.

“El gobierno argentino hace un llamado a todos los actores políticos y sociales bolivianos para preservar la paz social y el diálogo, enfatizando la importancia de encaminar este período de transición que se ha abierto por las vías institucionales que establece la Constitución de ese país”, sostiene el comunicado que se redactó en la Cancillería.
INFOBAE


0
0
0
s2smodern
powered by social2s
DRA TERESITA ORREGO DIABETOLOGA

Gobierno de corrientes

Alternative flash content

Requirements

incone

lamarta

SE INAUGURÓ EN CENTRO ONCOLÓGICO DE CURUZÚ CUATIÁ

institucional

Alternative flash content

Requirements

LA MARTA pagina web