El veterano dirigente nacionalista Alberto Asseff recuerda la temprana militancia del presidente electo.


Juan Luis González

Alberto Asseff fue una de las novedades de la campaña. El 21 de junio, horas antes de que cerraran las listas en la provincia de Buenos Aires, el veterano presidente de Unir sorprendió a la política, y sobre todo a su hasta entonces aliado, José Luis Espert, y cerró una alianza con el macrismo. “Es que queremos defender al cambio y desde este lugar aportamos más”, explica. No sólo se destacó por eso: Asseff fue también el primer jefe político de Alberto Fernández, que en 1983 se unió a la agrupación que comandaba, el derechista Partido Nacionalista Constitucional.

 

Noticias: Fernández comienza en la política de su mano. ¿Cómo era ese joven Alberto?
Asseff: Alberto era activo, se hacía notar. Meteórico en su ascenso partidario, en tres meses ya era el presidente de nuestra juventud. Tenía el carisma del militante activo, no el del maestro que guía el camino. Me parece destacable que nunca entró en el proverbial “internismo” que sufren todas las agrupaciones. La parte menos positiva era que no recuerdo que Alberto haya sido autor de una propuesta programática, de una idea que se destaque por su brillantez. Apuntaba a ser un político de cabotaje, no un estadista. Otro punto negativo: no era idealista. La utopía que siempre fogonea los grandes cambios no era una de sus fortalezas.

 

Noticias: ¿Qué siente que le enseñó a Fernández?
Asseff: No podría precisarlo. Por el contrario, no aprendió a no hacer falsas denuncias como la que impulsó contra el probo radical Enrique Olivera, ex jefe de Gobierno de la Ciudad. O no aprendió a no captar a un diputado elegido por la lista de Macri, el tristemente famoso Borocotó, llevándolo al redil de Kirchner en una operación penosa. Tampoco aprendió que en los altos cargos deben nombrarse personas decentes. Él demostró que esa enseñanza no la asimiló cuando promovió a Héctor Capaccioli a la Superintendencia de Salud o puso a Romina Picolotti en Ambiente.

Noticias: ¿En qué cambió desde entonces?
Asseff: En que no se le puede creer nada de lo que dice. Sin ir más lejos, en julio pasado le dijo al diario La Nación que él se acercó a nuestro partido en 1983 cumpliendo un pedido de la campaña de Ítalo Luder que quería que se armase una nueva agrupación para integrar el futuro frente. Todo falso. Fernández vino de la mano de su tío Antonio Pérez, no tuvo ningún vínculo con Luder y el justicialismo en 1983 no hizo frente electoral. Fernández entró a un partido autónomo y eso era lo que lo atrajo hace 36 años. Si ahora desfigura totalmente los hechos, digo que Fernández experimentó una metamorfosis que lo hace inescrutable. Un día puede acusar a Cristina de instigadora del encubrimiento de los autores del atentado a la AMIA y al año y medio tenerla de compañera de fórmula presidencial. Esa actitud de Fernández me repugnó.

 

Noticias: ¿Cuándo fue la última vez que habló con él?
Asseff: En un hotel de Puerto Madero, en una reunión donde estaban muchos dirigentes. Hará tres años. De la Sota me abrazó ese día. Fernández sólo me estiró fríamente su mano.

 

Noticias: ¿Cómo lo imagina como Presidente?
Asseff: No me lo imagino porque creo que Macri tendrá un segundo y mejor mandato. Pero haciendo un esfuerzo imaginativo, creo que Fernández tratará de conformar a tirios y troyanos y eso nunca sale bien. No va a tener el coraje de llevar adelante las reformas estructurales, y sin ellas, su gestión será en el mejor de los casos mediocre. Por otro lado, tenderá a la impunidad de la corrupción y eso será letal para el futuro.

 

Noticias: ¿Por qué le fue mal en la elección a Macri?
Asseff: Hubo mucha distracción y excesiva confianza. Faltó política. No se dijo en diciembre de 2015 la cruda realidad heredada. El Presidente estaba muy aislado. La apertura que empezó con Pichetto y con nosotros –en la modesta medida de nuestro aporte–, junto con el mensaje de las PASO, produjo formidables cambios. Ahora hay un Presidente sensible que estoy seguro que va más allá de las necesidades electorales del 27 de octubre.

 

Noticias: A la vista de los resultados electorales, por los que quizás no entre como diputado nacional, ¿fue una mala decisión sumarse al oficialismo?
Asseff: Fue la decisión correcta. Coherente con el hecho que pocos registran: nuestro partido fue el primer aliado de Macri en 2003. Nosotros con Espert nunca tuvimos empatía.
NOTICIAS

 


0
0
0
s2smodern
powered by social2s
JUAN DOMINGO GONZALEZ CONCEJAL PJ

Gobierno de corrientes

Alternative flash content

Requirements

incone

lamarta

AGUSTINA MELERO MERENDERO LA HORA FELIZ

institucional

Alternative flash content

Requirements

LA MARTA pagina web