Después de un largo viaje y de ver en algunos países como después de los bombarderos nazis o de las bombas atómicas o incluso de la derrota del nazismo en manos de los aliados, los pueblos se levantaron del hambre, las pestes, las ratas y las dictaduras, y comenzaron a ser potencia.


Por Baby Etchecopar

Envidiables potencias de esas que nosotros, desde nuestro cono sudaca de silencio, miramos con envidia y comentamos con quien tengamos al lado en el avión.

¿Algún día llegaremos a ser como ellos? Lo que sucede es que algunos tuvieron a Hitler, otros a Mussolini, otros a Franco, que dentro de su perversa hijaputes tenían una idea jugada y determinada de lo que querían. Latinoamérica y sus dictadores viciosos, borrachos del poder, ladronzuelos comunes y charlatanes que pensaron que el bloqueo era la mejor salida a la dignidad y así sometieron a sus pueblos por generaciones.

Dentro de la comparsa en la que se mezclaba Fidel con Maduro, Pinochet con Videla, Stroessner con el otro y el otro con el otro, aparece el más amigo de todos los amigos, inventor de la dictadura gelatinosa. Sí, mis lectores, hablo nada más ni nada menos que de Juan Domingo Perón. Un genio que logró una fórmula mezclando lo peor de todas las dictaduras en envase de democracia, ¿cómo esa gaseosa, vio? Que nadie sabe de qué está hecha, que si uno la ve fuera de la botella no se imaginaria cómo puede refrescar algo oscuro y repugnante, pero que nos la vendieron de tal forma que no nos imaginamos la vida sin ella.

Así empezó a hacerles creer a los Argentinos que era imposible imaginar al país sin peronismo. Entonces comenzó la debacle, la simbiosis, la metamorfosis. Cuando llegamos somos peronistas, cuando nos vamos somos isabelistas, lópezrreguistas, cafieristas, menemistas, duhaldistas y kirchneristas, y cuanto sinvergüenza se le ocurra que pueda estar en la etiqueta del envase.

Peronismo de derecha, peronismo de izquierda, peronismo de centro derecha y cuanto peronismo se le ocurra, llevaron al abismo a este cono latinoamericano, resignado a seguir buscando el peronismo que nos saque de la crisis que causó el peronismo. Pero la culpa fue del otro que no era peronista, porque la única forma de no tener culpa de nada es estar dentro de ese enchastre gelatinoso y oscuro que se desparrama para todos lados, pero cuando hace falta se vuelve a unir, y que no tienen ningún rencor entre ellos de las cosas que se dijeron, ni ningún escrúpulo por los prontuarios del vecino mientras sea peronista (compañero).

Así que luego de esta breve introducción le digo que no mire con admiración a los países que se levantaron de las guerras, de las dictaduras o del holocausto. No los mire directamente. No tenemos derecho a mirarlos. Nos merecemos lo que nos pasa, nos merecemos seguir fracasando, nos merecemos seguir destruyéndonos hasta el apocalíptico final que ya golpea nuestras puertas.

Hemos dejado pasar a Frondizi, Illía, Alfonsín y De la Rúa. Y ahora vamos por Macri. Con una llave de mandala cerramos los Tribunales hasta nuevo aviso y permitimos que la banda de sinvergüenzas vuelva a sus andadas.

¿Por qué? ¿Para qué? Nadie sabe. Lo único que les importa es que Argentina, como un gran parque de diversiones, les pertenezca a Cristina y sus hijos, a Grabois y compañía, a lo más corrupto del sindicalismo y a lo más conspicuo de la inmoralidad que, con el afán de pertenecer al club, dejan su dignidad de lado y se disfrazan de bañero para salvar a la patria.

Yo soy radical. Nunca pensé en tener que votar a Macri, pero lo voté como un primer paso de quimioterapia para extirpar la metástasis gelatinosa y oscura que se devoró la Argentina.

Gracias a dios ya me convencí que estamos destinados a morir en el fracaso, como esos bagres de río que si los ponen en un acuario amanecen panza arriba.
INFOBAE

 


0
0
0
s2smodern
powered by social2s
VALDES Y PEÑA ACOMPAÑARON A EMPRENDEDORES

Gobierno de corrientes

Alternative flash content

Requirements

incone

lamarta

SALUD PUBLICA FIRMO CONVENIO PARA GARANTIZAR ASISTENCIA SANITARIA EN LOS PARQUES INDUSTRIALES

institucional

Alternative flash content

Requirements

LA MARTA pagina web