Para el economista que acompañó a Mauricio Macri al inicio de su gestión, el país podrá bajar el déficit fiscal sólo a través de un plan económico integral.


Ezequiel Burgo

El jueves el Económico conversó con Carlos Melconian. El primer presidente del Banco Nación en la etapa de Mauricio Macri brindó una serie de apariciones públicas en las últimas horas para promocionar su libro ('Cantar la justa', editorial Planeta) que presentará esta semana. El economista ratificó a Clarín su crítica a la política económica de los últimos cuatro años y expuso las prioridades que debe atender la próxima administración. De hecho, en su libro escribe una 'Carta al futuro Presidente del país'. A continuación, la edición de la conversación:

-Se fijaron controles de cambio y esta semana pusieron más restricciones. ¿Las trabas aumentarán?

La economía argentina tiene una teta y tres terneros. La teta es el nivel de reservas disponibles. ¿Cuáles son los terneros que chupan de esa teta? La compra diaria de dólares, el pago de la deuda y el retiro de depósitos. ¿Qué pasó? Que el ritmo de demanda de dólares luego de las PASO subió y no alcanza la leche para todos. Estuvimos 48 horas con un debate intelectual sobre si primero había que atender el ternero del mercado cambiario o el de la deuda. Y al final atacamos ambos. Esto terminó acá si alcanza para calmar al tercer ternero, el de la compra diaria de dólares, que no fue obstaculizado. Pero existe la probabilidad de que pongan más controles, claro.

-El Presidente dijo que en su gestión el país avanzó pero sigue pendiente conseguir la estabilidad económica, ¿coincide?

Es un poco a destiempo lo que dice el Presidente pero tiendo a coincidir con esa visión. Se subestimó el problema macroeconómico, algo que me tocó vivir en la Fundación Pensar, donde hubo un refrito de temas sectoriales. El balance de este período se divide en rumbo, gestión y macroeconomía. Creo que le pongo al Gobierno 10 en rumbo y cero en macroeconomía, ahí falló.

-¿Y en gestión?

No estoy tanto en condiciones de calificar la gestión pero puede ser un punto intermedio, o sea, al Gobierno le pongo 10 en el rumbo, 5 en la gestión y 0 en macroeconomía.

-¿Por qué 10 en el rumbo?

El rumbo capitalista, de apertura y alineamiento con el mundo normal son insustituibles. No lo digo yo, sino la izquierda uruguaya y el socialismo portugués. Y lo menciono en el libro. Las maneras que tienen para resolver los conflictos la centroderecha y la centroizquierda se parecen cada vez más en el mundo hoy en día.

-¿Argentina es un país capitalista?

Argentina tiene un rumbo lógico, independientemente de sus fuerzas de centroderecha, centro o centroizquierda. Somos un país capitalista, alineado al mundo lógico, al que el Presidente se acercó en un momento donde la Argentina se había enfrascado. Ahora estamos donde corresponde. Quien venga a partir de diciembre, si no es este presidente, tiene que continuar con este rumbo. Luego habrá que ver cuán pícara es la inserción argentina en el mundo para no entrar a jugar sin arquero. Pero eso ya es otra cosa.

-Menciona la inserción argentina en el mundo y la palabra apertura asusta a la izquierda, ¿por qué?

No tiene que asustar. Si Argentina pretende crecer, salir de la estanflación de los últimos ocho años, es imposible hacerlo con el actual volumen de comercio exterior.

-¿Por qué?

Porque volverá el déficit de cuenta corriente en 2 años, cuando la economía esté creciendo. Y eso pasará por nuestra matriz insumo-producto. Entonces las agencias de crédito nos descalificarán por tener en rojo las cuentas externas. Pretender crecer manteniendo este paupérrimo nivel de importaciones es absurdo.

-¿Una apertura no fundiría las empresas locales y destruiría empleo?

Estamos lejísimos de eso. Ese fenómeno de apertura irrestricta sucede cuando el crecimiento tira un montón, hay una competencia feroz y el mercado local pierde con el de afuera. Hoy no hay nada de esto. Las compañías argentinas, especialmente las pymes, están muy mal porque la economía no creció y no porque no se haya ‘abierto’ el país.

-La izquierda ataca a Macri denunciando una avalancha de importaciones. La derecha con que no se abrió lo suficiente. ¿Qué opina?

Insisto. Falló la política macroeconómica y por eso nos quedamos con un nivel bajo de importaciones producto de la recesión. Daré todo el debate necesario para explicar que la apertura no es perjudicar a las firmas locales sino hacer crecer la economía con las picardías que correspondan en materia de apertura.

-¿Qué rol le asigna al Estado y las políticas públicas post 2019?

Vayamos por partes. Una cosa es el tamaño del sector público y la otra es el Estado como hacedor-regulador de política macroeconómica. Esto último hay que recuperarlo.

-¿Y lo primero? En términos de tamaño del Estado, la izquierda y derecha tampoco coinciden: los primeros se quejan de que Macri ajustó el Estado y los segundos de que no hizo nada ahí. ¿De qué lado está?

No soy un quejoso del tamaño del gasto público y de eso que se dice de los últimos 70 años. Sí observo que la Argentina quedó con un gasto público 15 puntos por encima de su promedio histórico gracias los commodities altos, tomar ahorros de los fondos de pensión, colocar deuda intra-sector público y aumentar la presión fiscal. No hago una crítica ideológica, no soy una persona anti-gasto público-maníaca. Sólo digo que este gasto público es hoy infinanciable.

-¿Qué propone?

Recuperar ese promedio de nivel de gasto sobre el PBI que tuvo Argentina en su historia.

-¿Cómo economista, qué conclusión cree que dejan estos 8 años de estanflación?

Financiar un agujero con emisión, reservas o deuda, tiene límites. En ese triángulo lo único que está fuera de discusión es el equilibrio fiscal.

-¿Cómo lograría el superávit?

Con un programa macroeconómico integral.

-¿Habrá margen de maniobra ?

No lo sé. Pero si no se hace desde la dirigencia, la realidad se ocupará de dejarnos sus enseñanzas.

-¿Qué quiere decir con esto?

No veremos en la Argentina un gobierno implementando un tipo de cambio libre y flotante por un tiempo. La realidad nos enseñó que no se puede, algo que advertí en diciembre de 2015. Ahora existe una altísima probabilidad de que la Argentina vuelva a emitir pesos, algo que tiene patas cortas. Entonces lo que digo es terminemos con el déficit fiscal. Cada vez más gente se da cuenta de esto y por eso señalé que la realidad a veces nos enseña. En los últimos años hubo desprecio por la gestión macro, nos encerramos en discusiones ideológicas.

-¿El próximo presidente debuta con plan de estabilización?

Hay que ver las condiciones iniciales. Cualquier programa serio de estabilización necesita condiciones a priori que permitan su éxito.

-¿Si en diciembre el dólar llega en $60, ya arrancará atrasado?

Habrá que ver el resto de las variables para entonces.
Nuevo libro

"Cantar la justa" es el título del nuevo libro del economista. En su último capítulo le escribe directamente al próximo presidente. ​

“El programa económico que se termine adoptando en 2020 tendrá que contemplar la ‘necesidad’ de volver a crecer. Esto no significa montarse a la recurrente frase política, vacía de contenido, sobre que ‘el camino no es el ajuste sino el crecimiento’ o que ‘con el crecimiento se arreglan todos los problemas’. Más que una expresión de deseo, una frase hecha o querer ir en contra de la realidad y las posibilidades económicas, implica forjar un programa cuyos contenidos, dinámicas fiscales y monetarias, prioridades, instrumentos y timing tengan en cuenta que no se podrá forzar la máquina de la convergencia macroeconómica por la fatiga social que se arrastra. Quiérase o no. Con un gobierno o con otro. Y aún con el FMI detrás como telón de fondo”.

“Habrá que aspirar a un plan completo, con nombre y apellido, integrado, con peso específico propio”.
CLARIN


0
0
0
s2smodern
powered by social2s
VALDES Y PEÑA ACOMPAÑARON A EMPRENDEDORES

Gobierno de corrientes

Alternative flash content

Requirements

incone

lamarta

SALUD PUBLICA FIRMO CONVENIO PARA GARANTIZAR ASISTENCIA SANITARIA EN LOS PARQUES INDUSTRIALES

institucional

Alternative flash content

Requirements

LA MARTA pagina web