Quienes lo conocen bien, que son pocos, aseguran que el llamado de Santiago Cafiero a las 20,30 del lunes le generó un sentimiento contradictorio.

El jefe de campaña de Alberto Fernández invitaba a Miguel Acevedo, presidente de la Unión Industrial, a un café con el candidato. Minutos después, el propio Fernández anunciaba el encuentro en TN, en el programa Desde el Llano. A esa altura, Acevedo tenía una única opción: asistir a la cita. Este dirigente, que se propone una Unión Industrial pluralista y despolitizada, temía perder el equilibrio, algo que probablemente le suceda hoy en la cena que celebra los 50 años de la UIA tucumana en el Sheraton de la provincia, a la que asisten varios gobernadores, además del anfitrión Juan Manzur, empresarios, Héctor Daer de la CGT y como figura estelar, el candidato del Frente de Todos.

Por cierto, ayer a las 11,30 Acevedo estuvo puntual en las oficinas de la calle México. Y esperó al candidato en lo que fue la antesala de una reunión a solas que se extendió durante una hora. “Un gusto conocerlo”, le extendió la mano Fernández, de traje y corbata. Era la primera vez que se veían personalmente. El titular de la UIA le habló de sus recorridas por el interior donde encuentra, en zonas como Santiago del Estero, pymes devastadas que le preguntan si vale la pena esperar un poco más o declararse en concurso de acreedores. También describió otros casos de industrias con plantas de última generación que trabajan con un mínimo de stock y sostienen como pueden a su personal. “Muchas están suspendiendo gente”, le dijo Ambos coincidieron en que las tasas altas y una fuerte caída del consumo apresuraron una dinámica que afecta a casi todos los rubros industriales. Hubo intercambio de ideas acerca de cómo se reconstruye ese tejido que, a juzgar por el INDEC, tiene 40% de capacidad ociosa.

Otra coincidencia fue en torno a la necesidad de bajar la inflación y los impuestos distorsivos y hubo divergencias acerca de qué hacer con las cargas patronales.

-¿Ya sabe el nombre de su ministro de Economía?, le disparó Acevedo. Fernández no respondió y sugirió que siga en contacto con su equipo técnico. “¿Quiénes?”, insistió Acevedo. “Santiago Cafiero le va a indicar”, soltó misterioso el candidato.

De acuerdo a lo que se comentó después, para Alberto Fernández que caracteriza el momento como de emergencia, un amplio pacto social jugará un papel fundamental. Y hasta le habló de recuperar los sueños desde una realidad sombría. Acevedo lo invitó a asistir a la reunión de directorio de la UIA, en la que es una práctica de diálogo que agendaron con todos los candidatos. La semana que viene le toca a Roberto Lavagna.

Ya eran casi las 13 cuando Acevedo llegó caminando a la sede de la UIA. Lo esperaban los otros directivos más ansiosos por saber cómo van a pagar el bono de $ 5.000 que acababa de anunciar el ministro Sica, que por los detalles del encuentro.
CLARIN


0
0
0
s2smodern
powered by social2s
VALDÉS PRESIDIÓ EL ACTO DE PRESENTACIÓN DEL CENTRO DE ATENCIÓN A VÍCTIMA DE VIOLENCIA DE GÉNERO

Gobierno de corrientes

Alternative flash content

Requirements

incone

lamarta

SE LANZÓ FERIA DE ARTESANOS Y EMPRENDEDORES PARA CONMEMORAR EL DÍA DE LA MADRE

institucional

Alternative flash content

Requirements

LA MARTA pagina web