Son las que no habían arreglado directamente con la constructora sino a través de una financiera. Tras la desaparición de los dueños de la empresa, el caso llegó a la Justicia.

María Victoria Pirraglia

Compraron el sueño de la casa propia y no se hizo realidad. Unas 45 familias quedaron a la deriva luego de haber pagado sus prefabricadas. De un día para el otro la empresa Viviendas Solano se esfumó.

Con diferentes matices, las situaciones de todos los damnificados se asemejan y esperan una solución de la Justicia. Pero la Fiscalía Nº 2 de Quilmes, que investiga el caso, por el momento no tiene novedades.

La buena noticia -dentro del contexto negativo- es que unos pocos vecinos que habían contratado la construcción a través de una financiera de la zona, sí podrán acceder a una casa.

“La financiera me contactó con otro proveedor de viviendas y la plata que ya había pagado me la tomaron como adelanto”, detalla Fernanda, una de las que logró esta solución.

Pero para la mayoría,el panorama es otro. Todas las mañanas, Evelin Chavez, se levanta con un peso sobre su espalda: “Durante seis años voy a pagar algo que no tengo”, cuenta.

Con la esperanza de tener un hogar sacó un crédito bancario de $100.000 y ahora tiene que pagar durante años, a cambio de nada.

“El banco no tiene la culpa, yo saqué la plata y es mi responsabilidad. Pero todos los meses eso me recuerda que me estafaron. Y yo tengo un sueldo básico”, se resigna. Y explica: “Yo en ese momento no sospechaba, era una empresa con más de 30 años en la zona”.

Con el paso de los días la incertidumbre fue creciendo entre los compradores. Cada vez que se acercaba la fecha de entrega, en el comercio se la corrían con excusas distintas, desde cuestiones climáticas hasta problemas con el personal.

Finalmente, un sábado de los primeros días de agosto, el local ubicado en avenida Monteverde 2100 apareció cerrado y, pese a la denuncia policial, desde entonces no hay noticias de los dueños.

En los días posteriores, los vecinos estafados armaron una guardia turnándose en la puerta de lugar. Así se fueron conociendo y crearon un grupo de WhatsApp a través del cual van proyectando los pasos a seguir.

“Lo primero que decidimos fue hacer la denuncia en la Comisaría 4ª de Solano”, detallan. Esa denuncia, en la que figuran todos los casos, fue derivada a la Fiscalía Nº 2, pero por ahora no avanzó más allá de eso.

“Después de lo que pasó, también nos reunimos y fuimos hasta la Municipalidad de Quilmes, porque nadie nos daba ninguna respuesta. Estuvimos ahí durante un rato pero nadie nos recibió”, se quejan.

En el Municipio, no obstante, explican que están al tanto del asunto pero que, por más que sea una estafa, al tratarse de un hecho entre privados no pueden actuar.

“Nosotros fuimos a ver lo que pasaba pero no tenemos nada que ver. No hay responsabilidad del Municipio”.

Sin avances pero, pese a todo, con esperanzas, los compradores ahora apuntan a lograr algo a partir de la causa judicial. “No podemos pagar un abogado entre todos. Pero una abogada nos ofreció asesoramiento para continuar con el caso y en eso estamos”, concluye Evelin.
CLARIN


0
0
0
s2smodern
powered by social2s
VALDES Y PEÑA ACOMPAÑARON A EMPRENDEDORES

Gobierno de corrientes

Alternative flash content

Requirements

incone

lamarta

SALUD PUBLICA FIRMO CONVENIO PARA GARANTIZAR ASISTENCIA SANITARIA EN LOS PARQUES INDUSTRIALES

institucional

Alternative flash content

Requirements

LA MARTA pagina web