Los ADR de bancos y energéticas siguieron con el recorte de pérdidas. Los analistas hablaron de compras técnicas, de "buen humor" en los mercados globales y de cierta calma política y cambiaria local. El Merval, casi 9% para arriba.


Por Sebastián Catalano

Luego de una jornada de miércoles de rebote, las acciones locales que cotizan en Wall Street en forma de ADRs –American Depositary Receipt, o certificado de acciones– volvieron a registrar fuertes subas de más de 18% en Nueva York. Allí también fue un día "verde", con el índice Dow Jones con un 1,8% de suba y Nasdaq que trepa 1,8%. 

El índice Merval de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, en tanto, subió un 8,9% (26.870 puntos) luego de haber sumado el miércoles 6,94%.

En el tope de la lista de los ADRs se destaca IRSA Propiedades Comerciales, con una suba de 15,9%, pero este suele ser un papel con poco volumen que se dispara, para arriba o abajo, con pocas operaciones. Si se consolida la recuperación de dos de los rubros más golpeados desde el año pasado: bancos y energéticas.

 

Fuente: Rava (15:30 hs)

Así, Pampa Energía subió 18,6%; y Central Puerto e YPF, 9,5%. La petrolera estatal cotiza a USD 9,25 por acción luego de que esta semana tocara el mínimo histórico desde que cotiza en el NYSE, hace 26 años.

También se destaca la suba de Banco Supervielle, con 14,3%. Ese acción fue ayer también la que más subió (casi 19%). IRSA también escalaba 10,6% hoy.

Las razones

Los analistas hablan de "rebote técnico", motivado por compras tácticas de oportunidad tras el fuerte derrumbe de las cotizaciones.

"Hay señales tibias de alguna calma y el mercado reacciona, pero es otra vez desproporcionado. Eso se ve en los precios. Hay mucha compra de oportunidad y gen te que está viendo buenos precios, con las empresas que valen poco", detalló el analista José Bano, de Invertir Online.

Los precios son atractivos, bajos, y hay compras. La bolsa sube en EEUU, la tregua política influye, pero la volatilidad va a seguir (Reynolds)

"Estamos a jueves, hace unos días que el dólar está calmo, el Banco Central intervino poco en comparación a las subas, y esa cierta calma se ve en las pizarras. Todos saben que este precio es una ganga", aseguró.

"El rebote se debe a un cambio de humor. Además, los activos locales habían tocado suelo. Los precios son atractivos, bajos, y hay compras. La bolsa sube en EEUU, la tregua política influye, pero la volatilidad va a seguir", resumió Roberto Reynolds, gerente de banca privada de Balanz.

INFOBAE