El Banco Central tuvo que vender cerca de US$ 50 millones. Se desplomaron los papeles argentinos que cotizan en Nueva York. El riesgo país sigue arriba de los 2.500 puntos.

El único saldo positivo de la rueda de este martes fue que el Banco Central logró mantener el tipo de cambio casi quieto, en $ 58,48, gracias en parte a una intervención que, se dijo en el mercado, orilló los US$ 50 millones de dólares.

Pero el resto de las variables quedaron bastante maltrechas. La Bolsa cayó 11,7% y los bonos en el mercado local cedieron entre 2 y 8%. El riesgo país se ubicó en 2.531 puntos.

La brecha entre el dólar oficial y el que surge de las operaciones de Contado con liquidación llegó a fijarse en el 9% en relación al dólar mayorista -que cerró en $ 55,35- según el instrumento y el momento del día en que se realizó la operación. Las operaciones de Contado con Liquidación, que se usan para sacar dólares del país o para hacerse de divisas legalmente, pero por fuera del mercado único de cambios, involucran a dólares que hoy ya están en manos de inversores, así que no afectan a las reservas. El martes estos dólares es pagaban $ 59,5.

Las reservas volvieron a caer, este martes unos US$ 995 millones, producto sobre todo de que el Central liberó reservas de los bancos depositadas en su Tesoro y les dio esos dólares a los bancos, para que enfrenten los eventuales retiros de depósitos de sus clientes. Esto quiere decir que los dólares no salieron necesariamente del sistema, sino que como están en los bancos y no en el tesoro del BCRA, ya no pueden computarse como parte de las reservas.

Hoy se empieza a mirar con atención la evolución de los depósitos en dólares. Desde el viernes 9 de agosto cayeron un 15%, desde US$ 32.500 a US$ 27.754 millones, es decir una contracción de US$ 4.746 millones.

De modo que, obturadas las compras para atesoramiento de personas jurídicas, hoy las reservas se ven afectadas por la salida de depósitos, la compra de hasta 10.000 dólares por mes de parte de las denominadas “personas humanas”, los dólares para pagar importaciones y deudas privadas (con autorización) y los dólares que requieran las provincias y el Tesoro para pagar sus obligaciones.

Por cierto, el Central modificó además la manera en la que interviene en el mercado. Ya no anuncia licitaciones ni montos máximos a vender en una rueda.

Ahora la estrategia para irrumpir en el mercado cambiario es por sorpresa, sin avisar. La intención: no dar herramientas al mercado para que se pueda anticipar a los movimientos del Banco Central.

Al mismo tiempo, endureció aún más la tasa de interés que paga para absorber liquidez. Este martes fue de 85,732% anual por las letras de liquidez que les coloca a los bancos.

El mercado fija la mirada en las cotizaciones y las principales variables financieras, y presta oídos a la marcha de las negociaciones que encaró el Gobierno tanto por el proyecto para el reperfilamiento de los bonos de deuda argentina y el esquema que pretende aplicar a la negociación con los tenedores de bonos ley extranjera.

Lo que empieza a sospecharse -y esto impacta de lleno en las cotizaciones- es que el trámite no será ni tan fácil ni tan rápido como pretenden las autoridades, porque no se ve un apoyo de la oposición a la iniciativa, al menos público. Y entonces el mercado actúa en consecuencia, bajándole el precio a bonos y acciones.

“Hoy el mercado empieza a mirar la transición política, la caída de depósitos de los bancos, el programa financiero 2020 y también el 2019, porque afloran dudas por todas partes”, reconoció Norberto Sosa, de la firma Invertir en Bolsa.

Lo que empiezan a considerar en los bancos es si las actuales restricciones cambiarias podrán mantenerse sin cambios de acá en adelante, toda vez que los compromisos de pago de deuda que debe enfrentar el Gobierno -Letes a personas físicas todos los meses, bonos emitidos en 2016 en octubre, bonar 24 en noviembre y discount a fin de año-, requerirán de los dólares de las reservas, que también son usadas para intervenir en el mercado cambiario y para abastecer, como se dijo más arriba, a los depositantes que sacan sus dólares de los bancos. Además, el Tesoro deberá vender parte de sus dólares para hacer frente a los compromisos en pesos que tiene de aquí a fin de año.

Por lo pronto, este miércoles en la Secretaría de Finanzas empezarán a llegar, por ahora vía mail, las primeras propuestas de bancos de inversión que están interesados en participar de la operatoria de reperfilamiento de los bonos en dólares emitidos bajo ley extranjera que pretende encarar el Gobierno para lograr algo de oxígeno financiero.

En este contexto cobra relevancia qué señales de consensos pueden dar el Gobierno y las fuerzas opositoras para encaminar mínimamente la crisis financiera y económica.
CLARIN


0
0
0
s2smodern
powered by social2s
JUAN DOMINGO GONZALEZ CONCEJAL PJ

Gobierno de corrientes

Alternative flash content

Requirements

incone

lamarta

AGUSTINA MELERO MERENDERO LA HORA FELIZ

institucional

Alternative flash content

Requirements

LA MARTA pagina web