De la Plaza de Mayo con Macri en el balcón a la demostración de fuerza de organizaciones piqueteras

La Patria está afuera.

No adentro de la corporación política, ni hacia el interior inescrutable de los laboratorios de encuestas. Tampoco vive inmersa en los enunciados volátiles de la mensajería virtual.

La calle es el origen y el destino de la comunicación electoral.

Todo es un torbellino, y no existen las épocas argentinas sin dramas, sin conflictos, sin ese vértigo que deben sentir los trapecistas cuando sueltan sus manos para saltar sobre el abismo de un columpio al otro. Estamos siempre en el aire, no hay pausas sino cimas emotivas.

Las vibraciones públicas permanentes se juegan en la calle, en todas las pisadas y en los laberintos cotidianos de las personas. Se percibe en los zapatos, ahí está la realidad, en los pasos de los millones que van y vienen por el suelo agotado, que transitan por las plazas, que ascienden y descienden de los colectivos, del subte, de los trenes, que arriban a los hospitales, a las escuelas, a las universidades...

No se palpita el tiempo político real sino en el espacio social de cuerpo presente. Las redes retransmiten el clima social en general, son ahora necesarias aunque insuficientes para comprender. Quien no transita la calle ignora la Argentina. Es allí -acá- donde se observan las travesías de las personas de carne y hueso, donde se siente el frío y el calor y el peregrinaje de los que sufren y las protestas múltiples, diversas y a veces antagónicas.

La plaza atestada del sábado frente al balcón de la Rosada con Mauricio Macri y Juliana Awada saludando desde el balcón histórico como si fueran peronistas, encrespó a los diversos movimientos anti oficialistas que reaccionaron raudos. Comenzó de inmediato entonces la nueva batalla por las calles.

La plaza y el balcón son de Perón y de sus leales descendientes según el credo del kirchnerismo agitado por la posibilidad real de volver y de escalar a ritmo huracanado la pendiente ígnea hacia el poder.

Entonces, las nuevas marchas opositoras redoblaron su exhibición de fuerzas, su disposición, su colorido, la resonancia de los bombos, y toda su potencia manifestante.

Esa es la pulseada, porque las marchas son el mensaje.
CLARIN


0
0
0
s2smodern
powered by social2s
VALDES Y PEÑA ACOMPAÑARON A EMPRENDEDORES

Gobierno de corrientes

Alternative flash content

Requirements

incone

lamarta

SALUD PUBLICA FIRMO CONVENIO PARA GARANTIZAR ASISTENCIA SANITARIA EN LOS PARQUES INDUSTRIALES

institucional

Alternative flash content

Requirements

LA MARTA pagina web