El dólar sube 33% en tres días y el riesgo se acercó a los 2.000 puntos. Analistas recibieron bien los comentarios de Alberto F, que habló tras el cierre de la rueda.

Gustavo Bazzan

El precio del dólar tocó el máximo del día justo al filo de las tres de la tarde, cuando cerraba el mercado, y justo también cuando el presidente Mauricio Macri daba a conocer un resumen de su conversación telefónica con el candidato Alberto Fernández.

En ese momento, el tipo de cambio llegó a $ 62,17, marcando una suba de cuatro pesos contra el cierre del martes. La trepada del tipo de cambio ya es del 33% en los tres días que siguieron a las PASO. A su vez, el riesgo país también reflejó el creciente temor de los inversores a una reprogramación de los pagos de la deuda, sobre todo los que tienen letras y bonos de la deuda en dólares. El índice EMBI saltó un 10%, a 1946 puntos.

Dos variables clave

La aceleración del precio del dólar fue acompañada por un incremento en la venta de dólares por parte del Banco Central. Ayer el organismo que preside Guido Sandleris descargó sobre el mercado 248 millones de dólares, en cinco licitaciones, a precios que fueron desde $ 57,69 la primera hasta $ 59.98 la última.

El Central tiene acordado con el FMI un límite diario de ventas de 250 millones. Arrancó el lunes vendiendo 105 millones, que incrementó a 150 el martes. Ayer, llegó al tope. La actuación del Central está recibiendo críticas y apoyos. El consultor Miguel Broda considera que es “demasiado tibio” y debería ser más agresivo en la venta de reservas. El ex director del BCRA, Alejandro Henke, por el contrario, consideró que el Central “no debe gastar todas las balas al principio de la corrida”.

La presión compradora de divisas viene por varios frentes. Los fondos comunes de inversión está sufriendo retiro de dinero de sus clientes. “El lunes fue muy evidente, los fondos extranjeros que estaban apostando al carry trade salieron despavoridos. La devaluación del peso los agarró mal posicionados, y tuvieron que revertir la posición sufriendo grandes pérdidas”, le dijo a Clarín el manager de un fondo común local. El sector ya sufrió retiros por cerca de $ 80.000 millones desde el lunes. La sangría sigue con los ahorristas locales más chicos. Son inversores que se hacen de los pesos rápidamente, sin esperar el vencimiento de un plazo fijo.

La mirada de los inversores naturalmente tiene un ojo puesto en el dólar y otra en el riesgo país, o lo que es lo mismo, en los precios de los bonos en dólares. Las paridades alcanzadas por estos papeles ya reflejan la opinión del mercado, que hoy por hoy asume, con un 75% de posibilidades, de que la Argentina deberá verse obligada a iniciar un proceso de reestructuración de su deuda, al menos de los papeles de más corto plazo.

De ahí que un bono como el Bonar 2020, que vence en octubre del año que viene, ofrece hoy un retorno superior al 70% y una Letra que vence en octubre, 45%.

Por eso los inversores y analistas prestaron total atención a cada palabra que expresó ayer por la tarde Alberto Fernández al referirse al tema de la deuda. El candidato con más chances de ganar la elección presidencial dijo: “Nuestra propuesta de gobierno no supone ni riesgo de default ni riesgo de no pagar la deuda ni de desconocer obligaciones que el Estado ha contraído, pero sí supone una lógica distinta de cómo debe funcionar la economía”. Clarín consultó a tres especialistas.

Alejandro Henke, de Proficio, consideró que fue una declaración adecuada y que va en el sentido de dar señales claras a los inversores, y celebró que se haya mencionado la idea de que el país no debe caer en una cesación de pagos.

Norberto Sosa, de invertir en Bolsa, señaló: “Creo que dio un mensaje políticamente correcto haciendo un fino equilibrio entre no agregar más incertidumbre al escenario y al mismo tiempo limitar el grado de compromiso en la actual situación. Hay que reconocer, que hace pocas horas fue acusado de que su triunfo ha sido la causa de la fuerte baja de los mercados. Sea verdad o no eso, hay que reconocer que podría haber tenido una actitud distinta a la que tuvo y terminó dejando un mensaje equilibrado”.

Por su lado, Federico Furiase, de Eco Go, afirmó: Las últimas declaraciones de Alberto Fernández van en la dirección correcta. La estabilización del riesgo país y del dólar requiere, ante todo, de una señal política que tenga como base el diálogo entre Mauricio Macri y Alberto Fernández para asegurar la gobernabilidad en esta transición hacia elecciones de octubre, sin arriesgar una escalda en la tensión financiera”.
CLARIN


0
0
0
s2smodern
powered by social2s
ROBERTO CAFERATTA UATRE GOYA

Gobierno de corrientes

Alternative flash content

Requirements

incone

lamarta

MARCELO GONZALEZ VILAS: LIBRO EL CHICO DE LAS ATOMIK JOGGER

institucional

Alternative flash content

Requirements

LA MARTA pagina web