Señaló que la caída del mercado “es totalmente exagerada”. Compartió panel con Emmanuel Álvarez Agis, economista cercano a Fernández, en donde se elogiaron mutuamente.

Daniel Mecca

"Mirá, flaco, andate, no te aguantamos más". Así recordó Luis "Toto" Caputo aquellos agitados días con el Fondo Monetario Internacional. Su gestión duró 100 días al frente del Banco Central entre el 14 de junio de 2018 hasta su renuncia el 25 de septiembre de ese año. Cuando llegó al BCRA el dólar estaba en $28,43 y a su salida, en septiembre de ese año, estaba en $38,88.

Caputo reapareció este miércoles y compartió panel con Emmanuel Álvarez Agis, quien fuera viceministro de Economía durante la segunda presidencia de Cristina Kirchner y hoy es señalado como un economista que suena fuerte para un eventual gabinete económico de Alberto Fernández en caso de ser electo presidente.

En la exposición Luis Caputo dijo que los mercados "exageran", que no hay "fundamentos" para que Fernández defaultee y que hay una "oportunidad" para comprar bonos y acciones baratos tras el derrumbe del mercado. Criticó, asimismo, que el Central dejara devaluar con una demanda marginal de dólares.

Álvarez Ágis, a su vez, elogió la política monetaria de Caputo frente al FMI: "33% de devaluación nos comimos con el 'dejalo flotar' (del FMI)". Caputo le agradeció: "Quiero agradecer a Emmanuel por decir, y mucho mejor que yo, todo lo que yo nunca pude decir; me peleé tanto por explicarles eso que en un momento me dijeron 'mirá flaco andate no te aguantamos más'; no es que no intenté convencerlos, sino que no pude y me tuve que ir".
"Una crisis autoinfligida"

"Hay mucho más potencial de suba en todos los activos que de baja. Tengo escasas dudas de que si uno mira de acá a tres o seis meses los retornos de bonos y acciones van a ser muy atractivos, pero sobre todo empieza a ser una opción medio gratis... Más allá de la coyuntura, la posibilidad de baja de estos activos es limitadísima, aún saliendo mal. La oportunidad que están ofreciendo hoy los mercados es extraordinaria", afirmó Caputo en la charla organizada por Allaria Ledesma y que también incluyó en el panel al analista Sergio Berensztein.

Desde el cierre de la cotización del viernes antes de las PASO ($46,54) al de este miércoles ($62,17), el peso se devaluó 31%​, la tasa de interés de la Leliq fue a 74%, el Riesgo País trepó a 1946 puntos y se desplomaron los papeles en Nueva York (ADR's) como así también los bonos soberanos en dólares. Esto significa que los precios de los bonos, al desplomarse, se vuelven baratos ya que los inversores, en la crisis, intentan desprenderse de ellos. Actualmente, la tasa de retorno del Bonar 24 en dólares (un bono de referencia) está en más de 53%. Cuanto más riesgoso es un bono, más rendimiento ofrece.

Caputo analizó que los mercados han dado por cierto que Fernández "ya defaulteó, que viene con una reestructuración hostil y Alberto no dijo nada y no hay fundamentos económicos para que eso pase". Agregó en otro tramo: "Alberto no creo que tenga la intención de hacer ninguna de estas cosas y la gente que la asesora, como Emannuel, lo confirma acá, no piensan para nada así; el mercado ha tomado una posición extrema sobre algo que ni los fundamentos económicos de Argentina ni el que supuestamente puede ser el próximo presidente lo amerita".

En ese sentido, Caputo afirmó que esta es "una crisis autoinfligida" y que la situación económica de hoy "no amerita el tipo de crisis que algunos están avizorando". Siguió: "Si políticamente convertimos esto en un desmadre somos unos tontos de los dos lados. Si no hacemos las cosas bien, una situación perfectamente controlable puede terminar en una situación de emergencia".

El economista entendió que, actualmente, el problema no es la demanda de dólares, "sino que se restringe la oferta cuando hay susto". En otras palabras, hay devaluación sin volumen. Dijo en ese sentido: "No es serio que el Banco Central deje devaluar la moneda 5, 8 por ciento su moneda por día con 5 millones de dólares".
​Álvarez Agis y la política monetaria

Álvarez Agis, al presentarse con ironía, dijo que no hablaba en nombre de Alberto Fernández. En su exposición, defendió la política monetaria de Caputo cuando estaba al frente del Central, a propósito del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional: "33% de devaluación nos comimos con el dejalo flotar (del FMI). El principal error de la política del Fondo fue la monetaria, no la fiscal". Y dijo que en su momento, en una canal de televisión, salió a presentar la filmina "Toto" versus "la banda del FMI defendiendo que el Central interviniera.

Desarrolló: "Lo que te hunde la economía 5 puntos en diez minutos es una devaluación, no un ajuste fiscal. El Fondo pifeó durante mucho tiempo la política monetaria, hasta que llegamos a esta situación inédita donde logramos conseguir el FMI nos deje intervenir. Esta política monetaria de ahora es la correcta, está bien implementada y es la que tenemos que tener de acá para adelante".

Cuando Caputo llegó al Banco Central el dólar estaba en $28,43 y a su salida, en septiembre de ese año, estaba en $38,88. Para principios de aquel mes, el BCRA ya había vendido U$S 3675 millones desde el 21 de junio de 2018--cuando comenzaron a colocarse los dólares del FMI-- hasta el 10 de agosto, día que finalizaron esas subastas. Luego, desde el 14 de agosto hasta aquel septiembre del año pasado, se vendieron más de U$S 2500 millones, es decir más de 6200 millones en dos meses que, pese a eso, habían llevado el dólar a casi $40. Hoy, menos de un año después, está en $62.

Álvarez Agis afirmó que el tipo de cambio en $47, es decir el que estaba antes de las PASO, estaba "equilibrado" y que el tipo de cambio en $60 (el actual) es "de recontra equilibrio del balance de pagos, suficiente para que la Argentina no tenga problemas de dólares". Agregó que "construir una moneda, ser confiable, dar credibilidad, no lleva cuatro años, sino diez por lo menos y haciendo todo bien".

En julio, el dólar había aumentado un 3% luego de una caída del tipo de cambio el mes pasado y, por otro lado, luego de que muchos inversores de afuera empezaran a cerrar su posición en pesos tras meses de continuadas ganancias. Se trata del "carry trade", cuando el inversor sale de su posición en dólares, los invierte en renta fija en pesos y luego los pasa otra vez a dólares . Esta estrategia se utiliza cuando la divisa tiene un periodo estable, como sucedió durante 2017 hasta las crisis cambiarias del año siguiente.​ La posición neta de Carry al primer trimestre, según el INDEC, había sido de 22.100 millones de dólares.

En este cuadro, al día siguiente de las PASO —donde Fernández ganó por 15 puntos— el Merval cayó 40%, los papeles argentinos en Nueva York picaron a la baja hasta 59%, los bonos soberanos en dólares perdieron hasta 30% y el peso se devaluó 25%.

Álvarez Agis cerró: "Hoy es la primera vez que hacemos algo (por la charla entre Macri y Alberto). Ahora creo que también la tenemos que recuperar sin entrar en el escenario nefasto del doble comando. Lo que hay que hacer es no echarle nafta al fuego pero si te metés a apagarlo también te equivocás. Solo no tenés que obstaculizar el bombero que apaga el fuego y le tenés que decir cuando lo apaga 'bien que lo apagaste'. Es necesario un acompañamiento responsable".
CLARIN


0
0
0
s2smodern
powered by social2s
ROBERTO CAFERATTA UATRE GOYA

Gobierno de corrientes

Alternative flash content

Requirements

incone

lamarta

MARCELO GONZALEZ VILAS: LIBRO EL CHICO DE LAS ATOMIK JOGGER

institucional

Alternative flash content

Requirements

LA MARTA pagina web