A tres semanas de las PASO, la oposición afina su estrategia en los distritos donde cree que puede superar el resultado de la última elección. El rol de los Fernández, Kicillof y Massa.


Por Analía Argento

En su presentación en Mar del Plata Cristina Fernández mencionó tantas veces a Fernanda Raverta, "nuestra Fernanda", como la muletilla que dio nombre a su libro, "sinceramente". Su presentación y la vuelta de Axel Kicillof una semana después del acto que compartió en la misma ciudad con Alberto Fernández tiene una sola razón: en el Frente de Todos creen que la diputada nacional tiene chances de ganar la intendencia y que Kicillof también puede empujar en una ciudad castigada por algunas medidas económicas.

El mapa que esperanza al neokirchnerismo incluye como ciudades "recuperables" (fueron peronistas y hoy gobiernan intendentes de Cambiemos) a Pilar, San Miguel, General Rodríguez, Luján, Morón y Tres de Febrero. Si no ganan, al menos creen que pueden sacar más votos que en el 2015.

El plan de los intendentes en tándem con la mesa chica que integran Kicillof, Verónica Magario, Martín Insaurralde, Sergio Massa y Fernando Espinoza (los cinco que se reúnen por lo menos una vez por semana), es cambiar el color provincial sobre todo en regiones del interior que se tiñeron de amarillo. En la Tercera Sección consideran que serán competitivos en Berisso, San Vicente (allí se ganó la última legislativa) y Brandsen.

En Quilmes hay dudas. La fórmula presidencial y Kicillof-Magario "mide bien", se entusiasmaron con algunos sondeos propios aunque juraron no mostrarlos ni hablar de ellos después de la cumbre que tuvieron a media semana con Alberto Fernández.

En territorio quilmeño también apuestan a la PASO como estrategia para ampliar la búsqueda de votos con varias ofertas para distintos electores. De todos modos el Instituto Patria y Máximo Kirchner tienen favorita: la diputada de La Cámpora, Mayra Mendoza.

En la Primera Sección se entusiasman con Luján, General Rodríguez, Pilar, Tres de Febrero y llamativamente en San Miguel donde Joaquín de la Torre se tomó licencia para ser ministro de María Eugenia Vidal y dejó en su lugar a Jaime Méndez. En el municipio de Diego Valenzuela en cambio se contentan con crecer: todo suma en la ecuación general.

Los más confiados creen en la posibilidad de que haya "sorpresas" en municipios como Junin, Chivilcoy y Chacabuco. Hasta en la Séptima sección tienen tres posibles precandidatos ganadores, al menos eso aseguran, pero no los mencionan para no 'quemarlos'.

Tandil es un lugar emblemático. Por su peso en la Quinta Sección electoral y por ser la ciudad de Macri. Allí el apoyo lo darán los intendentes cercanos que son los que más conocen al electorado y a los precandidatos: Juan Pablo de Jesús del Municipio de la Costa y sus colegas de Miramar y Necochea, German Di Cesare y Facundo López, ambos del Frente Renovador.

"Ningún municipio nuestro está en riesgo", dijo Fernando Gray a Infobae sobre los 57 en manos de Unidad Ciudadana o su sello anterior, el Frente para la Victoria, y los ocho del Frente Renovador, los "primos hermanos". Hay quienes hasta descartan una derrota en Moreno donde se habilitó una PASO porque no hay plena confianza en la gestión de Walter Festa. Y descartó de plano que Juntos por el Cambio pueda ganar con Santiago López Medrano en San Martín; Segundo Cernadas en Tigre; Gastón Di Castelnuevo en Ituzaingó y Lucas Delfino en Hurlingham.

Las tres grandes: Mar del Plata, La Plata y Bahía Blanca

El municipio de General Pueyrredón es la principal meta del kirchnerismo. Por eso hasta las PASO y después en la general, será un distrito que se reforzará. "Raverta es un activo importante, tiene muy buena relación con la comunidad", la elogió el presidente del PJ, Gray, que ya en el verano había hecho varias recorridas con ella y con Kicillof. La ciudad tiene el mayor nivel de desempleo y problemas de gestión lo que también llevó al macrismo a intentar posicionar a Guillermo Montenegro, diputado nacional, ex embajador en Uruguay y ex ministro de seguridad porteño. Pero tiene PASO y puede perder.

Lo que "esperanza" a la oposición K es la segmentación del oficialismo primero y las mediciones de la fórmula presidencial. Ambos Fernández miden bien y ambos estuvieron en La Feliz.

En la Sexta Sección electoral también habrá refuerzos: Bahía Blanca es otro de los grandes objetivos y está en la mira de Kicillof para sumar a su cosecha desde antes de haber sido elegido como el precandidato a gobernador.

La Plata, la otra gran ciudad, es un caso distinto. Con dificultades para un acuerdo interno, se potenció la PASO en un intento por sumar votos a partir de la competencia. Después de las primarias del 11 de agosto, aseguran, cuando los vecinos platenses hayan definido con su voto quién se quedará con la candidatura, los principales referentes irán de campaña a la ciudad de las Diagonales. Aún en modo espera, se ven algunos desembarcos para apoyar como el de Fernando 'Pino' Solanas días atrás en el lanzamiento de la precandidata a intendenta Victoria Tolosa Paz, una de las principales figuras K junto con Florencia Saintout en una interna que tiene cinco postulantes.

Un dirigente 'pecó' y mencionó números de encuestas: "Vidal está diez puntos arriba de Macri y Julio Garro está diez puntos abajo de Cristina". ¿Cuál será el corte platense?, es una pregunta que genera muchas dudas. Lo mismo en otros distritos.

En San Isidro por ejemplo, otra de las grandes ciudades, dan por descontado que Jorge Macri será reelecto pero el peronismo sostiene que no hará tan buena elección como años anteriores.

Táctica y estrategia

Los intendentes, que la semana pasada se reunieron con sus máximos referentes (todos menos Cristina Fernández) coincidieron en que hay que apuntalar algunos ejes en los mensajes pero diversificar otros. Así como en cada ciudad se habla de empleo y del cierre de pymes, en el interior se segmentarán los discursos.

"Buenos Aires es el músculo del país", dijo uno de los estrategas que acompaña a Sergio Massa. Excepto por su viaje a Córdoba y a Jujuy, donde el precandidato a diputado nacional tuvo una buena performance en 2015, su campaña será principalmente en el centro y sur bonaerense y en algunos lugares puntuales del Conurbano.

La campaña será de lunes a lunes. Y con datos concretos sobre pymes, empleo, jubilaciones y deuda.

Vidal es el blanco en el que van a pegar, para evitar el corte de boleta a su favor. "Está cada día más cerca de Macri y cada día más lejos de la gente", plantean quienes le empiezan a perder el miedo y se atreven a cuestionarla en voz alta.

Aunque todos prometieron no cortar boleta, en los sondeos no miden igual intendentes y fórmula provincial y nacional. En Berazategui Patricio Mussi desistió de cualquier candidatura pero su padre, el hoy concejal Juan José Mussi, quiere ir por un nuevo mandato antes de su retiro político. Su expectativa es tener 71% de los votos. Los Fernández miden allí 54%. De todos modos él dijo: "Queremos ganar en primera vuelta" y prometió campaña intensa.

Una premisa en la que varios coincidieron es que más allá de las afinidades que cada precandidato despierta, desde sus orígenes distintos (La Cámpora, Frente Renovador, PJ o Movimiento Evita), tienen que mostrarse juntos para que los votantes los asocien unidos. Por eso Kicillof empezó a ir al Conurbano (Ituzaingó, Hurlingham, Almirante Brown), Malena Galmarini intensificó su presencia junto a intendentes kirchneristas, Magario recorre distintos distritos y Massa se concentra en el interior también con intendentes propios y de los otros sectores internos.

Pero además, hubo un pedido expreso de transmitir un mensaje de "humildad", "autocrítica" (por ejemplo hacia el campo por las retenciones que estableció la 125) y "austeridad". Hasta el presidente del PJ de Buenos Aires, Fernando Gray, acordó con la oposición evitar al menos algún tipo de publicidad, como la sonora.

Finalmente la fórmula nacional aportará de manera muy distinta. Alberto Fernández buscará seducir a sectores esquivos mientras que Cristina Fernández buscará ampliar allí donde ya suma.
INFOBAE

 


0
0
0
s2smodern
powered by social2s
Pichetto: |dq|Galperin tendría que hablar con Grabois más que con Alberto Fernández|dq|

Gobierno de corrientes

Alternative flash content

Requirements

incone

lamarta

Carlos Pagni: El doble dilema de Macri - Editorial - Odisea Argentina

institucional

Alternative flash content

Requirements

LA MARTA pagina web