Entrevistada por Infobae, celebra la decisión del gobierno sobre Hezbollah, dice que se subestima a Mauricio Macri y que solo irá al Congreso "por alguna emergencia". El método "stalinista" de María Eugenia Vidal.


Por Federico Mayol

(Desde Mar del Plata) Elisa Carrió acaba de improvisar un ácido monólogo de más de 40 minutos que hizo delirar a la platea de la "tercera edad", como ella misma describe a sus seguidoras, y ahora firma decenas y decenas de ejemplares de "Vida", el libro que acaba de publicar y que viajó a Mar del Plata para presentar a tres escolleras de Cristina Kirchner.

Sentada al lado de Guillermo Montenegro, a quien apoya en la interna local frente a la radical Vilma Baragiola -está previsto que el viernes desembarquen allí María Eugenia Vidal y Mauricio Macri-, comparte cigarrillos con el diputado. En un mano a mano con Infobae, vuelve a hablar de la reelección del Presidente, del ala política, de Cristina Kirchner y los candidatos del kirchnerismo, de la decisión del Poder Ejecutivo vinculada a la organización Hezbollah, de su salud y del estilo de conducción del jefe de Estado y de la gobernadora.

-¿Por qué apoya a Montenegro y no a la candidata radical, Vilma Baragiola?

-Porque él es de Mar del Plata, nació en Mar del Plata, tiene vocación, y estuvo siempre en el PRO. Y puede recuperar mucho dinero, acá
hay mucho dinero del lavado de dinero.

– ¿Y cree que Montenegro lo puede recuperar?

-Sí, podría si quisiera.

– En la provincia de Buenos Aires está difícil la situación electoral para el Gobierno.

-Toda la vida me dijeron que todo era difícil. Si no fuera porque me robaron las elecciones, yo ganaba a caballo y sin montura. Yo tengo esa certeza, la gente va hacia la república. ¿Hemos sufrido? Sí, pero hemos salido del autoritarismo por vía no violenta. ¿Qué quieren? Mirá si estaba Aníbal (Fernández), ¿qué íbamos a estar haciendo acá? ¿Vendiendo droga?

– ¿A usted le preocupa que gane Axel Kicillof?

-No, porque no va a ganar.

– ¿Está convencida de eso?

-Yo no digo que Kicillof sea Aníbal Fernández. Pero entregó YPF, firmó la impunidad de (Antonio) Brufau y de todos los españoles.

– Pero Macri en la provincia de Buenos Aires no está en su mejor momento.

-Mira, yo te voy a decir una cosa. En el año 2003 yo tenía 2% de intención de voto antes de la elección. Saqué el 15. Los encuestadores cobran. La primera encuesta nacional es esta, y después de esta viene la otra que es definitiva, la primera vuelta. El proceso electoral recién se inicia. ¿Vos sabes si vas a vivir en octubre?

– Espero que sí.

-Esperás. Bueno, yo tengo fe de que gane Macri. Pero tengo fe en que voy a vivir.

– ¿Y si gana Alberto Fernández?

-No va a ganar. Yo voy anticipando los resultados. Cuando yo salí (en el 2015) y dije a las 6 de la tarde que ganaba María Eugenia, y que era gobernadora por diez puntos, nadie me creyó. Yo recorro el país, pueblo por pueblo, casa por casa. Está difícil el Conurbano, porque ahí es donde más se nota el operativo de La Cámpora y los intendentes del PJ. Hubo momentos muy difíciles para el Gobierno en abril y mayo, pero el único inconveniente que tuve fue en Córdoba con periodistas, que en realidad estaban mandados por Ramón Mestre. En el resto no tuve ningún problema.

– Alberto Fernández también tuvo inconvenientes con periodistas en Córdoba.

-Me parece que hay una violencia ahí… Nunca me pasó en 25 años.

– ¿Qué le pareció la medida del Gobierno de crear un registro de entidades vinculadas al terrorismo e incluir a Hezbollah, en el marco del 25 aniversario del atentado a la AMIA?

-Me parece perfecto. No hay pista siria y pista iraní, es lo mismo. Además territorialmente cuando ves la formación de la guerrilla o el terrorismo de derecha o de izquierda se formó en el Líbano. El atentado a la Embajada [de Israel], y después viene la AMIA, que es consecuencia de una guerra de inteligencia entre Israel e Irán. ¿Cómo responde Irán cuando atacan alguien de inteligencia por parte de Israel? Con un atentado. ¿En qué países?
En los países vulnerables donde encuentran socios. Esto es la AMIA, por eso el tema del encubrimiento. Yo leí todo el expediente.

– Alberto Fernández dijo que Macri debía ser más "cuidadoso" con los argentinos con medidas como esas.

-Ellos están descuidando, porque ellos están haciendo los acuerdos con (Vladimir) Putin, y ellos tienen al Hezbollah metido adentro. Porque los que van a Irán son (Luis) D'Elía y compañía. La muerte de (Alberto) Nisman
fue ideada por la inteligencia iraní en Montevideo. Esto lo vengo denunciando desde el principio. Pero quienes hicieron el operativo
fueron (César) Milani, está Aníbal. Esto es lo que declaré en la muerte de Nisman. El problema lo tiene Uruguay. No tiene frontera con Brasil
y todo lo que viene de la Triple Frontera avanza. Se lo vengo diciendo a los uruguayos hace cinco años. Nuestro peligro es el cruce con Uruguay.

– Recién usted dijo en la presentación del libro que iba a decir lo que quiera después de la reelección de Macri, si es que eso sucede. ¿Todavía le quedan cosas por decir?

-¡No, no de la política! Pero claro, mi abuela después de los 60 decía cualquier disparate.

– Dijo hace un rato, por ejemplo, que el ala política había desaparecido.

-No, no, a ver, el ala política somos todos. María Eugenia es política, y el Presidente es político, yo soy política desde hace 25 años. Subestiman al Presidente los que consideran que no hace política. Hay operadores que nunca llegan a Presidente. Ahora, la primera vez que se postula uno de esos operadores, que son grises, es Aníbal… perdón, Alberto, que es lo mismo. Son los Fernández.

– ¿Para usted son iguales?

-Sí, son iguales.

– ¿El trabajo por la reelección de Macri es su último acto en política activa?

-En realidad voy a estar en la Cámara por si es necesario por alguna emergencia, y voy a trabajar mucho en las pymes y en la prosperidad del país. Voy a seguir recorriendo, voy a a seguir diciendo la verdad, que es lo que me ha caracterizado. Pero ya no tengo el peso del partido ni de los cargos. No quiero ser nada. Voy a dar todo lo que pueda dar y también disfrutar con todos mis amigos. Porque hay amigos que ya van a cumplir 80.

– ¿Cómo está de salud?

-Me cambié la sangre, como Mick Jagger…

– Pero no es real.

-No es real pero es parecido: me estoy renovando celularmente. Pero estoy espléndida. Se me salió esa giba de la responsabilidad de años de ser la única
opositora a un sistema corrupto e impune.

– A usted siempre la apoyó Mar del Plata, siempre le fue bien en términos electorales, hoy vino mucha gente a verla…

-Siempre. Mar del Plata me amó y yo la amo.

– Pero también vino muchísima gente a ver a Cristina Kirchner.

-¡Siii! Me parece perfecto. Miren, yo no tengo ningún problema con Cristina Kirchner. Yo luche contra el kirchnerismo, contra el autoritarismo.

– O sea que no es personal.

-No, al contrario, y menos con ella. Yo nunca tuve ningún problema personal con ella. Y está en el libro. Yo estoy lista, la misión se cumplió, somos republicamos, hay que dejar a las nuevas generaciones. No tengo ningún tipo de rencor, de resentimiento. Me dijeron muchas cosas, pero ni me tocaron. Yo solo agradezco el amor de un pueblo. Yo voy en auto, pueblo por pueblo. Hasta la propia Cámpora me respeta, porque sabe que nunca cambié. Los que cambiaron fueron otros, y me da mucha pena por sus hijos. Yo combatí a Néstor (Kirchner). Néstor era el jugador de ajedrez más perverso que tuvo la Argentina, y ahí me tocó estar sola. No dormí por 10 años.

– Entonces para usted el problema era Néstor, no Cristina.

-Lo digo en términos de inteligencia, de previsibilidad. Esto es claro. Además yo sostengo a la presidencia de Macri. Macri es un hombre tímido.

“Ellos (por el kirchnerismo) tienen al Hezbollah metido adentro, los que van a Irán son D’Elía y compañía”

– ¿En qué sentido lo dice?

-Claro. Hay personas que son tímidas. Los provincianos somos más abiertos. Cristina también es bastante cerrada, no le gusta que la besen, que la toquen. Las personas tímidas, no tienen una empatía… A otros nos gusta, sobre todo los del litoral, nos gusta abrazar a la gente, amamos a la gente. Macri es un hombre tímido, ingeniero.

– Pero ejerce el poder también.

-No, ejerce el poder. La gente no tiene que entender que el no es empático. Él sufre, y sufre mucho. Lo que pasa es que le cuesta. En cambio a mi abrazarme no me cuesta. En el velorio de mi papá estaban desde las prostitutas, el gobernador, el linyera, y todos nos reíamos y llorábamos. Son distintas infancias.

– ¿Y usted cree que es muy distinta Vidal de Macri? Recién dijo que ella ejercía un método stalinista.

-Como yo. Cuando decidió algunas cosas me pareció espectacular. Alguien tiene que tener decisión. Yo tuve decisión siendo opositora, y ¡vaya!. Me enfrenté a los grandes, al boxeo y arriba. Y ella tiene decisión. Y tener decisión es tan importante como ser demócrata y tolerante. Yo soy republicana, soy democrática, pero la estrategia no la cedo. Ahora además no la sabe nadie.

– ¿Cuál es la próxima jugada de Carrió?

-No, yo ya no soy más profeta porque ya conseguí la república. Ni los míos lo saben. Yo les dije que venía la república y que paríamos a la república, y la parimos. Ya está.
INFOBAE

 

 


0
0
0
s2smodern
powered by social2s
JORGE VARA INAUGURO LA 84º EXPOSICION RURAL Y PRIMERA EXPOAGRO

Gobierno de corrientes

Alternative flash content

Requirements

incone

lamarta

GUILLERMO QUINTANA AGENPRO

institucional

Alternative flash content

Requirements

LA MARTA pagina web