Los principales precandidatos presidenciales que competirán en las PASO del 11 de agosto les pusieron el foco a los planes sociales.


Mariano Obarrio
El gobierno de Mauricio Macri no tiene previsto reformas. Alberto Fernández plantea que deben "continuar hasta que mejore la economía". Roberto Lavagna los transformaría en un programa de formación laboral con sindicatos, empresarios y sociedad civil. El economista liberal José Luis Espert procura desindexarlos y eliminarlos de manera progresiva si crecen la economía y el empleo. En las antípodas, el candidato trotskista Nicolás del Caño plantea convertirlos en trabajo registrado y en planta permanente en organismos del Estado con salarios de convenio.

 

Según la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera (ASAP), la partida prevista para 2019 para Promoción y Asistencia Social (planes sociales) será de $67.323 millones. En tanto, la Asignación Universal por Hijo (AUH) distribuirá $109.752 millones.

Si se acumulan ambos programas, esos $177.075 millones representan el 4,17% del presupuesto total de la Nación y el 8,42% del presupuesto de todas las prestaciones sociales, que incluyen las jubilaciones. Todo el gasto social es 49,5% presupuesto general.

 
 
Miguel Pichetto dice que "los planes sociales no pueden durar toda la vida"
Miguel Pichetto dice que "los planes sociales no pueden durar toda la vida" Fuente: LA NACION - Crédito: Enrique Villegas
 

El ex jefe del bloque del PJ en el Senado asegura que "hay que generar desarrollo, crecimiento y trabajo" para que los planes no se eternicen.

 

Desde la oposición, en el bunker de Fernández, precandidato presidencial de Frente de Todos, aseguraron a LA NACION que "los planes tienen que continuar hasta que se ponga en marcha la economía y no se van a poder cortar". Señalaron que "a nadie le gusta que haya planes, pero es necesario para que la gente pueda sobrevivir en este contexto".

 

En el Gobierno dicen que no habrá cambios con los planes sociales si Macri resulta reelegido. Sin embargo, Pichetto añade que "no pueden durar toda la vida"

 

En ese sentido, la propuesta de Fernández consiste en darle "prioridad a generar empleo y a estimular las economías regionales".

Lavagna (Consenso Federal) procura transformar los planes sociales en formación laboral. "El programa se resume en trabajo y educación. Y no educación sólo formal, sino educación de oficios", señalaron a su lado.

"Es absolutamente central, sólo puede ser hecho por el Estado, los sindicatos, que podrían brindar formación, los empresarios y la sociedad civil", agregaron. El equipo de Lavagna estudia una coordinación entre los ministerios de Producción y Trabajo, que defina las demandas laborales futuras y orienten esa formación de titulares de planes sociales mediante los sindicatos, empresas y ONG dedicados a esa actividad. Para ello se utilizaría la capacidad ociosa del Estado, tanto en recursos humanos y materiales.

 

 
Roberto Lavagna transformaría los planes sociales en un programa de formación laboral con sindicatos, empresarios y sociedad civil
Roberto Lavagna transformaría los planes sociales en un programa de formación laboral con sindicatos, empresarios y sociedad civil Fuente: Archivo

Espert (Frente Despertar) señaló que como parte de un plan de estabilización para bajar la inflación "hay que desindexar por completo la economía y también los planes sociales". Además, el economista propuso que los planes se tienen que otorgar "en función inversa a la cantidad de hijos de cada beneficiario" porque "si no se está subsidiando el aumento de la pobreza".

Por otra parte, si la economía crece como consecuencia de su plan económico, dijo, "los planes sociales hay que ir eliminándolos de manera gradual y entregarle a cada beneficiario, luego de un proceso de capacitación y formación, una tarjeta que diga libre de aportes patronales".

Esto buscaría incentivar la incorporación de beneficiarios en el mercado laboral formal sin costo fiscal.

El precandidato presidencial de izquierda del FIT, Nicolás Del Caño, sostiene: "Lo primero es recuperar lo perdido frente a la inflación en el conjunto de los planes". La AUH, dice, "es la extensión del salario familiar para quienes están en la informalidad o los monotributistas" y por lo tanto "la disminución de quienes lo reciben está directamente ligada a terminar con el trabajo no registrado, un 35% de la fuerza laboral".

 

 
José Luis Espert procura desindexar los planes sociales y eliminarlos de manera progresiva si crecen la economía y el empleo
José Luis Espert procura desindexar los planes sociales y eliminarlos de manera progresiva si crecen la economía y el empleo Crédito: Captura de TV

En el FIT añaden: "Aunque transitoriamente sostenemos la actualización de los montos, todo aquel que realiza actividades precarias en los municipios, hospitales y escuelas debe pasar inmediatamente a planta permanente y trabajar bajo convenio".

Proponen que "para que todos puedan acceder a un trabajo registrado y bajo convenio y terminar con la desocupación hay que reducir la jornada laboral sin afectar el salario y repartir el trabajo entre ocupados y desocupados, con un mínimo salarial que cubra el costo de la canasta familiar".

En números

El programa que más presupuesto insume es la Asignación Universal por Hijo (AUH), con $109.752 millones para todo 2019. Además se destacan los siguientes planes:

  • Hacemos futuro (capacitación en oficios): $39.281 millones
  • Políticas alimentarias: $12.582 millones
  • Abordaje Territorial: $1584 millones
  • Economía Social: $1231 millones
LA NACION

0
0
0
s2smodern
powered by social2s
JUAN DOMINGO GONZALEZ CONCEJAL PJ

Gobierno de corrientes

Alternative flash content

Requirements

incone

lamarta

AGUSTINA MELERO MERENDERO LA HORA FELIZ

institucional

Alternative flash content

Requirements

LA MARTA pagina web