El candidato y la defensa de la ex presidenta.


Ricardo Roa
Queda cada vez más claro por qué Alberto Fernández está donde está o fue puesto donde está. El candidato de Cristina dice que “el sistema judicial se ha complotado” contra Cristina. Son los mismos jueces o muchos son los mismos jueces que tenía el kirchnerismo y que puso el kirchnerismo.

Y dice: ella “es inocente en todas las causas” por corrupción. Entre esto y promover como presidente algún tipo de perdón o de amnistía, media apenas un solo paso. Y eso explica que Cristina haya poblado con gente propia las candidaturas a senadores y diputados para un Congreso que pueda aprobar semejantes medidas.

”¿No te hace ruido la fortuna personal de Cristina?”, le preguntó Luis Novaresio a Fernández. Respuesta: ”No, para nada. Y la he estudiado. Y les recomiendo que miren las declaraciones juradas del 2003 de Néstor.” Dibujos más, dibujos menos esa declaración fue de $ 6,6 millones: Kirchner resultó ser el presidente más rico o, al menos, el más rico desde que presentar las declaraciones de bienes se hizo obligatorio.

Declaró en Río Gallegos 13 casas por un total de $ 103.609, dos locales por $ 62.018 y otros dos departamentos por $ 11.931. Más, un departamento en la Capital por $ 143.621, una casa en El Calafate por $140.199 y un terreno en el mismo lugar por $ 12.461. Total de inmuebles declarados: 20. Total del rubro en pesos: 473.839.

Su esposa, Cristina, declaró tres casas en Río Gallegos ($30.705) y un departamento en la Capital ($ 35.174). Total: $65.879. Total de propiedades declaradas por el matrimonio: 24. Suma del patrimonio Kirchner: $6,7 millones o 2,2 millones de dólares de entonces. Ya tenían mucha plata y más del 90% de esa plata en plazos fijos: jugaban a fondo en la timba financiera.

Desde 2003 hasta la muerte de Kirchner en 2010, el matrimonio multiplicó ocho veces su fortuna. “¿Cómo es que aumentó tanto su patrimonio?”, le preguntaron a Cristina en Harvard. Sorprendida en falsa escuadra, contestó: “Fui una abogada exitosa y una presidente exitosa”. ¿Qué tiene que ver con el incremento de su patrimonio que haya sido una presidente exitosa? ¿Y dónde constan los casos exitosos que manejó como abogada?

Al comenzar 2010 y en trámite exprés, el juez Oyarbide sobreseyó al matrimonio por enriquecimiento ilícito. Ya jubilado, Oyarbide dice: “Me apretaron el cogote para sacar las causas de los Kirchner”. Sacar causas fue arreglar con el contador de los Kirchner, Manzanares, un peritaje trucho con dos auditores de la Corte. Uno, Alfredo Peralta, está retirado y su jefa, Carmen Penedo, fue sancionada y separada del cuerpo.

Manzanares, ahora arrepentido, dice que el jefe de la AFIP, Echegaray, le mandó al funcionario Angel Toninelli para ayudarlo. En 2017, Cristina declaró un patrimonio de $ 77,3 millones. Si se lo compara con los $6,7 millones del 2003 nadie puede dudar que en materia de patrimonio personal fue mucho más exitosa como presidente que como abogada. Las explicaciones de campaña dan para mucho, pero nunca podrán dar para todo, por más esfuerzos que se pongan en los relatos.
CLARIN


0
0
0
s2smodern
powered by social2s
Pichetto: |dq|Galperin tendría que hablar con Grabois más que con Alberto Fernández|dq|

Gobierno de corrientes

Alternative flash content

Requirements

incone

lamarta

Carlos Pagni: El doble dilema de Macri - Editorial - Odisea Argentina

institucional

Alternative flash content

Requirements

LA MARTA pagina web