El comité nacional de la UCR acordó la fecha de la reunión, que será el 27 de mayo en Parque Norte.

Por Silvia Mercado

En la sede partidaria de la calle Alsina, se reunió hoy al mediodía el Comité Nacional de la UCR para acordar la fecha de la convención nacional, que quedó fijada para el lunes 27 de mayo en Parque Norte, porque lo que se busca es darle un alto perfil a la reunión, donde los radicales fijarán posición en torno a su pertenencia a Cambiemos.

El gobernador de Mendoza y presidente del partido, Alfredo Cornejo, encabezó el encuentro donde se tomó la decisión, aunque a los pocos minutos dejó el lugar de reunión para trasladarse al hospital Ramos Mejía, donde está internado el diputado riojano Héctor Olivares, que lucha por su vida luego del atentado que sufrió en la mañana de hoy en la zona del Congreso, en condiciones que están en plena investigación.

En un comunicado oficial se dejó constancia de que estuvieron presentes en la reunión el secretario general de la UCR José Cano, el vicesegundo Federico Storani, la tesorera Alejandra Lorden, los secretarios José Corral, Matías Cipcic y Rafael Pascual, el vicepresidente de la convención Agustín Campero, además del secretario general de la Franja Morada Juan Pablo Cebrelli, de la juventud radical Luciana Rached y de la organización de trabajadores radicales Esteban Arriada.

Lo que no se dijo oficialmente, sin embargo, es lo que se habló en las negociaciones previas al encuentro, donde se adelantó la posición que llevaría adelante una parte de la dirigencia radical, que no incluiría a todos los sectores.

Un grupo importante de convencionales habría llegado al acuerdo de que en la convención radical se refrende la pertenencia a Cambiemos, aunque pediría que la coalición se abra a otras expresiones políticas, sin excluir a peronistas. "No se habló de nombres, pero sí de la importancia de garantizar la victoria en las elecciones presidenciales con una alianza más amplia", dijo a Infobae uno de los presentes en la reunión de hoy.

Aunque todavía se está trabajando en la generación de los consensos necesarios para llevar adelante una convención lo menos conflictiva posible, otra fuente dio una precisión más. Aseguró que de esa convención saldría una comisión ejecutiva integrada por Cornejo, el gobernador Gerardo Morales y Enrique "Coti" Nosiglia para negociar con sectores políticos que no están en Cambiemos su incorporación.

Trascendió, por otra parte, que el radicalismo bonaerense, liderado por el vicegobernador Daniel Salvador, es el más contrario a una decisión de ese tipo, ya que diluiría su lugar en la provincia de Buenos Aires, donde es el peronismo el que tiene mayor preeminencia política.

Pero no es el único, otros sectores con gran peso dentro del radicalismo aseguraron a Infobae que "creemos que la mayoría está a favor de mejorar Cambiemos, ni de irnos ni de ampliar, y en esa línea estamos trabajando y muy confiados". Por lo que se sabe, hasta el propio jefe de Gabinete, Marcos Peña, está trabajando en ese sentido, reuniéndose con los convencionales de a uno para conocer las disidencias con el Gobierno.

Como sea, fue el propio Cornejo el que adelantó su postura a favor de abrir Cambiemos cuando el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, lo puso al tanto de los diez puntos que estaba impulsando el Gobierno para acordar con el amplio abanico político.

"El presidente Macri no puede por sí solo dar garantías de un triunfo sobre el kirchnerismo, así que en mi caso, me encantaría que la iniciativa de convocar a las fuerzas de oposición a un gran acuerdo nacional tenga un correlato electoral", dijo en ese momento, en diálogo con periodistas mendocinos.

 

Y no solo agregó que "hay que dar confiabilidad de que la Argentina no va a volver atrás, que no va a caer nuevamente en el populismo", sino que mencionó a Roberto Lavagna, Miguel Angel Pichetto, Juan Manuel Urtubey y Sergio Massa como peronistas a los que habría que convocar.

Cornejo conmovió el tablero político con esas declaraciones, que fueron minimizadas por las más altas autoridades de la Casa Rosada, quienes pusieron foco en que "no hay tiempo transformar el acuerdo en una oferta electoral más amplia". Un poco molesto, el presidente del PRO, Humberto Schiavoni, hizo declaraciones radiales donde buscó marcarle la cancha al radicalismo. "Cualquier ampliación de Cambiemos debe discutirse adentro de nuestra mesa", dijo.

Aunque también en el radicalismo hubo voceros que consideraron que "Cornejo está hablando hacia adentro de Mendoza, para que el peronismo sienta que tiene chances de ser parte en la próxima gestión". "Es una pavada, algo delirante que roza lo irresponsable en este momento", se lamentó un radical de la provincia de Buenos Aires.

Como sea, la presunción de que Cornejo tuvo un exabrupto o había hablado pensando solo en su provincia no sería correcta, ya que en la misma línea se habló hoy informalmente en la reunión que se realizó en el Comité Nacional radical, aunque sin la presencia del gobernador.

El que se quedó en su representación es Andrés "Peti" Lombardi, coordinador de Gabinete del Gobierno de Cornejo, mano derecha del Gobernador para los asuntos políticos. Sin embargo, el funcionario mendocino no quiso confirmar esos diálogos y, por el contrario, insistió con que "la reunión fue muy rápida y solo quedamos en que se empiecen a generar los consensos".

La convención nacional está integrada por 327 convencionales, un número que está integrado por la suma de diputados y senadores que tiene cada provincia, más 6 de Franja Morada, 6 de la Juventud Radical y 6 de los Trabajadores Radicales, menos los 7 de Santiago del Estero, que está intervenida.
INFOBAE


0
0
0
s2smodern
powered by social2s

Gobierno de corrientes

loteria suspension

Alternative flash content

Requirements

incone

publicidad vianda

Alternative flash content

Requirements