Se trata de ExClé SA, que también tiene de clientes al ANSES y al Ministerio de Justicia en soluciones biométricas. Transparencia Electoral la denunció ante la UIF por sospecha de lavado de activos.


Por Silvia Mercado

Primero es lo primero. El Gobierno de Mauricio Macri cometió errores graves en materia económica, seguramente como producto de su impericia y una confianza excesiva en su destino manifiesto. Sin embargo, a pesar de que mantiene sólidos vínculos con China y Rusia como corresponde a toda Nación inteligente, nunca se dejó confundir en lo elemental. Estar del lado de los países democráticos ante la tragedia venezolana, un país de la región que se desangra en medio de una dictadura feroz, es un salto de calidad institucional que es imprescindible destacar. Sobre todo por algo evidente: Argentina estuvo muy cerca de estar colocada del otro lado del mapa, del equivocado, como ya sucedió en otras etapas de nuestra historia.

¿Pudo nuestro país ser Venezuela? Muchos piensan que no, argumentando que nuestra amplia clase media nunca lo hubiera permitido. De hecho, a pocos meses de la reelección de Cristina Kirchner empezaron megamultitudinarias movilizaciones en todo el país contra su manejo hegemónico del poder.

Pero ¿y si hubiera ganado la fórmula Daniel Scioli-Carlos Zannini, qué hubiera pasado? ¿El régimen kirchnerista no hubiera tenido la excusa perfecta para avanzar sobre las libertades públicas, contra los medios de comunicación independientes, promoviendo las posturas antirrepublicanas de Justicia Legítima en el Poder Judicial, forzando la economía con la apropiación de campos y empresas para ponerlas a disposición del "pueblo" y una redistribución tan equitativa de la riqueza para asegure las futuras generaciones de los jerarcas K?

Por cierto, se trata de un análisis contrafáctico. Sin embargo es algo que estuvo cerca de suceder, como se comprueba de un dato sencillo. En el escrutinio definitivo de la segunda vuelta electoral Cambiemos obtuvo 51.34% contra 48.66% que alcanzó el Frente para la Victoria. En la primera vuelta perdió 34.15% contra 37.08%.

El populismo es una enfermedad peligrosa y difícil de combatir porque, entre tantas cosas, se introduce en las instituciones de países con democracias frágiles. Por ejemplo, cuando se cambian las reglas electorales para ponerlas al servicio de beneficiar al que está gobernando, impidiendo la alternancia. Es lo que hizo el chavismo durante años. Y cuando perdió elecciones inventó otra a los pocos meses para consagrar un poder paralelo.

Aunque hay que reconocer que el sistema electoral venezolano resistió bastante mejor de lo esperado, porque la oposición logró triunfos en gobernaciones estratégicas como Miranda, Zulia y la Alcaldía Mayor de Caracas, y Chávez hasta sufrió una derrota del proyecto de reforma constitucional y la victoria de la Mesa de Unidad Democrática (MUD) en las elecciones parlamentarias de 2015.

Expertos en sistemas electorales aseguran que el sistema automatizado de votación con autenticación biométrica de votantes fue diseñado por técnicos venezolanos para garantizar que no haya robo de votos y que si se hubiera contado manualmente, Hugo Chávez nunca hubiera llegado a la presidencia de su país por la vía democrática. En la década del 90, mientras se incubaba el chavismo en los cuarteles, hubo una sucesión de denuncias por adulteración del escrutinio de parte de los aparatos políticos, que eran los que definían los resultados electorales.

Hasta que después de las elecciones para elegir a los miembros de una Asamblea Constituyente, en julio de 2017, desde Londres, Antonio Mugica de Smartmatic denunció que "la diferencia entre la cantidad anunciada de votos y la que arroja el sistema es de al menos un millón de electores" y los empleados de la compañía se vieron obligados a huir de Venezuela. Era la empresa encargada de brindar el software (que en gran parte había diseñado con el Estado venezolano) y el hardware para el voto on line y la transmisión de resultados.

Era obvio que para elecciones regionales que iban a desarrollarse tres meses después, la dictadura de Nicolás Maduro tenía que contratar a otra empresa para hacer el trabajo. Y contrató a ExClé SA, una empresa supuestamente de origen portugués, pero que se presenta como "argentina" porque establecida en la Argentina desde hace 20 años. Su domicilio actual es en Paraguay 1896.

Ya había colaborado en Venezuela en grandes proyectos como aportar la tecnología biométrica al Banco de Venezuela y una Plataforma Autenticada de Investigación que existe en casi todas las naciones desarrolladas, pero que en el caso del régimen de Maduro hay quienes aseguran que está controlada por el SEBIN, el temible servicio de inteligencia bolivariano. En la Argentina, según informa su página web, trabaja para el ANSES y el Ministerio de Justicia.

ExClé fue denunciada por Transparencia Electoral de América Latina ante la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), cuando el organismo oficial que lucha contra el lavado de dinero emitió el pasado 17 de enero un alerta "a los sujetos obligados sobre operaciones con o vinculadas al gobierno ilegítimo de Venezuela".

Argumentó la organización civil que no se conocen los propietarios y que la contratación de ExClé en el 2017 fue realizada en tiempo récord, "cuando no estaba habilitada para contratar con el Estado" y que es la misma empresa que operó las elecciones presidenciales del 20 de mayo de 2018, cuando fue reelecto Maduro en elecciones que fueron desconocidas por el Grupo Lima, la OEA y la Unión Europea, entre otras naciones. En su página tampoco figura el nombre de ningún directivo. Infobae quiso obtener alguna explicación pero nadie apareció después del contestador automático y tampoco parece funcionar el envío de formulario por correo electrónico que figura en su web.

En la presentación que Leandro Querido, director ejecutivo de Transparencia Electoral, realizó ante la UIF asegura que la Junta Nacional Electoral venezolana anunció la contratación de ExClé el 6 de setiembre de 2017, "que venía trabajando con distintos organismos del gobiernos de Chávez desde el 2004, no estaba habilitada para contratar con el Estado, un estatus que recién obtuvo al día siguiente, el 7 de setiembre".
INFOBAE


0
0
0
s2smodern
powered by social2s

Gobierno de corrientes

Alternative flash content

Requirements

loteria cuarentena

incone

publicidad vianda

Alternative flash content

Requirements