Escucha en vivo

Los investigan por lavado junto al empresario. Dijeron que él manejaba todo. Pero en la misma causa López había declarado que los negocios los llevaba su socio Fabián De Souza.


Lucía Salinas

Como otros “hijos del poder” los herederos de Cristóbal López no quedaron exentos de los problemas judiciales de su padre. Nazareno y Emiliano López declararon ante el juez Julián Ercolini acusados de ser parte de una maniobra de lavado de dinero. Con días de diferencia, se presentaron en los Tribunales de Comodoro Py y dejaron un escrito cada uno, donde el planteo coincidente fue que todas las decisiones las tomaba Cristóbal López.

Los hijos se defienden apuntando a su padre. Una estrategia ya vista en el caso de la familia Báez donde los cuatro hijos del empresario K en pocas semanas enfrentarán su primer juicio oral por lavado de activos.

Los hijos de López se presentaron la semana pasada y este lunes, ante el juez Julián Ercolini en el marco de la causa Agosto SA, la empresa de Sanfelice que tuvo como único cliente al dueño del Grupo Indalo y facturó 39 millones de pesos.

Cristóbal Nazareno y Emiliano López, de 32 y 30 años respectivamente, hace más de ocho años integran el directorio de una veintena de empresas de su padre, como presidentes, directores titulares o suplentes, pero “nunca decidieron nada”, señalaron a Clarín desde el entorno del empresario K.

El mayor de los hijos del empresario K, es el que menos vinculación tiene con las empresas, mientras Emiliano administra los campos y es un conocido corredor del TC en la Patagonia, auto auspiciado por C5N y Oil Combustibles.

El juez Ercolini los citó a indagatoria, encontrándolos -tal como indicó el fiscal Gerardo Pollicita- responsables de las maniobras de lavado de dinero.

¿Cómo se defendieron? En sus respectivos escritos, plantearon dijeron que era el padre quien “los ponía y lo sacaba en distintas empresas pero que lo hacían por pedido del padre”, indicaron fuentes judiciales a Clarín.

Así, tanto Nazareno como Emiliano López indicaron que en el conglomerado empresarial era Cristóbal López “el responsable de tomar todas las decisiones”.

Lo extraño es ​que en el mismo expediente López padre declaró que él casi no se ocupaba de los negocios del Grupo Indalo, que era un simple accionista y que su socio Fabián De Souza "manejaba todo"
Tensión entre socios K: Cristóbal López ahora culpa a Fabián De Sousa por los desmanejos en las empresas
Mirá también
Tensión entre socios K: Cristóbal López ahora culpa a Fabián De Sousa por los desmanejos en las empresas

La Justicia sospecha que parte de los 8.000 millones de pesos que Cristóbal López no pagó al fisco -correspondientes a la retención del Impuesto a la Transferencia de los Combustibles (ITC) que Oil Combustibles hacía a sus clientes- se derivaron a Agosto SA, empresa de Sanfelice, amigo, empleado y socio del dueño de Indalo. El negocio no fue azaroso: “Es un intermediario en el manejo de la relación comercial con los Kirchner”, indicó el juez.

Cristóbal López y Fabián De Sousa se encuentran presos acusados por defraudar al Estado al no pagar a la AFIP $ 8.000 millones ($17.042.509.692 a valor actualizado) correspondientes al Impuesto a los Combustibles.

Según determinó el fiscal Pollicita, esa causa constituye "el delito precedente de la maniobra" que se investiga en la causa conocida como Agosto SA. Es decir, a los fondos obtenidos de la defraudación a la administración pública pergeñada, se los dirigió en parte la empresa de Sanfelice.

En este caso puntual, se involucra la intervención de tres sociedades del grupo Indalo -Oil M&S SA, CPC SA y Alcalis de la Patagonia SAIC-, y de la firma Agosto SA (de Osvaldo Sanfelice); a través de las cuales "se habría puesto en circulación una porción del dinero ilegítimamente obtenido mediante la defraudación a la AFIP ocurrida durante el período comprendido entre mayo de 2013 a agosto de 2015".

La Justicia sostiene que hubo una “clara maniobra de lavado de activos”, que comenzaba con las “ganancias ilícitas obtenidas por el Grupo Indalo”. Después, se desarrolló “un mecanismo para el reciclaje de una porción de esas ganancias ilícitas”: el dinero primero circulaba en el grupo Indalo como “préstamos” y después se contrataba a Agosto SA.

Así, los fondos podrían “llegar a manos de una persona que integraba el entorno de los ex Presidentes con la apariencia de haber sido obtenidas en forma lícita, es decir, como parte del sistema económico legal”.

De los informes realizados por la AFIP surge: que en el año 2013, Oil Combustibles SA transfirió $27.526.587 a CPC SA y $388.530.009 a Oil M&S SA; que en el año 2014 esos montos ascendieron a $58.089.486 y $182.295.451, respectivamente; en 2015 fueron de $49.997.029 y $192.006.360; y, por último, en 2016, Oil M&S SA recibió $34.057.561 de aquella.

Los únicos clientes de Agosto SA (dedicada al alquiler de maquinaria) fueron las tres firmas de Indalo desde agosto de 2013. La facturación electrónica de la firma entre octubre de 2013 y agosto de 2016, alcanzó a 38.695.072 pesos.

En la AFIP, la empresa declaró dedicarse al “alquiler de equipo de transporte NCP sin conductor ni operarios”, y como actividades secundarias “. Lo que despertó sospechas es que Agosto SA sólo realizó operaciones por montos elevados sólo con firmas de Cristóbal López.
CLARIN

Martes, Diciembre 18, 2018
Profesores Osuna y Vivaldo ENET Nº 1

Gobierno de corrientes

LOTERIA SORTEOS

Alternative flash content

Requirements

Alternative flash content

Requirements

incone

COMPLEJO TURISTICO LA MARTA
Campeon y Sub Campeon de Rally

Alternative flash content

Requirements

Alternative flash content

Requirements