Escucha en vivo

Una crisis de alcance todavía desconocido sacudió los cimientos de Cambiemos, la alianza de gobierno que lidera el presidente Mauricio Macri.


Por Leonardo Tagliabúe
Con distintos protagonistas, es la segunda vez en el año que el jefe de Estado debe interceder ante los reclamos públicos de sus socios de partido: en abril fueron los radicales con sus planteos sobre las tarifas de los servicios públicos, ahora es Elisa Carrió con su furia contra algunas decisiones de la Justicia.

La diputada nacional que logró el respaldo de la mitad del padrón de la Capital Federal en las últimas elecciones legislativas explotó cuando en un término de 24 horas escuchó al ministro de Justicia, Germán Garavano, decir que no era bueno para el país que una ex presidenta como Cristina Kirchner estuviera presa, y leyó el fallo de la Cámara de Casación Penal que absolvió a Carlos Menem en la causa por tráfico de armas. La líder de la Coalición Cívica considera que ambas señales marcan la ruptura de uno de los principios básicos de la constitución de Cambiemos: el fin de la impunidad.

De la rabieta de "Lilita", que incluyó una amenaza destituyente tan grave como las que el Gobierno suele denunciar y repudiar, surgen algunas conclusiones significativas. La primera -y quizás la más importante- es que de sus dichos se desprende que tiene información que indica que la Justicia no es independiente y se mueve al ritmo del poder de turno. De otra manera no se entendería por qué castiga al Ejecutivo por decisiones que fueron tomadas por funcionarios que son miembros de otro poder, el judicial.

La segunda es de índole política. Algunos leyeron las declaraciones de Garavano como un desliz en un reportaje radial. Sin embargo el medio elegido y el contenido de su mensaje parecen indicar que el funcionario no hizo más que visualizar algo que el Presidente repite en privado cuando se lo preguntan: "A Cristina Kirchner la quiero libre, haciendo política y en la medida de lo posible compitiendo por la Presidencia en 2019".

El martes, en la apertura de la Cumbre del J20, el jefe de Estado pidió que no haya privilegios para nadie en la Justicia. El discurso fue interpretado como un mensaje para bajar la tensión con Carrió, pero en ese encuentro hubo otro gesto mucho más importante: Macri eligió a Garavano para mostrarse ante los principales jueces de los países del G20. Incluso lo invitó a una reunión con el ex primer ministro francés Laurent Fabius. La elección no pareciera ser la de un jefe de Estado enojado con un colaborador, sino todo lo contrario.

Igualmente, para el Poder Ejecutivo hoy la cuestión central no pasa por la agenda política, sino por la económica. Sus esfuerzos están dirigidos a lograr una rápida aprobación del Presupuesto y a cumplir en tiempo y forma con las metas de equilibrio fiscal a las que se comprometió en el último acuerdo que firmó con el Fondo Monetario Internacional.

En ese contexto se encuadra la decisión de la Secretaría de Energía de promover un pago extra de los usuarios de gas para compensar a las prestatarias por la devaluación. Las motivaciones son claras: Infobae publicó el contenido de un paper reservado donde empresas petroleras amenazan con frenar sus inversiones si no prospera el "cobro revertido" que promueve Javier Iguacel. Cuentan algunos allegados al poder que con el mismo espíritu el Presidente se vio forzado a sacarse una foto con el CEO de Techint, Paolo Rocca, en medio del escándalo por los cuadernos del chofer Oscar Centeno. Para cerrar las cuentas se necesitan los dólares de las compañías vinculadas a la explotación de Vaca Muerta.

En el caso de las tarifas, el panorama jurídico es complejo para el oficialismo. Si bien en el Gobierno dicen que tienen fundamentos para defenderse de los amparos que se presentaron en diversas jurisdicciones, es poco probable que un juez blinde de validez una decisión retroactiva sobre deudas que fueron originadas y saldadas bajo otras reglas de juego. Tanto en materia civil como comercial, el pago es el modo por excelencia que tiene una persona de liberarse de una obligación. Si ahora se decidiera lo contrario, la doctrina y la jurisprudencia histórica sobre el tema entrarían en jaque.

Hay otra discusión no menor a la hora de analizar la perspectiva de supervivencia política de un partido que el año que viene quiere lograr la reelección en tres de los distritos más importantes de la Argentina: ¿hasta qué punto está dispuesto a castigar los bolsillos de las personas que transformaron a Macri en Presidente? Inflación, devaluación, aumentos de tarifas, suba del transporte público y actualización del ABL en Capital Federal -por citar algunas de las novedades de las últimas semanas- plantean un escenario complejo para la clase media. Y si de tanto tirar, la soga se corta, no habrá 2019 que salve a Cambiemos.
INFOBAE

Lunes, Diciembre 10, 2018
Campeon de Ciclismo Guillermo Enriquez

Gobierno de corrientes

LOTERIA SORTEOS

Alternative flash content

Requirements

Alternative flash content

Requirements

incone

COMPLEJO TURISTICO LA MARTA
Campeon de Boxeo Mauricio Pezzelato

Alternative flash content

Requirements

Alternative flash content

Requirements