El referente lanzará un frente que se referenciará en la ex presidenta.

PABLO IBÁÑEZ

La yegua se llama Malena y fue la celestina del "enlace" político entre Cristina Kirchner y Juan Grabois, el dirigente social que el martes fue detenido por la Policía de la Ciudad.

El 19 de septiembre de 2017, de campaña, la ex presidenta visitó Berazategui y posó junto al animal que, como otros, habían sido recuperados.

"Esta divina es una yegua rescatada de los carritos de la calle" tuiteó @CFKArgentina y despertó el enojo de Grabois que choca con los proteccionistas porque le quitan a los cartoneros los animales que son usados para la recolección.

A Cristina le contaron de la queja, lo llamó y tuvieron una charla picante: ella le reprochó que "negociaba" con Carolina Stanley; él cuestionó los programa sociales de su gobierno a cargo de Alicia Kirchner, de quien es muy crítico.

Fundador del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), Grabois orbitó el Movimiento Evita de Emilio Pérsico. Como cuestionaba la gestión K, su tarea solo era social y no se involucraba en la militancia partidaria, contó Pérsico.

Estaba, desde antes, cerca de Jorge Bergoglio que siendo Papa lo nombró asesor ad honorem del Consejo Pontificio. La terminal en el Vaticano es, para Cristina, un plus que cotiza a precio oro.

Aquella conversación contrariada fue el principio de un vínculo que es cada vez más sólido. Desde entonces, la senadora y Grabois hablan seguido y es habitual que el dirigente la visite en el Instituto Patria. Sin intermediarios.

La empatía política se visibilizó el 13 de agosto cuando Grabois, junto al ex embajador argentino en el Vaticano, Eduardo Valdés, acompañaron a la ex presidenta a Comodoro Py, adonde fue citada por Claudio Bonadio. Volvió a hacerlo el 3 de septiembre y el martes pasado por la mañana; a la tarde, fue detenido.

Su presencia en Tribunales sembró una controversia en la CTEP, el Evita y Barrios de Pie, que junto a la CCC conforman "Los Cayetanos", el scrum de movimientos con más volumen y poder político. A coro, pidieron a Grabois que aclare que su presencia fue personal.

En octubre, el dirigente hará un movimiento más osado: junto a otros referentes lanzará el Frente Patria Grande, espacio que tomará como referencia a Cristina Kirchner.

¿Será candidato? Grabois jura que no, que quiere contribuir con un "frente patriótico" que derrote a Mauricio Macri. Algunos lo imaginan con la intención de incidir en el diseño de las políticas sociales del gobierno que, desea, suceda a Macri. ¿Un ministro de Desarrollo Social francisquista?

¿A quién quiere como postulante? A Cristina. Grabois cree que con la foto de hoy, la ex presidenta es la figura con más resto para derrotar a Macri. Si no es candidata, será la "gran electora".

Completa un giro que va a contramarcha de lo hecho por otros dirigentes. Mientras algunos funcionarios, militantes o espacios K dejaron de serlo -el Evita, Florencio Randazzo, Diego Bossio, entre otros- Grabois recorre, contraola, el camino inverso: no fue K en tiempos K pero ahora incursiona en la política con Cristina como guía.

Andrés “Cuervo” Larroque se despegó de la causa de los cuadernos y denunció que quieren “proscribir” a Cristina Kirchner
La semana pasada, la ex presidenta recibió a Cecilia Merchán, legisladora del Parlasur, y el dirigente Itai Hagman, dos armadores del Frente Patria Grande que impulsa Grabois. Estaba Jorge Taiana, ex canciller, que despliega su diplomacia con otro fin: que Cristina escuche otras voces, versiones del mundo ajenas al micromundo K.
CLARIN

 


0
0
0
s2smodern
powered by social2s
ROBERTO CAFERATTA UATRE GOYA

Gobierno de corrientes

Alternative flash content

Requirements

incone

lamarta

MARCELO GONZALEZ VILAS: LIBRO EL CHICO DE LAS ATOMIK JOGGER

institucional

Alternative flash content

Requirements

LA MARTA pagina web