Juicio por las narcovalijas en la embajada rusa: ¿traficantes o víctimas de un complot?

JUICIO.JPEG

Los dos acusados dijeron ser inocentes.

Como otros dos detenidos en Rusia, afirmaron que fueron engañados. La defensa apunta a una interna diplomática y un pase de facturas.

Virginia Messi

"Estoy viviendo un calvario. En los últimos tres años vi a mis tres hijas no más de cinco veces. Les hablo por teléfono todas las noches y me preguntan: '¿cuando volvés, papá?'". Apelando a la emoción, más que a las pruebas en su contra, el ex policía de la Ciudad Iván Blizniouk (38) declaró este jueves ante los jueces del Tribunal Oral Federal N° 4, vía Zoom.

Blizniouk está siendo juzgado como parte de una banda internacional que intentó enviar 12 valijas con 386 kilos de cocaína a la Federación Rusa usando canales diplomáticos. El caso tiene un juicio gemelo en el país europeo, con cuatro acusados, debate del que se sabe poco y nada.

En el primer dia de juicio oral del caso en la Argentina, Iván habló poco, (no más de 10 minutos), contó que está estudiando Derecho en la cárcel de Marcos Paz, se declaró inocente y se negó a contestar preguntas. "Voy a esperar a que el fiscal muestre las pruebas en mi contra", explicó luego de una breve consulta con sus abogados Liliana Borysiuk y Federico Paruolo.

El ex suboficial inspector fue mucho más cauto que su amigo Alexander Chikalo (40), quien está en el juicio como "coautor", señalado como la persona que acondicionó la droga en las valijas encontradas en diciembre de 2016 en una escuela anexa a la embajada de la Federación Rusa en Argentina.

Chikalo -representado por el abogado Osvaldo Miranda- negó haber visto en alguna oportunidad las valijas secuestradas y, al igual que su amigo Iván (con quien comparten la doble nacionalidad argentino-rusa), proclamó su inocencia.

Pero, a diferencia de Blizniouk, este mecánico dedicado durante años a la marina mercante quiso contar su versión con lujo de detalles. E incluso contestó todas y cada una de las preguntas que le hizo el fiscal Abel Córdoba sobre una serie de escuchas en las que aparece muy comprometido.
El ex prefecto y ex subinspector de la Policía de la Ciudad Iván Blizniouk (38), juzgado por el Tribunal Oral Federal N° 4 por el caso de las narcovalijas en la embajada rusa.

El ex prefecto y ex subinspector de la Policía de la Ciudad Iván Blizniouk (38), juzgado por el Tribunal Oral Federal N° 4 por el caso de las narcovalijas en la embajada rusa.

El testimonio de Chikalo fue bastante detallado. Recordó cómo conoció a Blizniouk en la comunidad ruso-argentina y también declaró cómo fueron los vínculos de ambos con Andrey Kovalchuk ( 52), cerebro de la operación y detenido actualmente en Rusia, al igual que el ex contador de la embajada Ali Abyanov (50), Ishtimir Khudzhamov ( 31) y Vladimir Kalmycov.

Estos dos últimos fueron quienes aparecieron en el aeropuerto de Moscú a retirar las valijas en las que la Gendarmería había colocado harina para hacer la entrega controlada.

En Rusia, Khudzhamov aseguró que él creía que estaba participando como financista de un contrabando de café Kopi Luwak (el más caro del mundo), un negocio que tenía compradores belgas y por el que Kovalchuk le había prometido una ganancia de 70.000 euros.

En su declaración indagatoria de este jueves ante los jueces Jorge Gorini, Ricardo Basílico y Néstor Costabel, Chikalo planteó un panorama similar: no negó su interés por hacer negocios con el "misterioso señor K" -como los medios bautizaron a Kovalchuk-, pero aseguró que él creyó siempre que se estaba hablando de vinos de alta gama argentinos, tapados de piel, trigo y carne.

"Una vez le pregunté a Kovalchuk si convenía tanto llevar a Rusia esas cosas, teniendo en cuenta el costo de pasajes y demás. Él me dijo que 'la Patria' le pagaba el envío", contestó Chikalo cuando el fiscal le preguntó sobre su rol en los negocios que Kovalchuk hacía en la Argentina.

"Cuando en octubre de 2016 Iván me contó que Kovalchuk le había pedido sacar del país algo sin pasar por la Aduana me pareció muy peligroso, tuve miedo. También me extrañó. Le dije a Iván que no tuviéramos más relación con él. Traté de asustar a Iván. Le dije: 'Puede ser cualquier cosa, puede ser un escándalo a escala mundial", aseguró Chikalo.
¿Vende humo?

La historia que relató el mecánico pinta a un Andrey Kovalchuk muy similar al que describieron los dos rusos detenidos en el aeropuerto de Moscú: un hombre que alardeaba de sus influencias y alternaba versiones en las que se presentaba como diplomático o como representante de empresas interesadas en comercializar mercaderías de lujo, ya sea café, habanos, piedras semi preciosas o coñac.

"Él siempre hablaba de negocios, de contactos y nunca mostró un papel, un documento que avalara lo que decía. Cuando íbamos a cenar o nos reuníamos en un cafe, teníamos que pagar nosotros. Iván me contó que una vez apareció en un taxi y lo tuvo que pagar él", declaró Chikalo.

¿El Misterioso Señor K era en realidad un 'vende humo'? Y, de ser así, ¿cómo un chanta de semejante magnitud llegó a tener una línea para intentar contrabandear casi 400 kilos de cocaína a Rusia, donde el kilo cuesta unos 100.000 euros? Si no tenía un peso ¿cómo hizo para llegar a Buenos Aires en un avión privado?

Los que intentan contestar estas pregunta sostienen que la droga -cuyo origen aun es un misterio- quedó varada en la embajada luego de un cambio de staff y que todo saltó por un pase de facturas interno entre diplomáticos.

Sea esto cierto o no, hay muchos puntos a develar. Para empezar, qué pasó entre el 8 de diciembre de 2016 (cuando los rusos dicen que el servicio secreto encontró la droga en la embajada) y el 14 de diciembre, día en el que el embajador llama a la entonces ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, para hacer la denuncia.

Además, no hay nadie que haya trabajado en este caso y no se pregunte aun por qué los rusos lo hicieron público pudiendo resolver la cuestión puertas para adentro.

Más dudas.

Que el contador de la embajada Ali Abyanov (50), hoy preso en Rusia, fuera jubilado unos meses antes, en agosto de 2016, ¿tuvo algo que ver en el descubrimiento de la droga? Un detalle: el mismo Abyanov declaró en su país que había cobrado coimas de Kovalchuk para mandarle valijas por correo diplomático en años anteriores.

La última.

¿El suicidio de Piotr Polchikov -responsable del Departamento América Latina de la Cancillería rusa-, ocurrido tres semanas después del descubrimiento de la droga, tuvo algo que ver con los 400 kilos de cocaína?
CLARIN

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s

Pinturería Norte

© 2017 - 2021 Todos los Derechos Reservados - Diseño: IN-CO-NE